Hablan los hechos

Por Yosbel Bullaín

Con un llamado a la unidad y la integración regional como herramienta esencial para apartarse del tutelaje imperialista sesionó en Honduras el segundo foro social de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).
La Celac Social se realizó del 27 al 29 de junio y contó con la presencia de más de 400 organizaciones políticas y movimientos sociales de izquierda de América Latina y el Caribe como el Foro de Sao Paulo y el Grupo de Puebla, entre otros.
Temas como la libertad de expresión vs. noticias falsas, la lucha por la autodeterminación contra el colonialismo y el neocolonialismo, así como seminarios sobre mujeres y juventud, mesas temáticas sobre educación, defensa de la tierra, dignidad laboral y judicialización de la política y otros, centraron los debates.

El encuentro se realizó en el marco de la conmemoración de los 15 años del golpe de Estado al entonces presidente Manuel Zelaya y el décimo quinto aniversario del inicio de la resistencia popular hondureña.

Con la asistencia de más de 300 delegados internacionales la reunión abogó por colocar en el centro “nuestros propios procesos históricos de lucha y emancipación”.

Destacó la necesidad de configurar un programa verdadero del socialismo democrático sobre la reafirmación de la soberanía popular empoderando a las personas sobre su propio destino. Añadió que los bienes naturales no pueden estar sometidos a la lógica de los mercados y la lucha cultural es clave para la defensa de los pueblos. Aludió a la necesidad de tomar posición activa ante las amenazas de la jefa del Comando Sur de Estados Unidos, Laura Richardson, quien en varias oportunidades expresó las apetencias imperiales sobre los bienes comunes y territorios de la región.

“Decenas de bases y otras instalaciones estadounidenses aún persisten en muchos de nuestros países, el horizonte común debe ser la desmilitarización y la soberanía plena”, enfatizó.

NO A LA INJERENCIA

De acuerdo con la declaración aprobada al finalizar el cónclave, la injerencia violenta de Estados Unidos en el área, ha permanecido desde las independencias formales, la cual se formalizó con la doctrina Monroe, política vigente en la actualidad.

“En estos tiempos de decadencia de su potencia imperialista, recrudece sus modos violentos y de todo tipo sobre las organizaciones populares de la región, pero sobre todo, enfocando sus ataques en los gobiernos populares”, destacó el comunicado

Según el texto, ello se traduce en la demonización de sus referentes y liderazgos para desprestigiar esos procesos, la desestabilización y ataques a sus democracias participativas y protagónicas y el intento permanente de generar escenarios de guerras civiles y disfrazar golpes de Estado.

COMUNCACIÓN POPULAR

Como parte de las iniciativas, los delegados a la Celac Social llamaron a fortalecer canales de comunicación populares en la región y abogaron por una estrategia integral para construir sus propias agendas comunicativas.

En ese sentido, afirmaron que para garantizar la soberanía tecnológica y comunicativa, los pueblos necesitan coordinar en el continente una estrategia integral de lucha política y democrática que sume al territorio digital.

Recordaron que los golpes de Estado en América Latina no hubiesen sido posibles si no existiera el respaldo de los medios de comunicación hegemónicos, de ahí la importancia de fortalecer los canales de comunicación populares.

RESPALDO A CUBA, NICARAGUA Y VENEZUELA

El segundo foro de la Celac social también fue tribuna para exigir el fin del bloqueo económico comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba desde hace más de seis décadas, y excluir a la nación caribeña de la espuria lista de países que supuestamente patrocinan el terrorismo.

De igual modo, afirmaron que se necesita una Celac vigorosa y con capacidad de acción para exigir el levantamiento de las medidas unilaterales impuestas por Washington y sus aliados contra naciones como Venezuela y Nicaragua.

Por otro lado, instaron a dinamizar el bloque regional no como mero enunciado de que América Latina es zona de paz, sino que avance hacia más soberanía y derechos para los pueblos “a través de una agenda social distributiva, política, cultural, económica, social, sanitaria, educativa, ambiental y energética”.

APOYO A HONDURAS A 15 AÑOS DEL GOLPE

Las organizaciones políticas y movimientos sociales de izquierda de América Latina y el Caribe resaltaron el ejemplo de la resistencia hondureña a 15 años del golpe de Estado contra el entonces presidente Manuel Zelaya, y reiteraron su apoyo a la nación centroamericana.

Durante el acto por la fecha, la gobernante hondureña Xiomara Castro expresó ante los delegados de la Celac Social, que nunca descansaron hasta derrotar la narcodictadura.

Desde el instituto central Vicente Cáceres, en la capital hondureña, la jefa de Estado añadió que 12 años y siete meses de narcodictadura fueron testigos de que un pueblo organizado con resistencia es invencible.

“Es imposible olvidar que mientras los militares asaltaban nuestra vivienda y secuestraban al presidente Manuel Zelaya usando la fuerza bruta de las armas, un grupo de magistrados y diputados traidores imponían un dictador que reprimió y asesinó a nuestro pueblo y saqueó las arcas del Estado”, recordó.

La primera mujer presidenta de Honduras comentó que a través de asociaciones público privadas y privatizaciones, la narcodictadura abandonó la salud, la educación y la seguridad del pueblo.

Castro resaltó los diferentes logros alcanzados por el gobierno del socialismo democrático y señaló que están haciendo inversiones millonarias como nunca antes en la historia de Honduras.

“He detenido la privatización de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, estamos restituyendo los derechos a las clases trabajadoras, rescatando las empresas públicas y combatiendo frontalmente la criminalidad y la corrupción”, subrayó.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas