Economía

La crisis migratoria en Latinoamérica y el Caribe podría recrudecer ante los desastres, la degradación ambiental, la pérdida de medios de vida y los impactos del cambio climático, alertó hoy una institución financiera.
Solo en 2021 fueron registrados más de 1,6 millones de nuevos desplazamientos por desastres y los análisis menos optimistas estimaron que para 2050 la región podría tener 17 millones de migrantes climáticos, expuso el CAF-Banco de desarrollo de América Latina y el Caribe.
Mediante su página web, el organismo lamentó los crecientes flujos migratorios forzados en zonas como el Darién y abogó por soluciones para evitar la amplificación de la desigualdad y la pobreza.
Los fenómenos climáticos y geofísicos causaron, además, 312 mil muertes y afectaron directamente a más de 277 millones de personas durante el período de 1998-2000, agregó la fuente, siguiendo datos de la Organización Meteorológica Mundial.
Este parte del mundo requiere flujos migratorios ordenados, seguros y que contribuyan al crecimiento económico, consideró el CAF, cuya nota informativa destacó el debate del tema en la cumbre climática de la COP28.
En el evento participó el fotógrafo y periodista Federico Ríos, cuyo trabajo capturó los rostros de los migrantes del Darién, detalló el comunicado.
Antes de 2021, aproximadamente 10 mil personas al año se aventuraban en la travesía por la demarcación selvática y, cerrando 2023, la cifra por el Darién asciende a cerca de 500 mil; «es una progresión dramática», apuntó el texto.
No obstante, «hasta el momento la mayoría de la movilidad climática es interna, se desarrolla dentro de los países. En particular de zonas rurales a las zonas urbanas, y allí es donde efectivamente las ciudades juegan un papel fundamental», juzgó el especialista Pablo Escribano.
En opinión del CAF, los países deberían avanzar en la construcción de infraestructura resiliente, mejorar gestión de los recursos naturales y la promoción de prácticas agrícolas sostenibles para encarar el fenómeno.
También. aconsejó, pueden desarrollar políticas migratorias que garanticen el acceso a los derechos y servicios básicos, como la educación, la salud y la protección contra la violencia y la discriminación.
Además, la cooperación internacional es clave para desarrollar soluciones que sean beneficiosas para todos, lo que incluye la coordinación de las políticas migratorias, la asistencia a los países de origen y el apoyo a las personas migrantes, sintetizó el CAF.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas