Internacionales

El secretario general de la ONU, António Guterres, insistió hoy en un alto al fuego definitivo para Gaza ante el Consejo de Seguridad tras invocar por primera vez el Artículo 99 de la Carta de las Naciones Unidas.
La población civil en el enclave «está mirando al abismo», advirtió el alto representante al pedir a la comunidad internacional hacer todo lo posible para poner fin a su terrible experiencia.

Guterres instó al órgano de seguridad a no escatimar esfuerzos para impulsar el cese de las tensiones, la protección de los civiles y la entrega urgente de ayuda para salvar vidas.

La solución de dos estados, agregó, es vital para los israelíes, los palestinos y para la paz y la seguridad internacionales.

El máximo responsable de la ONU condenó nuevamente los ataques de Hamas que dieron inicio a las hostilidades en curso, aunque consideró injustificada la respuesta de Israel.

“Si bien el lanzamiento indiscriminado de cohetes por parte de Hamas contra Israel y el uso de civiles como escudos humanos contravienen las leyes de la guerra, tal conducta no absuelve a Israel de sus propias violaciones”, dijo.

A juicio de Guterres, en Gaza existe claramente un alto riesgo de agravar las amenazas existentes al mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, lo que motivó el uso del Artículo 99 de la Carta de la ONU.

Ese recurso, rara vez empleado, permite al secretario general llamar la atención del Consejo de Seguridad sobre cualquier asunto que, en su opinión, pueda amenazar el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales.

Por su parte, el embajador palestino ante la ONU, Riyad Mansour, lamentó el impacto de los ataques de Israel y dijo que el bombardeo «puso todos los impedimentos posibles a la ayuda y el acceso humanitarios».

Si alguien dice que está en contra de la destrucción y el desplazamiento del pueblo palestino, tiene que estar a favor de un alto el fuego inmediato, agregó el diplomático.

Negar un alto al fuego, niega lo único que puede poner fin a los crímenes de guerra, los crímenes contra la humanidad y el genocidio.

«Así es como Israel está llevando a cabo la guerra, a través de atrocidades”, enfatizó Mansour.

Para muchos habitantes de Gaza, su mundo entero es demolido sistemáticamente ante sus ojos, dijo en tanto Mohamed Issa Abushahab, embajador y representante permanente adjunto de los Emiratos Árabes Unidos.

El Consejo de Seguridad debe actuar ante la crisis cuando llega muy poca ayuda y los trabajadores humanitarios no pueden entregarla por temor a ser asesinados.

El diplomático emiratí recordó que, a pesar de la reciente pausa temporal, la violencia y el peligro para los civiles no han disminuido.

«De hecho, este conflicto ha pasado ahora a una fase nueva y más peligrosa», añadió en referencia al asedio de Khan Yunis y otras partes en el sur de Gaza.

La esperada sesión se reanudará esta tarde para analizar un proyecto de resolución sobre la crisis presentada por Emiratos Árabes Unidos y elaborado por el Grupo Árabe.

El texto, aún en negociaciones, plantea la necesidad urgente de liberar a todos los rehenes y un alto al fuego, una cuestión fundamental que aún no reúne el consenso de los 15 estados miembros del máximo órgano de seguridad de la ONU.

Durante los debates, representantes de China, Rusia, Emiratos Árabes Unidos, Ecuador y otros apoyaron el borrador mientras que Estados Unidos desestimó su respaldo para un alto al fuego.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas