Internacionales

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva afirmó hoy que Brasil pone las cuentas públicas en orden y llamó a invertir teniendo en cuenta su estabilidad, en medio de incertidumbres y desconfianza de sectores del mercado.
Al discursar en la apertura del Foro de Inversiones Prioridad 2024, promovido por el Instituto de la Iniciativa de Inversiones Futuras (FII), en Río de Janeiro, Lula aseguró que «Brasil tiene lo más importante para un inversionista: la estabilidad. Brasil tiene de sobra para ofrecer», remarcó.
En la llamada Cumbre Prioridad FII bajo el lema Invertir con dignidad, el gobernante intentó tranquilizar a los hombres negocios y recalcó que el gigante sudamericano ofrece estabilidad y seguridad jurídica.

«Hemos sabido navegar por la crisis de 2008 y superado el impacto de la pandemia (de Covid-19), reencontramos el camino del crecimiento. Contrariamente a las expectativas pesimistas, nuestro PIB (Producto Interno Bruto) creció un 2,5 por ciento en los últimos 12 meses», recordó.

Aseguró que el país se encamina «a ser la octava economía más grande del mundo este año. Al final del mandato, podemos volver a ser la sexta economía mundial, como lo fuimos en 2011», vaticinó.

También Lula comentó que el Gobierno viene perfeccionando «marcos legales» y «garantizando estabilidad jurídica, de la misma forma que garantizamos estabilidad social, económica y fiscal».

Insistió en que se «arregla la casa y poniendo las cuentas públicas en orden para asegurar el equilibrio fiscal».

Para el líder progresista, el aumento de la recaudación y la caída de la tasa de interés permitirán la reducción del déficit sin comprometer la capacidad de inversión pública.

Detalló que «la reforma tributaria va a hacer nuestro régimen más justo y eficiente, dejando de penalizar a los más pobres y dando más competitividad a la economía».

En su pronunciamiento, Lula no citó expresamente la invasión y depredación de las sedes de los Tres Poderes, el 8 de enero de 2023, en Brasilia, pero afirmó que las «las instituciones sobrevivieron al intento de desmonte del Estado brasileño, y la democracia prevaleció sobre el ataque de fuerzas extremistas».

Reiteró el compromiso del Gobierno de «reubicar a los pobres en el presupuesto» y señaló que «el tema de este foro es invertir en la dignidad, y esta es nuestra prioridad».

Estimó que «mucho dinero en manos de unos pocos significa hambre, enfermedad, analfabetismo y criminalidad. Pero, si muchos, por lo menos, tienen un poco, la sociedad puede mejorar de vida», razonó.

Cuando abandonó el discurso leído y habló de improviso, el fundador del Partido de los Trabajadores subrayó que «Brasil está buscando convertirse en un país emergente o en desarrollo».

últimas Noticias
Noticias Relacionadas