Internacionales

El papa Francisco lamentó hoy el agravamiento de los conflictos y de la inseguridad mundial, al referirse al fin de la tregua en la Franja de Gaza y al atentado terrorista ocurrido esta mañana en Filipinas.

En sus palabras ante los fieles y peregrinos reunidos este domingo en la Plaza de San Pedro, pronunciadas en horas del mediodía luego del rezo del Ángelus, el Papa expresó vía conexión desde la Capilla de la Casa Santa Marta, que “en Israel y Palestina la situación es grave”, pues la ruptura de la tregua “significa muerte, destrucción, miseria”.

En esa ceremonia, en la que debido a la influenza que padece la reflexión introductoria y las palabras que siguen a la oración mariana fueron leídas por el monseñor Paolo Braida, el Sumo Pontífice señaló que “en Gaza hay mucho sufrimiento, hay una falta de necesidades básicas”

El Obispo de Roma reafirmó su esperanza de “que todos los implicados puedan alcanzar un nuevo acuerdo de alto el fuego lo antes posible y encontrar soluciones distintas a las armas, intentando seguir caminos valientes hacia la paz”

Tras el fin de la tregua el 1 de diciembre, más de 200 palestinos, la mayoría mujeres y niños, perdieron la vida por las incursiones del Ejército israelí, quienes se sumaron a los más de 15 mil que murieron y los 40 mil que resultaron heridos en ese enclave costero, donde viven alrededor de 2,3 millones de personas.

En otra parte de sus palabras, posteriores al rezo, Francisco se refirió al acto terrorista que tuvo lugar este domingo durante una misa en un gimnasio de la Universidad de Mindanao, en la sureña ciudad de Marawi, Filipinas, que causó la muerte de cuatro personas y heridas a otras 42.

“Estoy cerca de las familias, de la gente de Mindanao que ya ha sufrido tanto”, dijo el Obispo de Roma en relación con las graves consecuencias de esa acción que fue reivindicada por el grupo extremista Estado Islámico.

Francisco también hizo alusión a la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP28) que sesiona en Dubai, Emiratos Árabes Unidos, a la cual le fue imposible asistir por razones de salud, y aseguró que “desde la distancia, sigo con gran atención los trabajos” que allí se desarrollan.

“Renuevo mi llamado a responder al cambio climático con cambios políticos concretos: escapemos de las limitaciones del particularismo y el nacionalismo, patrones del pasado, y adoptemos una visión común, comprometiéndonos todos ahora, sin demora, a una necesaria conversión ecológica global”, apuntó.

Finalmente recordó la celebración en esta jornada del Día Internacional de las Personas con Discapacidad y planteó que “acoger e incluir a quienes viven esta condición ayuda a toda la sociedad a ser más humana”, tras lo cual resaltó la importancia de valorar a cada persona con sus cualidades y capacidades, sin excluir a nadie.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas