Seguridad Vial

Por: María Hernández | Impotencia es lo que crea en la ciudadanía la actitud de un grupo de personas que son capaces de cerrar una vía muy usada para echar carreras por dinero a plena luz del día y en un desafío abierto a cualquier autoridad.

Desde hace mucho tiempo, los comunitarios a nivel nacional han denunciado a través de los medios de comunicación la peligrosa actividad que es la competencia de motores no preparados para correr, como lo hacen y que dejan como resultado un número indeterminado de decesos y lesionados en cada una de esas carreras que, al parecer, no hay autoridad que pueda detenerlas.

El domingo 4 de febrero en Puerto Plata decenas de motoristas cerraron la avenida para realizar carreras clandestinas y paralizaron el tráfico en la carretera Puerto Plata-Navarrete a la altura del distrito municipal de Maimón como lo denuncian los medios alertasmundial y tráficoexpreso, sin que apareciera ninguna de las unidades del Sistema de Asistencia Vial del Ministerio de Obras Públicas ni de los agentes de la Dirección de Seguridad del tránsito y Transporte Terrestre (Digesett).

Las provincias con más denuncias de carreras de motores son la Santo Domingo, San Cristóbal, Monseñor Nouel, La Altagracia, La Vega, Hato Mayor, Monte Plata, entre otras.Dentro de las vías más utilizadas para estas carreras se encuentran la Autopista 6 de Noviembre, la Autopista Duarte, Las Américas, avenida Abraham Lincoln, la 27 de Febrero y otras

Los jóvenes que se ven implicados en carreras de motores no llegan a 25 años y no se detienen a pensar en que pueden transformar su futuro en un instante si chocan con otro o se deslizan de su propio motor por ir a una velocidad inadecuada o por calibrar su aparato hasta quedar accidentados, inevitablemente, sobre el pavimento.

Muchos jóvenes ven en los motores su primer medio de transporte, algunos desde los colmados, en labores de delivery y otros llevando pedidos de comida casa por casa, como los de Pedidos Ya y otras empresas que ofrecen esos servicios.

De acuerdo a investigaciones cada autopista de nuestro país tiene una estructura especial manejada por el Estado, a través de la dependencia que tiene que ver con la protección de todas las infraestructuras viales que debe vigilar por el cuidado de la vía y que no se interrumpa su desplazamiento ni por fenómenos naturales ni sociales.

En este caso sería que no se obstruya el tránsito porque personas a las que no les interesa su país, lo destruyan con acciones vandálicas como las carreras ilegales de motocicletas.

Según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud( OMS), de enero a octubre del 2023 fallecieron dos mil personas por accidentes de tránsito en nuestro país y de acuerdo a datos del hospital Ney Arias Lora ofrecidos al periódico Listín Diario dan el alta médica a por lo menos 36 pacientes por estos accidentes, en un solo día, y al otro día ingresan entre 28 y 32 pacientes, cantidad que ha aumentado recientemente y los pacientes tienen entre 19 y 45 años.

Hay que recordar que en nuestro país, en febrero del pasado año un joven de 18 años perdió la vida y otro resultó herido mientras se encontraban realizando una supuesta carrera de motocicletas en el tramo Los Olivares, Cabo Rojo.

Hace dos semanas 5 personas perdieron la vida en un accidente de motor en el tramo de la carretera Santiago- La Vega.

Hace tres días un joven perdió la vida y otros tres resultaron heridos mientras participaban de una supuesta carrera clandestina el sábado en la recta del Cateyen el municipio de Sánchez, provincia Samaná.

Nuestros jóvenes fallecen y se lesionan por un juego ilegal que beneficia a unos pocos y seguirá ocurriendo mientras no se modifique la Ley de Tránsito 63-17 y se someta a la justicia a los que dirigen estas carreras para que paguen por el crimen que cometen a la vista de todos, incluyendo a las autoridades a quienes desafían a pesar de que son quienes tienen el deber de evitar las peligrosas carreras de motocicletas.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas