Hablan los hechos

Por Edgar Morales

Pobre asistencia ciudadana, buen papel de aspirantes independientes y críticas a la organización del evento, dejaron las elecciones primarias para escoger candidatos a alcaldes en 60 comunas y a gobernadores en dos regiones de Chile.

La jornada del 9 de junio se caracterizó por el escaso interés de la población en asistir a las mesas receptoras de votos, donde sufragó apenas el 6,19 por ciento de los cuatro millones 844 mil 660 ciudadanos convocados.

Significa esto que la gran mayoría decidió permanecer en casa o dedicarse a otras actividades, lo cual no debe pasar desapercibido para las autoridades y los dirigentes de los partidos políticos.

Para la fundadora del instituto de estudios Latinobarómetro, Marta Lagos, es inconcebible que en las comunas de La Florida y Puente Alto, las dos más grandes del país, con 300 mil y 360 mil votantes, respectivamente, los candidatos resultaran escogidos con dos mil 500 o cinco mil papeletas.

Las primarias tienen una gran importancia, señaló, porque evitan que los aspirantes a cargos públicos sean designados a dedo, sin embargo, para cumplir su papel se necesita información, competencia e igualdad de financiamiento, y estos comicios no tuvieron nada de eso.

Desde este punto de vista, fueron la institucionalidad y el sistema de partidos políticos los primeros grandes perdedores de la jornada.

Entre algunas de las causas de este fenómeno figura que, a diferencia de otros eventos electorales, la asistencia a las primarias no es obligatoria. También influye que desde 2019 ocurrieron cada año diversas convocatorias, lo cual genera cansancio o apatía entre la población.

En la consulta participaron dos grandes coaliciones, la denominada Chile Vamos, formada por las agrupaciones conservadoras Renovación Nacional, Unión Demócrata Independiente (UDI) y Evopoli, más 30 candidatos independientes.

La otra, llamada Contigo Chile Mejor, la integraron la Democracia Cristiana, los partidos Por la Democracia, Socialista, Comunista, Radical, Liberal, Revolución Democrática, Federación Regionalista Verde Social, Convergencia Social, Acción Humanista y Comunes, junto a 40 aspirantes que no pertenecían a ninguno de ellos.

Fuera de las alianzas compitió el Partido Social Cristiano, con dos candidatos.

Cuando se analizan los datos oficiales publicados por el Servicio Electoral (Servel), llama poderosamente la atención que en ambos grandes bloques, los independientes obtuvieron muchos más votos que los candidatos de los partidos políticos.

Por ejemplo, en Chile Vamos el partido más votado fue Renovación Nacional (22,868), seguido por la UDI (17,746), pero los candidatos sin afiliación totalizaron la cifra de 66 mil 374 sufragios.

Con menor contundencia ocurrió lo mismo en la otra coalición, lo que significa un punto para meditar acerca de la real influencia ejercida en la actualidad por las organizaciones partidistas sobre la población chilena.

En declaraciones a Radio y Diario Universidad de Chile, el experto se refirió a la situación de la Democracia Cristiana, a la cual calificó como la gran perdedora de las primarias, con 22 mil 847 votos, el 13,58 por ciento del bloque donde participó.

Además, de 19 aspirantes que presentó solo ganaron tres y quedó fuera en la comuna de Peñalolén, uno de sus principales bastiones durante las últimas décadas.

Más incisiva en este tema fue Marta Lagos al asegurar que la Democracia Cristiana chilena es un partido en extinción y demostró una vez más su debilidad.

Perdieron Peñalolén, donde gobernaban desde hace 20 años, porque no pudieron ponerse de acuerdo respecto a quién era su candidato, apuntó la analista.

En el grupo Contigo Chile Mejor, después de los independientes el más posicionado fue el Partido Socialista, con la victoria de 10 de sus 23 propuestas.

También en ese pacto el Partido Comunista de Chile (PCCh) consiguió buenos resultados, de acuerdo a las estadísticas del Servel, con cinco candidatos a alcaldías, correspondientes a las comunas de La Florida, Antofagasta, Talca, Nogales y Lebu.

La secretaria general de esa formación, Bárbara Figueroa, expresó su alegría por los resultados en estas elecciones primarias.

La Comisión Nacional Electoral del PCCh informó que se consiguió un rendimiento electoral, es decir, la relación entre elegidos y propuestos de casi el 28 por ciento, lo cual consideró positivo.

Esa instancia destacó las elevadas cifras obtenidas por Jonathan Vásquez en Nogales, Valparaíso, con 60,1 puntos porcentuales, y Nicolás Hurtado en La Florida, Región Metropolitana (59,9).

Con estos resultados el Partido Comunista llegó a 24 aspirantes a jefaturas comunales y se abre la posibilidad de superar las seis alcaldías con que cuenta ahora, señaló el diario El Siglo

Rodrigo Pérez de Arce, del Instituto de Estudios de la Sociedad, señaló que más allá de algunos triunfos esperados, como los de la derecha en Puente Alto, con Karla Rubilar, o de Macarena Fernández de Convergencia Social, en Independencia, hay varios temas para analizar.

Tras el cierre de las primarias quedó preparado el escenario para la gran cita del 27 de octubre próximo, cuando se realizarán las elecciones municipales, así como para gobernadores, consejeros regionales y concejales en todo el país.

Esas votaciones definirán el mapa político nacional, pero también servirán para tener una referencia, o reflejo aproximado, acerca del eventual comportamiento de la población en las presidenciales y legislativas de 2025.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas