Opinión

Por: Roberto Rodriguez Marchena | La clase media dominicana lo tiene todo y también lo debe. Casi o en buena parte. Como el país.

La integran hogares recién salidos de la pobreza hasta aquellos que se asoman a la gran fortuna. Emprendedores, grandes consumidores, gestores de lo público y de lo privado, mayores pagadores de impuestos, los hogares de clase media viven sobreendeudados.

Esos hogares de clase media cargan con cinco grandes deudas, entre propias y ajenas, que son las siguientes, comienzo con las tres que le son propias: hipoteca del apartamento, préstamo del carro y la deuda de la tarjeta de crédito.

Las dos ajenas son: la deuda pública consolidada del Estado y el subsidio al Sector Eléctrico.

La clase media es buena pagadora. No tiene de otra.

La deuda consolidada= hipoteca del apartamento +préstamo del carro + deuda por tarjeta de crédito, debe andar por los 7.1 millones de pesos, en un hogar con ingresos de 3 millones de pesos anuales.

La deuda consolidada estimada de ese hogar de clase media equivale al 230 % con relación a su PIBhogar (suma ingresos anuales), 3.6 veces la relación deuda pública consolidada versus PIBRepública Dominicana que es de 63%.

La situación económica de los hogares de clase media es muchísimo peor que la del Estado. Requiere de un rescate urgente, porque la clase media is too big to fail and decisive for market prosperity.

Ahora que se habla de reforma fiscal para hacer frente al sobreendeudamiento del país, las preguntas serían: ¿Cómo se va a repartir la carga? ¿Cuánto más pretenden cargarle a la clase media con la reforma fiscal? ¿Cuánto dinero más mensual quieren que ponga cada hogar de clase media?

¿Alguien sabe, en pesos o en dólares, de cuánto se está hablando?

últimas Noticias
Noticias Relacionadas