Hablan los hechos

Por: Héctor Olivo | La autocensura espontánea o negociada en muchos de los medios de comunicación lleva al municipalista Domingo Contreras a presentar como denuncia la triste realidad del Distrito Nacional con relación al drenaje de la ciudad primada de América.

Contreras, quien es el candidato a la alcaldía del Distrito Nacional del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y la alianza Rescate RD, hizo la denuncia con mucha responsabilidad en un audiovisual.

No se trata de un spot de campaña, como lo enfocaron opinantes tratando de restar mérito a lo denunciado, en obvia defensa a la actual gestión en la alcaldía; de lo que se trata es de una exposición bastante seria, con elementos probatorios, recurriendo inclusive a metodologías de reconocidas periodistas de investigación cuyas ausencias han sido notorias en este y otros casos que involucran al Gobierno.

Domingo Contreras denunció que la actual gestión municipal que encabeza Carolina Mejía ha adjudicado a una misma compañía cuatro procesos para el mantenimiento de imbornales, colectores y pozos filtrantes, por un monto superior a los 155 millones de pesos, sin embargo, en el registro ante la Oficina Nacional de Propiedad Intelectual (ONAPI), esta empresa no se dedica a la ingeniería hidráulica, civil o ambiental, para poder gestionar el mantenimiento del drenaje pluvial del Distrito Nacional.

La empresa citada ha salido a justificar su actuación, explicando en un comunicado que están constituidos para ofrecer los servicios de aseo y limpieza profesional en interiores y exteriores, eliminación y tratamiento de desechos, limpieza y mantenimiento de imbornales, colectores y pozos filtrantes, entre otros rubros.

La aclaración deja grandes dudas en razón de lo expresado en la denuncia de Domingo Contreras, avalada por la comprobación en el terreno con las siguientes interrogantes: ¿Dónde están las actas que demuestran que en los últimos años se han hecho la cantidad de intervenciones en territorio a que estaría obligada esta compañía?, ¿dónde está el sistema de supervisión para garantizar que estos camiones den el servicio de limpieza y mantenimiento de imbornales contratado?, ¿qué auditoría externa existe frente a la ejecución del contrato?

En ese sentido, Janet Camilo, candidata a vicealcaldesa de la alianza opositora Rescate RD, considera que la alcaldesa debe rendir explicaciones sobre quién supervisó y da garantías de que el Grupo Lackey haya cumplido con los procesos de mantenimiento de los alcantarillados e imbornales, por los que le pagaron RD$155 millones.

“La alcaldesa Carolina Mejía les debe muchas explicaciones a los capitaleños, debe explicarles por qué sus casas se inundan cada vez que hay fuertes lluvias, pese a que dicha institución ha pagado por el mantenimiento del drenaje pluvial; tiene la obligación de decirnos dónde está el equipo de supervisa y garantiza en qué se invierten los recursos del Ayuntamiento y si ciertamente el Grupo Lackely cumplió con lo acordado”, expresó Camilo.

La terrible negligencia en el sistema del drenaje pluvial la han tenido que pagar los residentes en Santo Domingo en los dos últimos noviembres, que revelan que no se realizaron las acciones de prevención y mucho menos el mantenimiento que requerían las infraestructuras existentes, descuido que ha causado la muerte de 20 personas y daños irreparables a los capitaleños.

La denuncia de Domingo Contreras sobre la empresa señalada lleva consigo otra afirmación compleja: Reveló que el gobierno central le entregó 230 millones de pesos, para realizar la primera intervención de drenaje, lo que se evidencia en una certificación de existencia de fondos del ayuntamiento del Distrito Nacional, para soluciones de los sectores El Rosmil, Luperón, Los Restauradores, La Castellana, Piantini, Vega Real, Calle Arabia, Arroyo Hondo, Ensanche Naco, Kennedy con Tiradentes, Expreso Quinto Centenario, Av. San Martin, Mercado Nuevo, Corralito, Ensanche Naco y avenida John F. Kennedy, pero esas soluciones no fueron empezadas y cuya contratación no comenzó hasta el 7 de diciembre del año 2023, casi un mes después de la segunda tragedia.

Lo denunciado requiere mayor atención de los medios de comunicación y una respuesta más responsable de la administración del municipio en lugar de exhibir en costosas vallas electrónicas el bello rostro de la señora alcaldesa, de quien se sabe persigue otras posiciones electivas y no la dirección de una metrópoli en la que ha fracasado totalmente.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas