Opinión

El 4% debe ser intocable

Por: Ramón Tejeda Read

Con un 13% de presión tributaria no es posible el 4% del PIB para educación. Lo sostienen eminentes economistas y no hay que dudarlo. Todos los gobiernos—hasta 2012—lo creyeron.

En 2013 esa historia empezó a escribirse de otra manera. Llegamos al 3.5% en Educación. Ese año también empezó el 911 y se inició un histórico Plan Nacional de Alfabetización, el plan de construcción de las Estancias Infantiles más modernas que hayamos tenido, pensadas para niños de 0 a 5 años, también por primera vez, y otro indispensable y ambicioso de construcción de casi 30 mil nuevas aulas para instaurar la jornada escolar de ocho horas a nivel nacional.

Lo imposible se hacía posible. ¡Casi con la misma presión tributaria! Importante es la presión del pueblo decidido a conquistar sus derechos.

Hoy al gobierno le sobra dinero y a los pobres les faltan aulas. No es bueno gobernar para cierta presión empresarial. Empresitas y empresotas, compañeritos y compañerotes buscando su cuota del botín. La última estafa a Educación: más de 100 millones en licitación de butacas, ¡dice el Ministerio!

Prominente representante del sector privado, el ministro ve allí solución a estudiantes sin cupo. 500 dólares del dinero público para centros privados por alumno. ¡Pensado en dólares y todo!

El Pacto Fiscal lo impidió el PRM opositor. Desde las gradas, muchos celebraron. No hay tal “responsabilidad social empresarial”.Las fortunas en paraísos fiscales lo demuestran. Evadiendo impuestos, ¡hasta el Presidente!

Pero “la lluvia no daña mi fiesta”, dice el merengue. La presión tributaria es importante. La misión, visión y determinación lo son más.El 4% para Educación debe ser intocable. La incompetencia y la malversación, castigadas.

Noticias Relacionadas