Opinión

El crecimiento económico de América Latina ha estado eclipsado por el despegue extraordinario de las economías del sur de Asia y Europa Central, que lograron un desarrollo económico con una mayor diversificación y con un mercado laboral más sofisticado, que a la vez les garantizó una mejora en las condiciones de vida de sus ciudadanos.
Sin embargo, en los últimos años, los cambios en la política internacional han propiciado la oportunidad de lo que se ha llamado “Latam Shoring”, refiriéndose a la idea de traer a países de la región los procesos de producción que antes estaban en Oriente. Esta tendencia está ganando impulso debido a una combinación de factores, incluyendo la proximidad geográfica, las similitudes culturales, la rentabilidad y una creciente cantidad de profesionales calificados en la región, una oportunidad que la República Dominicana debe aprovechar.
Las ventajas de proximidad geográfica y similitud cultural se explican solas. La primera asegura que las empresas puedan mantener una comunicación en tiempo real con sus equipos subcontratados, un factor crucial para actividades que requieren colaboración constante y tiempos de respuesta rápidos. La segunda, facilita la integración de los equipos en el flujo de trabajo, pero requiere del manejo del idioma, una ventaja competitiva para nuestro país que ya tiene décadas trabajado con el inglés por inmersión.
América Latina ofrece una estructura de costos competitiva que compensa el costo de la mano de obra que es más alto que en destinos tradicionales de offshoring como India y Filipinas. Esto hace que el Latam Shoring sea una solución de externalización rentable, pero de alta calidad.

Para que aprovechemos este momento, necesitamos contar con una creciente cantidad de profesionales altamente calificados, especialmente en los campos de la tecnología de la información, servicio al cliente, finanzas e ingeniería. Algunos países nos llevan amplia ventaja, como es el caso de Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México, los cuales albergan universidades e institutos técnicos de renombre que producen una corriente constante de graduados con las habilidades necesarias para las operaciones empresariales modernas.

El futuro del Latam Shoring parece prometedor a medida que más empresas reconocen las ventajas estratégicas de subcontratar a América Latina. A medida que el entorno empresarial global continúa evolucionando, los países latinoamericanos están bien posicionados para convertirse en actores clave en la industria de la externalización, ofreciendo una combinación única de ahorro de costos, calidad y conveniencia.

A medida que las empresas continúan buscando soluciones innovadoras para optimizar sus operaciones, América Latina destaca como un destino atractivo para externalizar diversos procesos empresariales, prometiendo un futuro brillante para el Latam Shoring.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas