Ciencia y Tecnología

Innovadora ‘app’ creada por adolescentes chilenas que reduce el gasto eléctrico

Las jóvenes chilenas Renata Sánchez, Victoria Vilches, Pía Sobarzo, Catalina Prado y Camila Ortiz fueron reconocidas con el Climate Prize en el evento Technovation Girls Challenge, uno de los cinco concursos más importantes de tecnología a nivel mundial, tras crear Owatt’, una aplicación que busca reducir el consumo eléctrico de los hogares.

«Inicialmente queríamos hacer una aplicación para combatir los incendios accidentales que hay por los cortocircuitos. Luego fuimos descartando ideas y llegamos a la conclusión que era mejor centrarnos en el consumo que existe», contó Renata Sánchez respectó a cómo llegaron a la idea de realizar Owatt.

Renata tiene 17 años y cursa el tercer nivel de enseñanza media. La joven explicó que ingresó al curso BootCamp de verano, puesto que no tenía nada que hacer durante dos semanas y pensó que el curso le serviría para prepararse para estudiar la carrera de ingeniería.

El BootCamp de verano es un curso impartido por la Fundación Technovation Girls Chile durante 2022. En las clases, que durante dos semanas se realizaron en las aulas de la en la Universidad Técnica Federico Santa María, docentes, voluntarios y expertos en tecnología enseñaron programación a niñas y adolescentes para que puedan desarrollar una idea propia y ayudar a sus comunidades.

La aplicación, que ya había sido destacada en la final nacional de Technovation Girls Chile con el primer lugar en categoría sénior, participó en el Challenge Internacional de Technovation Global junto a más de 1.800 apps de 120 países, obteniendo el primer puesto, al tratarse de una ayuda real e innovadora aplicable en todo el mundo.
El Climate Prize es un premio especial que cada año, Technovation Girls Global otorga a un equipo destacado y cuenta con el apoyo de HSBC, empresa mundial de servicios bancarios y financieros.

Este año Climate Prize seleccionó a solo tres equipos de todo el mundo basado en tres criterios:
Abordar claramente un problema local específico relacionado con el cambio climático.
Mantener un argumento claro para impulsar un cambio de comportamiento real que ayude a los usuarios a tomar decisiones informadas.
Emprender acciones concretas para mitigar el cambio climático, y que la aplicación vaya más allá de simplemente crear conciencia.

Todos estos factores fueron desarrollados en Owatt. La app busca que las personas puedan ser conscientes del consumo que tienen en energía eléctrica, también ayuda al ahorro de esta, entregando tips e ideas que finalmente nos hagan consumir menos.

Renata contó que uno de los principales desafíos para crear Owatt fue que ninguna persona del grupo se conocía hasta antes de comenzar el BootCamp de verano.

«Comenzamos a trabajar, a ponernos de acuerdo y también conocernos mientras desarrollamos Owatt. En realidad fue súper entretenido, fue motivador conocer a la gente de esa manera y son personas con los mismos intereses que uno entonces es fácil, como conectar», dijo Sánchez.

Así mismo, la joven explicó que otro desafío que debieron sortear fue el tiempo, ya que tuvieron solo dos semanas para crear la aplicación, el plan de negocios y todo lo que le habían solicitado desde el BootCamp de verano impartido por la Fundación Technovation Girls.

Así mismo, la jovén enfatizó que uno de los principales desafíos era crear una aplicación que ayudara en la protección y el cuidado del medioambiente.

«Siempre nos dicen que debemos ocupar energías más renovables o sustentables, pero queda ahí, no pasa nada y en realidad no te dicen qué es o cómo ahorrar», dijo Sánchez.

«Por ejemplo, yo me voy a conectar con mi vecina y competimos a ver cuál de las dos casas ahorra más energía y la que logra un mayor ahorro va desbloqueando nuevos personajes, nuevos premios. Y como los premios están descuentos para pagar la luz», agregó.,

Sanchéz explicó a la agencia Sputnik que tras crear la aplicación, las llamaron para participar de la final nacional. Así mismo, recalcó que se encontraban muy contentas, sobre todo cuando obtuvieron el primer lugar.

Luego, participaron en el concurso Climate Prize, obteniendo también el primer lugar. «Estábamos todas muy felices y al mismo tiempo quedamos en shock. Gritamos y nos empezamos a reír. Fue de verdad, así como en las películas cuando te muestran a alguien feliz, pero literalmente éramos nosotras», contó Sánchez con alegría.

Finalmente, Sanchéz comentó que le encantaría que la aplicación pudiera ser compartida en la comunidad, puesto que «sería un aporte de verdad al medioambiente. Sería muy lindo que estuviera disponible para que las personas pudieran descargarla».

Noticias Relacionadas