Editorial

Búsqueda de editoriales

Se han encontrado 636 editoriales

La unidad es imprescindible para superar en el PLD los retos del momento

El llamamiento de la Comisión Organizadora del X Congreso Ordinario Reinaldo Pared Pérez a los miembros, militantes y dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) a que presenten sus propuestas, ideas y sugerencias ante las comisiones temáticas y organismos correspondientes es acogido por «Vanguardia del Pueblo», que lo considera importante y oportuno en la consecución del compromiso general de todos los peledeístas: el fortalecimiento de la organización para la eficaz defensa de nuestro pueblo.

Fortalecer el gran instrumento que tiene el pueblo dominicano para la defensa de sus intereses y reivindicaciones, como lo ideó el fundador y líder histórico del PLD, profesor Juan Bosch, es el objetivo fundamental del Congreso, que quedó abierto con un ejemplar acto el domingo 7 de julio del año en curso.

Se ha hecho una convocatoria para que en todos los espacios de discusión se presenten ideas, sugerencias, motivaciones que motoricen la renovación y reconstrucción del Partido morado que utiliza una radiante estrella amarilla como símbolo.

El llamamiento ha sido acompañado de la garantía de que lo sugerido se acogerá con el espíritu democrático que ha regido al PLD desde su fundación.

Un principio fundamental peledeísta es que su vida interna está apegada al predominio de la mayoría democrática y del respeto a la minoría, lo que constituye una “condición esencial de su cohesión ideológica y metodológica para la unidad de acción”.

En la invitación de la Comisión Organizadora se reiteró, lo que ha prevalecido en el Partido, la plena facultad para sus integrantes expresarse por los canales internos, en base a normas, principios y métodos conocidos en cuyo ejercicio la disciplina constituye la guía a seguir.

La elección de las autoridades partidarias está programada para la última etapa, por lo que se debe esperar que llegue ese momento para la promoción y propuestas de aspiraciones a ocupar posiciones de dirección.

Lo que el momento recomienda a quienes están comprometidos con el PLD y siguen alineados en la defensa del pueblo es participar activamente en los debates internos, apegados al principio de la unidad partidaria, con el propósito de fortalecer la organización para superar los retos y desafíos de la actual coyuntura y los que le deparen al país los desaciertos de una gestión de gobierno que no pega una ni por error.

Por: Redacción | 14 Jul 2024 | En:  Editorial
Por el camino del fortalecimiento y la renovación

El Partido de la Liberación Dominicana ofreció en la plenaria de apertura del X Congreso Ordinario Reinaldo Pared Pérez su fortaleza y determinación, para luego de agotar un proceso crítico y autocrítico decretar una verdadera y sincera renovación.

El organizado acto realizado el domingo 7 de julio con una auténtica representación de sus dirigentes, reafirmó la disciplina y determinación para avanzar en sintonía con los diferentes sectores de la sociedad, desprotegidos ante una gestión gubernativa de improvisación y de calamidades ciudadanas.

De todos los rincones del país llegaron al escenario, preparado para el acto, mujeres y hombres comprometidos con su pueblo, quienes se han mantenido fiel a normas y principios democráticos y abrazados a los ideales de progreso, paz y bienestar que demanda el pueblo dominicano.

Discursos, salutaciones, audiovisuales y presentaciones artísticas constituyeron el contenido de un programa cuyo desarrollo confirmó que es el PLD el partido de las grandes actividades solemnes, sin contratiempo y con motivaciones que son verdaderas enseñanzas políticas.

La escuela del boschismo así lo enseñó, lo que ha permitido la organización de actos masivos impresionantes, aleccionadores, edificantes, demostrativos de la sólida formación de las peledeístas y los peledeístas.

La multitud allí reunida, constituida por verdaderos dirigentes, dejó claro el rumbo que está trazando el X Congreso con el nombre de Reinaldo Pared Pérez, un ejemplar ciudadano y dirigente fraguado por los ideales y principios del gran maestro de la política, Profesor Juan Bosch.

Las imágenes fotográficas de la dirigencia cuando pronunciaba el lema «Servir al Partido para Servir al Pueblo», y el momento en que las manos de los presentes levantaron miles de banderines morados al tiempo de que otras exhibían por lo alto estrellas amarillas, simbolizan hacia dónde va el Partido de la Liberación Dominicana.

Son las estrellas que, al igual que la de la leyenda bíblica, simbolizan el camino hacia la renovación para garantizar la reconquista de los niveles de simpatías.

El PLD está sembrado en el corazón de nuestra sociedad, de donde no lo saca nadie. Así lo indica el acto inaugural del X Congreso Ordinario Reinaldo Pared Pérez, con el que se dio inicio a los trabajos dirigidos a su renovación y fortalecimiento para la defensa del pueblo dominicano.

Por: Redacción | 08 Jul 2024 | En:  Editorial
Un amenazante Ministerio Público

Procurando disminuir la intensidad de los vientos producidos por la tormenta dejada por la publicación de un desafortunado comunicado, la titular de la Procuraduría General de la República se reunió con directores de medios de comunicación y otros directivos, que ahora llaman líderes de opinión.

Trascendió de ese encuentro que la magistrada Miriam Germán Brito explicó a los contertulios que “no es la mujer maravilla” y no se puede pretender que ella tenga todo el control del Ministerio Público.

Esta simple frase deja establecida la sorpresa que ha generado en la comunidad jurídica la publicación por la Procuraduría General de la República de un comunicado intolerante y amenazante a un derecho fundamental como lo es el de la libertad de expresión.

Al pretender defender los acuerdos de culpabilidad de imputados en casos que se ventilan en los tribunales, el Ministerio Público amenaza a los profesionales de la comunicación, quienes han denunciado los acuerdos, con adoptar “medidas cautelares para evitar que se sigan utilizando recursos para obstruir los procesos”.

Atribuyen las críticas a lo acordado con imputados a campañas que tienen todas las características de no ser financiadas con recursos de patrimonio lícito, una grave acusación.

Al día siguiente de la errática comunicación, en tono agresivo y amenazante, la procuraduría General de la República explica a un medio de comunicación que las medidas cautelares que está dispuesta a adoptar para evitar la obstrucción de la justicia se refieren exclusivamente a los imputados, no a los medios de comunicación ni a los periodistas.

El intento de desmentido complica las cosas al dejar en evidencia que el contenido de lo publicado en la víspera no fue sopesado mínimamente, tal y como lo dejó establecida la titular del Ministerio Público.

Los partidos políticos, la comunidad jurídica y el Colegio de Periodistas coinciden en ver las amenazas, con estas publicaciones, a la libertad de expresión y al libre ejercicio de la profesión del periodismo.

La soberbia ha quedado implícita en estas posiciones del mal llamado Ministerio Público Independiente, que con este y otros casos ventilados ha dejado ver el refajo, debajo de las faldas, como se decía antes.

Por: Redacción | 30 Jun 2024 | En:  Editorial
Como en los tiempos de Conchoprimo

Los medios masivos de comunicación dominicanos, evadiendo la invasión que representa el descomunal gasto de publicidad del Gobierno, han dado un paso adelante denunciando el resurgir de malestares que habían sido superados.

Impactados han quedado los lectores de dos reconocidos diarios que en su portales digitales y ediciones impresas publicaron los reportes de la ubicación de montones de basura en barrios y residenciales del Distrito Nacional.

Ha sido la población, que al decir de las reelectas autoridades les apoyaron, la que ha salido al ruedo con un llamado urgente para que los desperdicios sólidos, que es el nombre acomodado que se le da a la basura, se recojan.

Basura, con lluvias y un ardiente sol, constituyen un caldo de cultivo para la proliferación de bacterias, insectos, ratones y microrganismos productores de enfermedades.

El mal olor enrarece el aire que respiramos, una gran amenaza a la salud ciudadana y una agresión al medio ambiente.

Los improvisados vertederos de la ciudad capital también se avistan en los municipios Santo Domingo Norte, Este y Oeste, de acuerdo con los reportes periodísticos de los mismos medios que despliegan en sus portadas las noticias gubernamentales que acentúan la muy manoseada frase “nunca antes o por primera vez”.

Si a la basura agregamos los molestos apagones con facturas caras, desplome del 9-1-1, el caos en el tránsito, el alto costo de la comida y las medicinas y el regreso de los buscones en las oficinas públicas, nos hacemos con facilidad la idea de que en nuestras ciudades se vive un tormento continuo, con la consecuente desesperanza predominante en ciudadanos y ciudadanas.

Lo descrito son realidades que no se ocultan con anuncios, publicidad o invadiendo las redes sociales con notas en las que se intenta hacer ver lo que no se ve en la realidad.

Vendieron un cambio que fracasó. Están conduciendo a República Dominicana al despeñadero; el cambio de reversa nos ha llevado a los tiempos de Conchoprimo.

Por: Redacción | 24 Jun 2024 | En:  Editorial
Reforma fiscal, una cosa es con guitarra y la otra con violín

Desde el Gobierno se han orientado los dardos a la aprobación de una reforma fiscal en procura de obtener los recursos que serán utilizados para mejorar el funcionamiento de diversas áreas de las instituciones del país, como expresara el presidente de la República en su vitrina semanal desde el Palacio Nacional.

En ese encuentro con la representación de los medios de comunicación el mandatario reveló que no se cuenta con el contenido de la reforma, pero que una vez se tenga será presentado a la sociedad dominicana para su discusión y debate.

No se cuenta con el contenido de lo que sería ese nuevo marco legal, pero sí se sabe que el gobierno busca justificar incrementos en los impuestos, los que redundarían en profundizar la situación de malestar predominante en la población.

Apagones, factura eléctrica cara, altos precios de la comida, inseguridad, entre otros males, mientras se prepara un golpe de bolsón, como dicen los galleros, con un paquetazo fiscal.

Por más fórmulas que los asesores y mercadólogos quieran presentar para justificar la reforma, lo cierto es que lo primero que debe hacer el gobierno es sincerar el gasto público.

Es injustificable el aumento de impuestos con los enormes gastos superfluos del Gobierno.

Economistas, hacedores de opinión y dirigentes del PLD, con experiencia en la administración pública, están de acuerdo en que antes de presentar la reforma fiscal se debe poner en agenda la mejora del gasto público, pensar en la creación de fuentes de empleo, hacer recortes a gastos que no mejoran los servicios públicos ni la calidad de vida; trabajar el tema de la evasión fiscal y atenuar el hoyo financiero del sector eléctrico.

Son muchos los sectores que están llamando a la prudencia ante ese tema, por lo delicado del entorno local e internacional, pero dudamos de que a estos sinceros llamados se les preste atención porque para los actuales gobernantes “una cosa es con guitarra y la otra con violín”.

Por: Redacción | 18 Jun 2024 | En:  Editorial
Sobre un barril de pólvora

El mismo día que los medios masivos de comunicación, incluyendo los denominados canales sociales, daban cuenta del anuncio del Gobierno, como conclusión de un Consejo de Ministros y Directores realizado en el Palacio Nacional, de las reformas pendientes de aprobación en áreas como la seguridad social, fiscal, laboral, entre otras, se difundía la noticia del drama vivido con el enfrentamiento de la policía con los jóvenes acusados del asalto a una sucursal bancaria en la capital.

Ese asalto, tipo película o serie de televisión, se produjo tan solo diez días después de otro asalto bancario en la ciudad de Santiago de los Caballeros.

Para cerrar esos episodios, no bien se daba a conocer la muerte de dos de los implicados en el caso del Distrito Nacional se reportaba otro asalto en una casa de cambio en el municipio Santo Domingo Este.

Sin duda, una ola de violencia que incluye robos y atracos atemoriza a la sociedad, que vive una situación de pánico colectivo.

Hechos preocupantes que desde el Gobierno se tratan con frialdad porque lo que le preocupa es el diseño de la estrategia de comunicación para consensuar las amplias reformas que se proponen ejecutar al amparo del dominio de todas las instancias del Estado.

Concluidas las elecciones, la cruda realidad nos da en la cara: violencia callejera, alzas en la tarifa eléctrica, en los precios de las medicinas, la comida, el transporte de pasajeros y de carga, deterioro de los servicios, que el gobierno apuesta a minimizar con anuncios de planes y de reformas.

La distracción de la cruda realidad que se expresa en reportajes comprados, autocensura, manipulación noticiosa como producto del mayor presupuesto publicitario para acallar voces y doblegar la oposición política, está llegando a su fin. Poco a poco se va notando el despertar ciudadano.

La incapacidad del Gobierno para enfrentar los males que afectan la calidad de vida de los dominicanos empeora, y la situación no se resuelve con anuncios o estrategias mercadológicas del engaño.

Junto al pánico colectivo, la frustración se ha apoderado de la sociedad que no ve en lo inmediato una luz al final del túnel. Ante la indiferencia de un gobierno inclinado al engaño publicitario, el país se halla sobre un barril de pólvora.

Por: Redacción | 10 Jun 2024 | En:  Editorial
Una explicación necesaria

Las reservas internacionales netas del Banco Central cayeron en US$2,409.1 millones, un -14.9 %, desde su pico más alto registrado en junio de 2023, mes en el que alcanzaron los US$16,196.9 millones.

No sorprende que en una gestión gubernamental con un enorme capítulo de gastos publicitarios, apenas un solo medio periodístico saque a relucir la información, muy preocupante en nuestra economía.

«El Dinero», que es una publicación especializada en economía, hizo pública el martes 28 mayo la noticia y muy pocos comentaristas y analistas se han referido al tema. ¿Será que está funcionando la mordaza o la autocensura?

La información monetaria se complementa con el dato de que en los primeros cuatro meses de 2024 las reservas internacionales pasaron de US$14,360.3 millones, en enero, a US$13,787.8 millones al cierre de abril, lo que representa una reducción absoluta de US$572.5 millones, es decir, un 4 %.

Las reservas internacionales son los recursos financieros en divisas con los cuales cuenta un país para garantizar los pagos de los bienes y servicios que importa y el servicio de la deuda, así como para estabilizar el valor de la moneda.

Es el propio Banco Central quien dio a conocer las estadísticas que explica en su portal en internet que “Una fuerte posición de reservas internacionales funge como indicador de solidez financiera, lo que contribuye a reducir el riesgo soberano».

Para un buen entendedor eso significa que se ha ido quebrando la solidez financiera y que pudiera entrar en riesgo la estabilidad de la monedad, uno de los logros que publicitan el gobierno y sus autoridades financieras y monetarias.

En el dispendio de recursos públicos en la campaña electoral, con los que se compró a todo el que se quiso vender, la aplicación de políticas populistas y la ejecución de una política de gastos inadecuada, en todo eso, aunque no de manera exclusiva, pudiera hallarse parte de la explicación de la drástica disminución de las reservas internacionales. En términos sencillos: el Gobierno ha sido desfondado en el logro del propósito de ganar unas elecciones a cualquier precio. Las explicaciones sobre este caso las reclama el pueblo dominicano. Y ojalá esas explicaciones le lleguen a tiempo.

Por: Redacción | 03 Jun 2024 | En:  Editorial
Retomemos valores y principios

En uno de los enunciados de la Declaración de Principios del Partido de Liberación Dominicana (PLD) queda establecido que la discrepancia y el debate deben dirigirse a la cohesión y al fortalecimiento del Partido.

Se hace la precisión de que las diferencias deben manifestarse desde la lealtad, con espíritu constructivo, con respeto a las decisiones adoptadas por las instancias partidarias.

La recomendación de «Vanguardia del Pueblo» en los actuales momentos de confusión y desconcierto por los resultados electorales, nada agradables para la organización, es acudir a las normas y principios que rigen al PLD, estampados en sus Estatutos y Declaración de Principios.

El derecho ciudadano y de la membresía partidaria a la discrepancia y a la libre expresión de los miembros de la organización debe apuntar a fortalecer el proyecto colectivo, como también se establece en nuestros principios.

Nada se gana con exabruptos, reclamos mal encauzados o acciones de indisciplina en una organización en la que la disciplina ha jugado un rol trascendental.

La estrategia de los adversarios del PLD va dirigida a aminorar la fortaleza del único partido verdaderamente organizado en cada rincón de nuestro territorio, que en la actual etapa poselectoral se ha acentuado.

El Partido de la Liberación Dominicana sigue siendo el mayor sustentador del sistema de partidos del país. Y para continuar en esa condición se hace necesario retomar principios y valores que nos cohesionaron, reanudar la institucionalidad y evaluar objetivamente el desempeño partidario.

Aunque se diga que los tiempos han cambiado se hace imprescindible reemprender la crítica y la autocrítica, el centralismo democrático que dieron sentido al partido único en América, como definió a nuestra organización el líder histórico del peledeísmo, Juan Bosch.

Por: Redacción | 26 May 2024 | En:  Editorial
Preparados para una oposición responsable y de compromisos

Con los resultados preliminares de los comicios del domingo 19 de mayo concluye un proceso electoral que ha sido calificado de exitoso, coronado por la rápida aceptación de los resultados a cargo de los competidores en la contienda cívica.

Los observadores locales e internacionales así lo han establecido aunque con las manchas dejadas por quienes se pasan de contentos con los casos denunciados de boletas premarcadas, el alquiler de viviendas y locales comerciales para la compra de votos y voluntades, la propaganda próxima a los locales y hasta el adefesio de disfrazar tiendas de campaña con los distintivos de la Cruz Roja que, más temprano que tarde, ameritan una explicación.

La determinación de la oposición se impuso para superar situaciones desagradables que contaminaron las elecciones de febrero, aunque ahora tampoco no se logró impedir la compra de votos y la compra anterior de opositores, las que junto a otras acciones cuestionables terminaron inclinando el voto hacia el oficialismo.

El Partido de la Liberación Dominicana, que ha sido la columna del sistema de partidos en el país, sale por la puerta grande, pues con los votos alcanzados clasifica como partido mayoritario, posición que ha conseguido pese a la bestial campaña de mentiras, denuestos, acusaciones e imputaciones de todo calibre, incluyendo persecuciones y negación de derechos.

La historia de cincuenta años del PLD con procesos electorales con ganancia de causa y otros, los más, no favorecidos, otorga la fortaleza a su dirección política para su recomposición y fortalecimiento con miras a un ejercicio opositor responsable, teniendo siempre en primer plano a República Dominicana.

Mientras se avanza hacia los resultados definitivos y en espera de los informes desde los distritos municipales, municipios, circunscripciones electorales y provincias, la dirección del PLD, con ecuanimidad y legitimidad se prepara para adoptar las decisiones con las directrices necesarias para los nuevos retos que deparan a la más exitosa organización partidaria del país, la principal obra política del prócer y maestro de la política, Profesor Juan Bosch.

Por: Redacción | 21 May 2024 | En:  Editorial
El Día de la Cita con la Patria

Las siete de la mañana es la hora marcada para iniciar las votaciones mediante la cual ciudadanos y ciudadanas escogen quienes dirigirán los destinos nacionales desde el poder ejecutivo y las y los congresistas que legislarán a partir del 16 de agosto próximo.

Este domingo 19 de mayo es la cita histórica, es la gran oportunidad que el sistema democrático ofrece a ciudadanos y ciudadanas para escoger sus autoridades.

Todos los dominicanos y dominicanas deben ejercer el derecho al voto, derecho que es también un deber de ciudadanía.

La exhortación del Partido de la Liberación Dominicana a sus miembros, militantes, simpatizantes, allegados, relacionados es acudir lo más temprano posible a los recintos donde funciona el colegio electoral que le corresponde y marcar en la boleta P, que recibirás, el rostro de Abel Martínez, seleccionado en una consulta ciudadana, candidato presidencial del PLD, quien se ha hecho acompañar de la también dirigente peledeista, Zoraima Cuello.

Se trata de una dupla cargada de sueños, de tradición de servicio, quienes han presentado una propuesta de esperanza a un pueblo que ha visto pasar cuatro años de incertidumbre, de negación de conquistas y de abandono y maltrato a los sectores necesitados.

Dos boletas completan la elección: las del nivel senatorial y de diputaciones. En esas tres boletas la marca debe ir sobre el recuadro morado con la estrella amarilla.

Las elecciones se ganan en las mesas electorales por lo que se hace reiterativo el llamado a votar; porque delegados y suplentes ante los colegios electorales han sido capacitados para defender el voto, mientras que los delegados en los recintos se mantienen atentos para evitar que el proceso se contamine con maniobras fraudulentas, como sucedió el febrero

Votemos y defendamos con gallardía y entereza ese poder que otorgan la Constitución y las leyes a ciudadanos y ciudadanas.

Es el pueblo quien reclama la vuelta al poder del PLD, por lo que el voto se convierte en un deber patriótico. A votar todos para salir de la improvisación, ineficiencia y de un gobierno de manipulación y engaños.

Por: Redacción | 19 May 2024 | En:  Editorial
En peligro la democracia en RD

En la semana vísperas de la celebración de las elecciones presidenciales y congresuales el Gobierno y su partido botaron la casa por la ventana presentando nuevas compras de dirigentes opositores y exhibiendo un costoso premio otorgado en Washington por el ejecutivo de una empresa del sector eléctrico que funciona en República Dominicana.

Dos manifestaciones con las que procuran mostrar una fortaleza en su proposito de ganar las elecciones en primera ronda, sin importar el daño que acciones de esa naturaleza hacen a la democracia.

Es un vil engaño a la ciudadanía la exposición de un premio comprado por las diligencias de un empresario con intereses en una empresa de servicio público que, más temprano que tarde, le pasará factura al Gobierno.

Hace un gran daño a la democracia la exhibición de trofeos comprados con los recursos públicos, como ha sucedido con los opositores que han cerrado fila en el partido de Gobierno, quienes se pronuncian elogiando acciones y hechos inexistentes.

El ejercicio de la política en el país y en otras latitudes está pasando por una crisis de legitimidad que tiene sus raíces en actuaciones de dirigentes que anteponen sus intereses particulares a los de la nación.

Se está facilitando el ascenso al autoritarismo, se está cediendo el paso a mercaderes de la política, lo que más temprano que tarde nos llevará a la quiebra del imperfecto esquema democrático establecido en el país sobre la base de luchas y sacrificios, de penurias y vicisitudes.

A la compra de dirigentes opositores se suma la incursión de militares en campaña partidista a favor de la candidatura de su superior en jefe, contraviniendo preceptos constitucionales y retrotrayendo el país a una práctica superada y que le trajo tanto perjuicio.

Todas estas acciones ponen en peligro la integridad de la democracia que los partidos políticos, la sociedad organizada y los medios de comunicación están en la obligación de preservar como reconocimiento a nuestros héroes, mártires y el liderazgo que se impuso a la tiranía, a la opresión y al autoritarismo, y sobre todo como expresión de la vocación del pueblo dominicano de vivir en libertad.

Por: Redacción | 13 May 2024 | En:  Editorial
Autocensura y manipulación informativa

Los medios de comunicación tradicionales en República Dominicana, que se acogen a un ejercicio periodístico profesional, editorializaron sobre la importancia del periodismo y la libertad de expresión al resaltar el Día Mundial de la Libertad de Prensa.

La Organización de las Naciones Unidas, organismo multilateral que dentro de sus responsabilidades se encarga de recordar la celebración de esas efemérides internacionales, dijo que este 2024, el Día Mundial de la Libertad de Prensa (3 de mayo) se dedicó a la importancia del periodismo y la libertad de expresión en el contexto de la actual crisis medioambiental en el mundo.

La ONU precisa que la desinformación en cuestiones medioambientales puede provocar una falta de apoyo público y político a la acción por el clima, a políticas eficaces y a la protección de las comunidades vulnerables afectadas por el cambio climático, así como de las mujeres y las niñas, ya que el cambio climático tiende a exacerbar las desigualdades existentes.

En gran medida es uno de los problemas informativos que afectan a República Dominicana, donde cada día se degrada o agrede el medio ambiente por actuaciones inadecuadas del Gobierno, con una opinión pública muda ante abusos y arbitrariedades.

Conforme la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la libertad de expresión es un derecho fundamental. En ese sentido expresa: «Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. (artículo 19).

La República Dominicana es signataria de los tratados básicos de las Naciones Unidas y del sistema interamericano sobre derechos humanos, además de otros específicos que conciernen al compromiso del Estado por erradicar todas las formas de discriminación, no obstante, se ha promulgado una Ley, la 1-24, que representa graves riesgos para el ejercicio periodístico y la libertad de prensa.

Mientras ese adefesio se mantiene vigente, su revisión duerme el descanso eterno en una comisión designada con ese propósito en tanto que, por otro lado, la autocensura, que coarta las libertades expresivas, se manifiesta como el resultado de un altísimo presupuesto publicitario o con el silencio cómplice de propietarios de medios y sus actores principales.

Por: Redacción | 06 May 2024 | En:  Editorial
Abril es también mes de la Patria

Fechas memorables asentadas en la historia de República Dominicana se registran en el mes de abril en las que quedaron confirmados el coraje, la valentía y la determinación del pueblo dominicano.

El 29 de abril de 1963 fue proclamada la carta magna más moderna y progresista que ha tenido el país; el 24 de abril de 1965 se produce la insurgencia militar, que devino en un levantamiento civil y la guerra de ese año. Una página de gloria en nuestra historia.

El 28 de abril de 1965 se registra la grosera intervención de tropas extranjeras, que el pueblo dominicano en armas enfrentó con determinación y valentía.

En el Partido de la Liberación Dominicana esas efemérides no se pasan por alto. Siempre se estudian, recuerdan, se analizan, para sacar de ellas conclusiones y hacer las comparaciones con la actualidad, como se aprendió en la formación del militante peledeísta.

El 24 de abril de 1965, próximo al mediodía, se inició el levantamiento cívico-militar que dio origen a la guerra civil denominada Revolución de Abril, que tuvo su origen en el derrocamiento del gobierno presidido por el profesor Juan Bosch en 1963.

Esa insubordinación popular estuvo a punto de conseguir su objetivo de restablecer la democracia y la Constitución política garantista de las libertades públicas promulgada en el gobierno de Bosch.

En lo inmediato ese anhelo del pueblo dominicano se vio frustrado por la grosera intervención de tropas estadounidenses en territorio dominicano, la segunda incursión armada de esa nación en nuestro país en el siglo XX.

Recordando esos acontecimientos se procura sembrar en las nuevas generaciones aprecio y lealtad a esos valores, para que sirvan de estandarte en el rechazo a las nuevas fórmulas a que recurren los poderosos, con sus cómplices locales, en su propósito de imponerse en los pueblos.

Abril es un mes de patria para los dominicanos y las dominicanas; es un mes de rebeldía que les indica a los vendepatria que en nuestro pueblo Duarte, Luperón y Caamaño nacen constantemente en nuestros barrios, pueblos y parajes; es un mes de gloria para la defensa de la dignidad nacional.

Por: Redacción | 29 Abr 2024 | En:  Editorial
Democracia en peligro

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) viene insistiendo mediante las intervenciones de su liderazgo sobre el gran riesgo de que se quiebren nuestras instituciones. La preocupación tiene fundamento, pues una de las novedades del mal llamado cambio es el peligro que en este momento amenaza a la democracia dominicana.

Esa preocupación es también de los partidos que, como el PLD, se ubican en el litoral opositor, incluyendo los que han formado la coalición opositora Rescate RD.

Una representación de esos tres partidos, de la Liberación Dominicana, Fuerza del Pueblo y Revolucionario Dominicano, acudió ante la Organización de Estados Americanos, organismo de los países de las Américas que se sustenta en la Carta Democrática Interamericana.

En este documento se sostiene que la democracia es la forma de gobierno compartida por los pueblos de las Américas y que ella constituye el compromiso colectivo de mantener y fortalecer el sistema democrático en la región.

En los motivos para la conformación de la alianza opositora Rescate RD juega un rol fundamental la defensa de la democracia, la institucionalidad y la libre expresión de la voluntad popular.

Con el accionar del Gobierno y el PRM el sistema democrático dominicano corre peligro.

Poniendo en circulación los dineros públicos el Gobierno y su partido han comprado a dirigentes, candidatos, excandidatos y hasta autoridades electas, los que exhiben como si se tratara de ganancia en una subasta pública.

Se restringen las libertades públicas, se recurre al manoseado recurso de la judicialización de la política, en tanto que un gasto excesivo en publicidad ha traído consigo una autocensura en los medios de comunicación, cuando no espacios vendidos a sobreprecio para divulgar “las bondades del Gobierno” y las publicaciones de las conocidas encuestas de escritorio.

Ha sido la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), entidad distante de los partidos políticos dominicanos, la que ha advertido al Gobierno de que la ley que crea la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI) puede tener consecuencias «negativas para la confidencialidad de las fuentes y el derecho a la privacidad», con los consiguientes riesgos para las libertades de prensa y de expresión, pilares fundamentales de la democracia.

Desde el gobierno han pretendido burlarse de esta preocupación, que va más allá de los partidos políticos, arguyendo razones politiqueras.

Lo cierto es que las intenciones de instaurar un modelo hegemónico de partido único que se impulsa desde el Gobierno del PRM significa un grave peligro para la democracia, por lo que el PLD insiste, reitera, en llamar la atención a ciudadanos y ciudadanas recordando la gran oportunidad que se tiene el próximo 19 mayo para transformar la actual gestión por un gobierno verdaderamente democrático, respetuoso de la democracia y de la estabilidad social.

Por: Redacción | 22 Abr 2024 | En:  Editorial
En defensa de la democracia y el sistema de partidos

En los motivos para la conformación de la coalición partidaria Rescate RD juega un rol fundamental la defensa de la democracia, la institucionalidad y la libre expresión de la voluntad popular.

Es lo que ha llevado a la representación de los partidos de la Liberación Dominicana (PLD), Fuerza del Pueblo (FP) y Revolucionario Dominicano (PRD) ante la Junta Central Electoral a presentar un pliego de garantías electorales con miras a las elecciones de mayo próximo.

Es también lo que se llevó al seno de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde se alertó sobre actos gubernamentales atentatorios contra la legitimidad del actual proceso electivo.

Los partidos presentaron a la OEA múltiples pruebas del “uso abusivo y descarado de los recursos del Estado en favor de los candidatos oficialistas, en detrimento de la oposición”.

Además, la utilización política de los programas sociales del gobierno, el otorgamiento de pensiones privilegiadas mediante decreto presidencial a dirigentes de la oposición a cambio de que pasen a apoyar la reelección, la compra vulgar de alcaldes, diputados, senadores, candidatos electos y no electos entre otras acciones que obedecen a un plan orientado a instaurar un modelo hegemónico de partido único, amparado en el dinero del erario y del narcotráfico.

Lo que se persigue es que se creen las condiciones para una competencia equilibrada, donde la voluntad de la gente pueda ser expresada en las urnas sin que se utilice ningún mecanismo de coerción.

Como ha sido el comportamiento del PRM en el gobierno, se ha pretendido burlarse de esta preocupación de los partidos de la oposición política, mediante una jauría mediática que se ha lanzado a descalificar el gesto unificado de la Alianza Rescate RD, en donde está el sentimiento de los electores.

Advirtiendo sobre el peligro que representan para la democracia dominicana las acciones déspotas y autoritarias del gobierno, los partidos de la Alianza Rescate RD manifiestan su compromiso para que los comicios venideros marchen en paz, que prime una competencia equilibrada, con reglas claras, y que la voluntad popular se exprese en las urnas de forma libérrima sin el uso de ningún recurso que la limite por el bien de la democracia en nuestro país y de su estabilidad económica, política y social.

Por: Redacción | 15 Abr 2024 | En:  Editorial
No somos borregos

En sus acciones, en los casi cuatro años de gestión del denominado PRM, el Gobierno juzga de tonto al pueblo dominicano con la proliferación de mentiras, engaños y manipulaciones.

Se conocen todos los daños realizados a la sociedad con la judicialización de la política y su propósito de destruir el sistema de partidos, que gracias a la resistencia del Partido de la Liberación Dominicana se mantiene firme.

La semana pasada acontecieron dos hechos que dejan en evidencia la concepción del PRM, organización para la cual los dominicanos y las dominicanas constituimos un país de borregos, es decir que obedecemos ciegamente la voluntad de otros.

En su comparecencia del día lunes el presidente de la República alardeó sobre la supuesta habilitación del canal La Vigía en Dajabón y el anuncio de la pronta instalación de bombas, con las que se solucionaría el problema hídrico de la zona ocasionado por la desviación del cauce del río Dajabón hacia Haití. ¿Cómo explicar que apenas dos motobombas sustituyan el caudal de un río que irriga miles de tareas de arroz y de otros productos agrícolas?

Algo parecido sucedió con la respuesta del partido en el gobierno a los justos reclamos de los partidos políticos para que el gobierno otorgue los recursos que autoriza la ley para esas organizaciones que tienen el amparo constitucional.

El presidente del PRM en un mensaje audiovisual, ataviado con los colores de su partido y con el logotipo de fondo, informó que el gobierno daría los fondos a los partidos políticos para la campaña con miras a las elecciones de mayo.

Es el presidente del partido de gobierno, quien anunció que se acoge a una licencia de sus funciones en la administración pública para dedicarse a la campaña de su agrupación, quien hace el anuncio a nombre del gobierno.

La canalización del reclamo de los partidos políticos por la vía legal y medios de comunicación originó una reacción solidaria de los sectores sociales que ha provocado el anuncio del presidente del partido en el Gobierno, burlándose del electorado al afirmar que por primera vez se realiza esa operación, ignorando que es un mandato de Ley.

Como se juzga de tonto al pueblo dominicano recordamos que el tonto actúa sin pensar demasiado en las consecuencias de sus actos; a quien le sirva el traje que se lo ponga.

Por: Redacción | 08 Abr 2024 | En:  Editorial
Enseñanzas de la Semana Santa en RD

Ha concluido la Semana Santa, final de la época del mundo cristiano conocida como Cuaresma, que conmemora la vida, pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, tiempo para reflexionar sobre lo que nos rodea, tanto en el campo espiritual como en el material.

En República Dominicana inició y concluyó con importantes reflexiones sobre las calamidades y el retroceso que viene afectando al país y la indiferencia de los gobernantes de turno, con un afán desmedido de reelegirse a costa de los sufrimientos del pueblo.

El Lunes Santo los partidos de oposición coaligados en la alianza Rescate RD presentaron un diagnóstico escalofriante, aunque realista, de la situación social y económica del país.

Se denunció que son insoportables el alto costo de la comida, el temor de los ciudadanos de ser atacados por los delincuentes, el flagelo del narcotráfico, que se ha adueñado de las calles dominicanas, la reaparición de los molestos y constantes apagones con una factura eléctrica cada vez más cara.

Una sociedad angustiada ante los tapones en el tránsito, que desbordan nuestras ciudades, sin soluciones viales por parte del gobierno, un endeudamiento sin control, sin explicaciones ni resultados, un dispendioso gasto corriente, junto a la más baja inversión pública de toda nuestra historia.

Un profundo retroceso que experimentan sectores tan importantes para el pueblo dominicano y el desarrollo nacional, como son la salud y la educación.

El documento se sintetiza en la advertencia sobre la incapacidad del gobierno, sus improvisaciones, mentiras, manipulaciones y simulaciones.

Lo expresado en la declaración de la Alianza Rescate RD quedó refrendado en el sermón de las Siete Palabras de la Iglesia católica dominicana el pasado Viernes Santo.

Curas y laicos reflexionaron también sobre el deterioro del sistema de justicia, un sistema penitenciario en su peor momento, los malos tratos y la discriminación a la mujer, la epidemia en la salud mental de las personas, la situación de Haití, que en lugar de propaganda electorera de parte de República Dominicana se requiere una respuesta solidaria y valiente.

Uno de los religiosos expositores del tradicional sermón del Viernes Santo le preguntó al presidente de la República que sí podría decir “misión cumplida” ante Jesús, por su pregonada devoción cristiana.

Políticos, analistas objetivos, intelectuales, profesionales, gremialistas, religiosos, comunicadores, artistas, mujeres y hombres del pueblo coinciden en describir y sentir estos infortunios, llegando a la conclusión de que más temprano que tarde el pueblo les cobrará a los actuales gobernantes tantas mentiras y engaños. Y no puede ser de otro modo porque, como lo expresa la sabiduría popular, quien olvida sus deudas, la vida se encarga de recordárselas.

Por: Redacción | 01 Abr 2024 | En:  Editorial
Reos que murieron en la hoguera

A las autoridades del presente gobierno, empezando con el presidente de la república, hay que reconocerles el mérito de la coherencia cuando se trata de enfrentar las tragedias que en estos casi cuatro años han afectado al pueblo dominicano o a algún sector específico. Trátese de inundaciones, derrumbes, incendios, fuegos forestales, a todos las autoridades les dan larga y se van por la tangente con la designación de comisiones investigadoras para que la investigación duerma el descanso eterno.

Por eso no ha sorprendido a nadie el tratamiento que le han dado a la tragedia de la penitenciaria de la Victoria, pese a lo aterrador que ha sido el drama vivido por los familiares de quienes allí murieron calcinados o han sufrido heridas graves.

Los reportajes periodísticos y las imágenes difundidas por reclusos del mencionado penal han mostrado escenas de terror, como si se tratara de películas o series de televisión.

Lo que se describen son hechos reales, reos durmiendo a la intemperie, sin alimentos, con la incertidumbre que genera en ellos cualquier tipo de ruido que les lleva a pensar en un nuevo incendio.

El drama que se vive dentro del penal se repite fuera con los familiares de los que fueron trasladados y de los que murieron en la tragedia, con la incertidumbre de que no saben de sus parientes ni se les dice nada.

La tragedia e impotencia se acentúa al escuchar de quienes han estado en el sistema penitenciario decir que las acciones adoptadas en los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana se han tirado al olvido.

El programa de humanización de las cárceles ha colapsado. La labor solidaria y el trato decente no ha sido de interés para quienes engañaron al pueblo con promesas incumplidas.

En La Victoria predominan el hacinamiento, las mafias, los negocios sucios, el chantaje, las torturas y el régimen de sálvese quien pueda, mientras las autoridades se lavan las manos de manera irresponsable.

La indignación se ha apoderado de una población que vio en las ya famosas redes sociales cuerpos achicharrados por las llamas de un incendio que no se originó de manera accidental sino que fue provocado.

Como sucedió en la tragedia de San Cristóbal, el saldo final de los decesos no se sabrá, mientras los responsables de los hechos, las autoridades del sistema penitenciario y las nacionales, exhiben sus falsos logros y se venden con encuestas y mediciones manipuladas, tratando de mantener el engaño.

Los privados de libertad ante todo son seres humanos, con derechos que se les reconocen en un Estado social y democrático como el que consagra nuestra Constitución; se trata de personas que han recibido un castigo conforme lo disponen nuestras leyes y códigos, y son encerrados para su regeneración y su reincorporación luego a la sociedad, no para morir en la hoguera, como se condenaba a los herejes en tiempos de la Inquisición, felízmente superados por la humanidad.

Por: Redacción | 25 Mar 2024 | En:  Editorial
Evitemos una situación de crisis

La Junta Central Electoral emitió la resolución No. 18-2024, de fecha 12 de marzo de 2024, con el objetivo de establecer el protocolo para la cadena de custodia y seguridad de los recintos electorales por parte de la Policía Militar Electoral.

Aunque no lo establece en la parte dispositiva ni en las motivaciones es una respuesta al Pliego de Garantías Electorales para la Transparencia de las Elecciones de mayo 2024, reclamado por el gran bloque de partidos opositores.

La resolución del pleno del órgano de comicios prohíbe el activismo político y las aglomeraciones frente a recintos electorales, de cara a las elecciones congresuales y presidenciales pautadas para el próximo mes de mayo.

Dispone también que, el día de las elecciones, no estarán permitidas las aglomeraciones de personas en el perímetro de los recintos, desde las 5:00 a. m. hasta finalizar las elecciones, decisión que incluye a las personas que ya votaron. La resolución exime a quienes estén en fila para sufragar.

Entre las acciones de la Policía Militar Electoral para el cumplimiento de la Resolución 18-2024 se destacan mantener despejadas las entradas de los recintos; no permitir el proselitismo de personas con distintivos y gafetes que hagan promoción o activismo a favor de partidos políticos, tampoco será permitida la instalación de carpas, mesas o cualquier estructura que facilite la gestión política o campaña electoral.

Por lo pronto el espectro político opositor, que se ha unificado para denunciar las malas artes impulsadas por el Gobierno ante la indiferencia del órgano de comicios, entiende razonables las medidas adoptadas en la resolución, pero considera que faltan más.

Treinta y cinco sugerencias y recomendaciones están contenidas en el pliego de garantías electorales presentadas por el universo opositor de República Dominicana, que persigue el ejercicio del derecho ciudadano al sufragio, en un clima democrático, para elegir sus autoridades con las garantías que establece la Constitución.

No se trata del ‘derecho al pataleo’, como se ha pretendido presentar desde el Gobierno y su partido, lo que se persigue son soluciones a situaciones irregulares, denunciadas también por la observación electoral.

Como se advirtió en uno de los documentos entregados a la JCE por la oposición política lo que se procura, mediante mecanismos legales y democráticos, es evitarle al país una situación de crisis que todos podríamos lamentar.

Por: Redacción | 18 Mar 2024 | En:  Editorial
La Junta debe garantizar elecciones democráticas, libres y transparentes

Con fecha 8 de marzo de 2024, Día Internacional de la Mujer, la Junta Central Electoral (JCE) publicó la proclama que dejó abierto el periodo de campaña electoral con miras a las elecciones nacionales programadas para el domingo 19 de mayo.

Se trata de un documento bastante amplio bajo la firma del secretario general del órgano de comicios que expresa la decisión de su pleno de miembros.

La proclama dejó abierto el proceso electoral en todo el territorio de la República Dominicana, así como en ciudades que integran las tres circunscripciones electorales del exterior; dispone el tope de gastos para las candidaturas y establece los límites de los montos de las contribuciones individuales de particulares a los candidatos.

Además de la elección presidencial en mayo se elegirán al vicepresidente o la vicepresidenta, a 32 senadores y 190 diputados, que incluyen a 7 de ultramar y a cinco diputados nacionales. También se elegirán 20 diputados del Parlamento Centroamericano (Parlacen) y sus suplentes.

El periodo de campaña quedó abierto con la publicación de la proclama; concluirá el jueves 16 de mayo a las doce horas de la noche.

Para la emisión del documento o proclama la Junta se fundamenta en la Constitución de la República, las leyes electorales y resoluciones del propio órgano de comicios estableciendo normas, reglas y procedimientos a ser cumplidos por los candidatos, partidos políticos, ciudadanos y las autoridades nacionales.

La Constitución dispone que las elecciones serán organizadas, dirigidas y supervisadas por la Junta Central Electoral y las juntas electorales bajo su dependencia, las cuales tienen la responsabilidad de garantizar la libertad, transparencia, equidad y objetividad de las elecciones.

Con ese mandato de la Ley de Leyes el órgano de los comicios debe evitar ser indiferente a tantas violaciones reportadas y avaladas en las pasadas elecciones, en las que las manos del gobierno y del partido que lo sustenta asestaron un duro golpe a la democracia. El reclamo ciudadano es que se tenga más cuidado, mayor vigilancia y supervisión para que el derecho a elegir libremente quede garantizado.

Por: Redacción | 11 Mar 2024 | En:  Editorial