Medio Ambiente

En 2023 se han batido récords climáticos y ocurrido fenómenos meteorológicos extremos que dejan un rastro de devastación y desesperación, apuntó hoy la Organización Meteorológica Mundial (OMM).
En la versión provisional del informe de la OMM sobre el estado del clima mundial se confirma que 2023 va camino de ser el año más cálido jamás registrado.
Los datos recabados hasta finales de octubre muestran que el año en curso se situó aproximadamente 1,40 grados Celsius, con un margen de incertidumbre de más menos 12 grados por encima del valor de referencia representativo de la era preindustrial (1850-1900).
La primera versión del documento de la agencia meteorológica se publicó para fundamentar las negociaciones de la COP28 en Dubái, Emiratos Árbes Unidos.
En ella se combinan los aportes de los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales, los Centros Regionales sobre el Clima, los asociados de las Naciones Unidas y destacados científicos especializados en el tema.
Al comparar 2023 con 2016 y 2020, los años más cálidos hasta la fecha, la diferencia es tan importante que, con toda probabilidad, los valores que se registrarán en los dos últimos meses del año no repercutirán en la clasificación, según la OMM.
Los últimos nueve años, de 2015 a 2023, son los más cálidos de los que se tiene constancia, además es probable que el efecto de calentamiento del actual episodio de El Niño intensifique más el calor en 2024.
Esto se debe a que las consecuencias de este fenómeno en las temperaturas mundiales suelen ser más importantes después que alcance su punto álgido.
Las concentraciones de gases de efecto invernadero también baten todos los récords, por lo que las temperaturas mundiales registran máximos históricos, refiere el estudio.
La subida del nivel del mar no tiene precedentes y la extensión del hielo marino de la Antártida nunca antes fue tan baja, afirmó el secretario general de la OMM, Petteri Taalas.
Dicha sucesión de frases es una cacofonía ensordecedora, pero no son meras estadísticas, ya que se corre el riesgo de perder la oportunidad de salvar los glaciares y frenar el incremento del nivel del mar. No podemos volver al clima del siglo XX, debemos actuar ahora para limitar los peligros de un clima cada vez más inhóspito en este y en los venideros siglos, declaró.
«Los fenómenos meteorológicos extremos destruyen vidas y medios de subsistencia a diario. Por tanto, es preciso velar por que todo el mundo esté protegido mediante servicios de alerta temprana», explicó.
Agregó que los niveles de dióxido de carbono (CO2), un gas que retiene el calor en la atmósfera, son un 50 por ciento superiores a los de la era preindustrial y a raíz de su prolongado período de vida, las temperaturas subirán durante muchos años.
También significó que la tasa de incremento del nivel del mar entre 2013 y 2022 es más del doble que la registrada durante el primer decenio de la era satelital (1993-2002), a causa del continuo calentamiento de los océanos y la fusión de glaciares y mantos de hielo.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas