Economía

Joaquín Gerónimo: El PLD desde Gobierno construye un Estado de Protección Social para cada ciudadano

La configuración, puesta en marcha, impulso y mejoría ascendente del Sistema Dominicano de Seguridad Social constituye la piedra angular del proyecto de nación concebido por el Partido de la Liberación Dominicana, bajo la sabia guía de su fundador, el profesor Juan Bosch.

“Estamos en ese camino, nuestros pasos se dirigen con esa filosofía, la de construir un Estado capaz de garantizar la protección social de cada ciudadano que desarrolla su vida en este territorio”, subraya Joaquín Gerónimo, Superintendente de Pensiones.

La creación del Sistema Dominicano de Seguridad Social es fruto del consenso de los diversos sectores, y evidencia tangible de los principios de continuidad del Estado, a raíz de la iniciativa y voluntad política del Presidente Leonel Fernández, quien lo manifestó en el mismo momento del ascenso a su primer gobierno, en agosto de 1996.

Corresponde a la Superintendencia de Pensiones la misión crucial de resguardar los derechos inalienables de los trabajadores afiliados al Sistema y sus beneficiarios, de recibir un pago al término de su vida laboral, acorde con las situaciones establecidas por la Ley.

Dentro de esa tarea, la SIPEN está compelida, y de hecho, así lo hace, a implementar las mejores prácticas de regulación, supervisión y fiscalización sobre sistemas provisionales, en busca permanente de la excelencia en su desempeño.

“El inicio de la Seguridad Social marcó un paso gigantesco para el país, sobre todo, al tomar en cuenta que antes no existía un sistema de protección social”, explica Gerónimo, al puntualizar que en particular en el área de la Salud se ha conseguido dar cobertura a más del 60 por ciento de la población, en los regímenes Subsidiado y Contributivo.

Significó que en el esquema anterior las grandes mayorías no tenían amparo, ya que aunque ciertamente existían planes de Salud y de Pensiones, indistintamente, en verdad la nación no contaba con un sistema de Protección Social, lo que hoy en día constituye uno de los grandes logros.

Con relación al aspecto de las Pensiones, el superintendente reconoce que el avance ha sido en una escala diferente, ya que su implementación necesariamente se limita al régimen contributivo, y no así al subsidiado.
El Sistema Dominicano de Seguridad Social se planificó sobre la base de tres regímenes, tanto para el área de Salud como para las Pensiones, a saber: Contributivo, Contributivo-Subsidiado y Subsidiado.

“Sin embargo, en cuanto a las Pensiones, nuestro país experimenta un avance significativo, al incorporar bajo el régimen contributivo a más del 97 por ciento de los trabajadores formales, es decir, prácticamente el universo de esa población”, destaca Gerónimo.

Indicó que al corte de abril pasado, el número de trabajadores dentro del Régimen Contributivo de Pensiones alcanzó los dos millones 950 mil inscritos, con lo que se encamina a superar los tres millones de afiliados en el futuro inmediato, lo que sin dudas en una cifra reveladora.

Para cada uno de esos afiliados hay habilitada una cuenta de ahorros que es manejada por una Administradora de Fondos de Pensiones, la mayor parte, mientras que un menor porcentaje de esos recursos corresponden al régimen de reparto que primaba con anterioridad, explicó.

El inscrito dispone igualmente de una Cuenta de Capitalización Individual de Ahorros para el Retiro, que desde el 2003, cuando arrancó el Sistema de Pensiones, en conjunto acumula más de 270 mil millones de pesos, hasta el momento.

Los ahorros para pensiones de los trabajadores afiliados a la Seguridad Social representan aproximadamente un 10.5% del Producto Bruto Interno de la República Dominicana, “lo que sin dudas, es un gran éxito del sistema”, apunta.

No obstante, determinados sectores laborales o profesionales cuentan con sus propios regímenes de pensiones, como son los casos de los cuerpos de Defensa, el magisterio y los médicos y enfermeras. Igualmente, tienen planes especiales los choferes y obreros de la construcción.

Gerónimo explicó que en el caso de las Fuerzas Armadas, así como en el de la Policía Nacional, es una práctica universal que estos cuerpos dispongan de regímenes especiales, por ser profesiones de muy alto riesgo, que ameritan de una protección mucho más amplia para sus miembros.

En cuanto a entidades como el Banco Central y el Banco de Reservas, se acogieron al plazo estipulado antes de la entrada en vigor de la Ley de Seguridad Social para demostrar que cumplían con las normativas requeridas para funcionar mediante el esquema de la autogestión.

Pero apunta que los nuevos empleados que ingresan a esas entidades, lo hacen bajo el nuevo esquema de Pensiones, es decir, que son afiliados del Sistema, por lo que el régimen que ampara a los empleados de mayor antigüedad tiende a desaparecer en el largo plazo.

Igual situación se produce con sectores laborales y profesionales como las Enfermeras, los Médicos y Maestros, que cuentan con sus propios planes de Salud y Pensiones de autogestión o sustitutivos.

Nuevo Organismo

Para manejar bajo una sola dirección, y con criterio oficial los distintos regímenes de pensiones estipulados bajo el anterior esquema, el Presidente Danilo Medina se apresta a introducir al Congreso un Proyecto de ley para la Creación del Sistema de Pensiones de Reparto a cargo del Estado.

Bajo esta estructura, estarán todos los fondos de Pensiones de Reparto de entidades como la Junta Central Electoral, el Senado, la Cámara de Diputados, la Suprema Corte de Justicia, y en general, dondequiera que se produzca este tipo de escenario erigido con fondos provenientes del Estado, todos estarán sujetos a la evaluación y control de este organismo.

Esta legislación cuando sea aprobada implicara la absorción de los contenidos de la actual Ley 379, que rige el Sistema de Pensiones del Estado a través del Ministerio de Hacienda, y asimilará también la Ley 18-86 que regula las pensiones del actual Instituto de Seguros Sociales (IDSS).

Indexación de las Pensiones

En interés de facilitar compensaciones más justas para los afiliados en condición de pasividad laboral por discapacidad; o en el caso de los fallecidos, a sus familiares, la gestión que encabeza Joaquín Gerónimo en la SIPEN impulsó un plan de indexación de las pensiones que se concretó en una mejoría sustancial en esos renglones.

Mediante esa actualización acorde a los índices de inflación y crecimiento de la economía, la SIPEN consiguió un importante incremento en las pensiones por discapacidad y sobrevivencia, en adelante, lo que en términos absolutos conllevó a que un asalariado que, por ejemplo, recibía 8 mil, ahora devenga 18 mil pesos por mes.

Es importante resaltar que esta indexación queda insertada como el mecanismo ideal de estabilidad financiera de las Pensiones por Discapacidad y Sobrevivencia, ya que sus montos se inician con un 60 por ciento del último salario recibido por el beneficiario, pero en lo adelante se reajustaran cada dos años de acuerdo a los índices de inflación.

Con relación a las cuentas destinadas al Retiro Programado por Ahorro Acumulado, es decir, por edad y antigüedad en el servicio, está estipulado en la Ley que no son indexables, empero, otra legislación paralela permite al afiliado beneficiarse de un seguro o certificado de Riesgo de Longevidad que facilita la actualización progresiva de los pagos que le corresponden.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas