Medio Ambiente

Naciones Unidas celebra hoy el Día Internacional de la Energía Limpia, proclamado por la Asamblea General de la ONU para conmemorar la fundación en 2009 de la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena).

Al crear la fecha, la ONU destaca la importancia de que el mundo se dirija a sistemas energéticos más modernos, asequibles y sostenibles que ayuden a conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 mediante la transición energética global hacia las llamadas energías limpias.

Las energías renovables, limpias o verdes son aquellas que se obtienen de recursos naturales inagotables como la luz solar o que se regeneran de forma constante en un período de tiempo corto.

Dichas fuentes no generan emisiones de gases de efecto invernadero ni contaminantes atmosféricos dañinos, contribuyendo así a reducir el impacto ambiental y el cambio climático.

Entre las energías limpias destacan la fotovoltaica, obtenida a través de paneles solares que convierten la luz solar en electricidad.

Igualmente, la eólica producida por la fuerza del viento mediante turbinas que generan electricidad, y la hidroeléctrica, que es generada a partir de la fuerza del agua en movimiento, mediante represas o embalses.

Asimismo, la geotérmica extraída del calor interno de la Tierra, aprovechando el calor natural bajo la superficie terrestre para generar electricidad o calefacción.

Tambièn, la proveniente de la biomasa, que es derivada de la materia orgánica como residuos agrícolas, forestales o desechos orgánicos, utilizada para generar energía térmica o eléctrica.

Estas fuentes energéticas son sostenibles a largo plazo y contribuyen a reducir la dependencia de los combustibles fósiles, promoviendo un sistema energético más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas