Opinión

Por: Víctor Manuel Grimaldi Céspedes | Durante los primeros días del mes de diciembre de 1961 aparecieron las primeras noticias en la prensa escrita del país con detalles del involucramiento del Gobierno de los Estados Unidos en el plan que produjo la eliminación física de Rafael Trujillo y el desplazamiento del Poder de sus familiares.

Esos detalles estaban transcritos en los interrogatorios a los cuales habían sido sometidos varios de los detenidos durante las investigaciones para determinar quienes eran los participantes e involucrados en el complot que había culminado el 30 de mayo de 1961 con el asesinato del dictador.

He leído esos detalles hace tiempo en unos recortes digitales del diario El Caribe que conservo y en los cuales algunos de los participantes en el complot mencionan específicamente a Lorenzo Berry (alias Wimpy), y a las armas que Berry transfirió a los conjurados provenientes de la Embajada de los Estados Unidos.

Documentos Judiciales

Con el pasar de los años se fueron conociendo los documentos de la Fiscalía, del Juez de Instrucción y del Servicio de Inteligencia de la Fuerza Aérea Dominicana relacionados con la trama que puso fin a la vida de Trujillo, si bien los acontecimientos políticos de 1962 y 1963, además de la Guerra Civil de 1965, relegaron en la atención pública a un segundo o tercer lugar el 30 de Mayo de 1961.

El golpe de Estado al gobierno de Juan Bosch el 25 de septiembre de 1963 después de ser elegido presidente el 20 de diciembre de 1962, y las guerrillas de 1963 que culminaron con el fusilamiento en diciembre de 1963 del grupo de jóvenes encabezado por Manuel Aurelio Tavárez Justo, fueron acontecimientos que relegaron el hecho del 30 de Mayo de 1961.

Otro factor que relegaba el recuerdo del suceso de 1961 era la represión de la población por la Dictadura del Triunvirato que sustituyó al gobierno democrático presidido por Bosch, y después los años que transcurrieron a partir del gobierno que presidió Joaquín Balaguer en 1966 durante doce años corridos.

En 1975 Retorna el Recuerdo

Es a partir de 1975 que el tema del 30 de Mayo de 1961 vuelve a cobrar vigencia.

Esa vigencia es el resultado de una investigación realizada por el Senado de los Estados Unidos que demuestra con lujos de detalles el involucramiento que tuvo el gobierno de los Estados Unidos en las acciones que condujeron al derrocamiento del régimen que gobernó al país desde 1930 y a la eliminación física de su cabeza.

El Asesinato

No importa quien o quienes hayan sido los héroes y mártires dominicanos y sus familiares que tanto sufrimientos han tenido que soportar durante años y años.

No importan tantas y tantas versiones y alegatos.

En 1985 publiqué la primera edición de mi libro “Los Estados Unidos en el Derrocamiento de Trujillo”, con el informe sobre la investigación del Senado de los Estados Unidos a que aludo más arriba.

En 1999 publiqué una edición ampliada con una carta del presidente Joaquín Balaguer felicitándome por este libro y con un análisis de Juan Bosch sobre una mesa redonda que fue realizada para discutir la temática de mi libro en el Museo Nacional de Historia y Geografia. En esa mesa redonda participaron historiadores y testigos del 30 de Mayo de 1961.

Próximamente saldrá una nueva edición de mi libro que demuestra que de aquel acontecimiento histórico que constituyó la muerte de Rafael Trujillo y la desaparición de su régimen es otro héroe el Gobierno de los Estados Unidos, como lo prueban los documentos y lo revela el embajador Joseph Farland en una entrevista que reposa en los Archivos Nacionales de los Estados Unidos y que acaba de reseñar el historiador José del Castillo en Diario Libre.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas