Opinión

Juan Bosch es Revolución

Decir Juan Bosch es decir: Pensamiento.Rebeldía, Lucha, Organización, Sacrificio, Trabajo, Libertad, Coherencia y sobre todo: Dignidad.

Esas y otras muchas palabras adquieren significados que van más allá de la adjetivación, para convertirse en testimonio de vida ejemplar, en una existencia que encontró su razón de ser en la entrega al trabajo para la construcción de un mundo más humano, más libre y más solidario.

En la Vega, República Dominicana vieron sus ojos la luz por primera vez, en San Juan(1938), Puerto Rico le iluminó el humanismo liberador de Eugenio María De Hostos,

El encuentro con la realidad del pueblo dominicano reforzó su compromiso con la lucha por sacar a los dominicanos de las garras de la pobreza, la desigualdad, la injusticia y la opresión.

Juan Bosch entendió que la única manera de vencer las fuerzas que perpetuaban el estado de postración y miseria del pueblo era convertir a los hombres y mujeres dominicanos en protagonistas de su existencia, dotándolos de las herramientas necesaria para alcanzar la liberación.

Honrar a Bosch es asociarlo a la justicia social, al Estado de Derecho, a la lucha anti imperialista y por la Soberanía Nacional.

Juan Bosch debe ser recordado como un Patriota, que sirvió con todas sus fuerzas a la causa de la redención del Pueblo.

Juan Bosch es el ideal al que debemos acercarnos con nuestro pensamiento y acciones políticas.

Juan Bosch hasta 1961 fue un luchador anti-trujillista, empeñado en derrocar la tiranía que oprimía a los dominicanos.

A partir del 1965 Bosch fue un intelectual revolucionario que consagró su vida a la lucha por transformar República Dominicana en un País. Próspero, Justo, Solidario, Soberano, Libre y Feliz.

El Prof. Juan Bosch fue enfático dentro de su pedagogía política en distinguir la táctica y la estrategia y nos decía que la táctica no debe ahogar la estrategia y que la estrategia es superior a la táctica.

Bosch abandonó el PRD al darse cuenta que con esa organización no podía hacer realidad la Liberación del Pueblo Dominicano, sus argumentos fueron contundentes al hacer una radiografía de lo que era ese partido y al servicio de quien estaba, por eso fundó el PLD con la misión de “Continuar la obra de los PADRES FUNDADORES”.

El PLD y los Peledeistas debemos distinguirnos por el ideario y mística, diferenciarnos por la forma y manera de hacer política y destacarnos por la defensa del Estado de Derecho garantizando oportunidades de bienestar para todos.

Hoy y siempre el PLD debe honrar al Maestro, Líder y Guía y trabajar para hacer realidad nuestro objetivo estratégico: La Liberación Nacional.

Recuperemos el tiempo robado a la democracia y al bienestar de todos por los golpistas del 1963.

¡Juan BOSCH es Revolución!

Juan Bosch es Revolución. Construcción de una República Dominicana: Próspera, Solidaria, Justa, Libre y Feliz.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas