Municipalidad

Cementerios Improvisados

La incapacidad de las alcaldías de Los Alcarrizos para construir el cementerio reclamado desde hace mas de 15 años, ha provocado que los munícipes decidieran enterrar sus deudos en el primer terreno que encontraron, luego de mas de 48 horas tratando de sepultar los cuerpos de parientes y ser rechazados en todos los camposantos de los municipios aledaños.

El drama tomó matices críticos cuando autoridades policiales y militares trataron de impedir la desesperada actitud de los deudos, pero en medio de protestas de la comunidad fue sepultado el cuerpo sin vida de la señora Lourdes María Hernández, y una semana después se han producido 30 sepelios en el lugar.

Los Alcarrizos no tiene cementerio para sepultar sus muertos, y los que hay en sus inmediaciones están en muy malas condiciones, sin espacios para nuevas tumbas, descuidados y abandonados, por lo que sus residentes se han visto precisados a improvisar un camposanto sin ninguna planificación.

Esta situación fue expuesta de una manera dramática durante la inauguración de un centro educativo por parte del presidente Danilo Medina, quien dispuso se preste atención a los reclamos, y que se investigue la propiedad de los terrenos ocupados.

Los detalles fueron ofrecidos por Natanael Espinal y Noé Díaz Salas, dirigentes comunitarios, quienes dijeron que el movimiento que se mantiene en demanda de la construcción de un cementerio en Los Alcarrizos no es exclusivo de las Juntas de Vecinos, sino que allí convergen todos los clubes, asociaciones de comerciantes y otros grupos organizados de la comarca.

Un grupo de ellos ha estado permaneciendo en las inmediaciones, con carpas donde se cubren del sol y de las lluvias, hacen sus reuniones y se manejan como los administradores, para indicar el lugar donde debe ser enterrado cada difundo.

Dijeron que en principio fueron acosados por la Policía y efectivos militares, pero luego que expusieron la situación al presidente de la República, dejaron de impedirles los entierros.

“Es que llevamos más de 15 años pidiendo al alcalde Junior Santos, al los alcaldes Francisco Peña, padre e hijo, y a todos ellos, que se construya un cementerio aquí, porque Los Alcarrizos tiene 54 barrios, mal contados, y todos con mucha gente, entonces cuando muere alguien y su cadáver es llevado a uno de esos cementerios cercanos, lo que nos dicen es que está lleno, que no le corresponde allí porque no es de ese lugar, y ya estamos cansados de todo esto”, dijeron.

Luego de que el pasado día 16 de mes de febrero fuera sepultada la señora Martínez, el presidente Medina acudió a Los Alcarrizos a inaugurar la escuela Manuel Emilio Jiménez, y ellos con pancartas, y cartelones gigantes llamaron la atención del jefe del Estado, quien entonces escuchó sus explicaciones.

El mandatario dispuso la investigación de la propiedad de los terrenos en cuestión, y prometió resolver la situación.

De utilidad pública

De acuerdo a los informes obtenidos en el lugar, el terreno donde los comunitarios han sepultado mas de 30 difuntos, es de unos 390 mil metros cuadrados, en su mayor parte propiedad del Banco de Reservas, y de particulares. Otros dijeron que son 739 mil metros cuadrados, y que el terreno pertenece al Consejo Estatal del Azúcar, CEA.

Según sus declaraciones a VANGUARDIA DEL PUEBLO Digital, el presidente de la República les prometió declarar los terrenos de utilidad pública si fuere necesario, pero les garantizó que se le hará el cementerio como lo han estado pidiendo desde hace más de 15 años, y sin que los alcaldes resolvieran el problema.

Los predios están en la calle Nuevo Camino esquina Puente Blanco, y ahora sólo esperan que el gobernador Juan Frías, a quien le habrían dado las instrucciones pertinentes, haga las debidas diligencias ante las instituciones que corresponde.

Cada vez que muere una persona de escasos recursos en Los Calcarrizos, su sepelio se constituye en un verdadero dolor de cabeza, porque cuando se tiene dinero en cualquiera de los cementerios de las inmediaciones encuentran como sepultarlo, pero si es pobre, lo rechazan, según las explicaciones de los parroquianos del lugar.

Hasta hubo una ocasión en que para poder sepultar un pariente, los dolientes sacaron un cadáver con mucho tiempo de enterrado, botaron la osamenta, y en esa tumba colocaron los restos de su familiar.

En deplorables condiciones

El lente de las cámaras de nuestros reporteros gráficos testimonian el deplorable estado de los cementerios y la necesidad de aplicar una política de rescate de los camposantos, que lucen deteriorados, y abandonados tanto por las autoridades como por los parientes de los difuntos.

Las quejas de algunas personas que procuran sepultar en ellos a sus deudos, es que se les dice que no hay espacio, o que el difunto no residía en municipio al que corresponde el camposanto, pero si les buscan 20 mil pesos, entonces de inmediato aparece un espacio contiguo a las verjas, las calles o los andenes.

Cementerios Privados

Contrasta con esa situación, las condiciones de los cementerios privados que han proliferados en los últimos años, y en los cuales se ofrecen todos los servicios fúnebres a quienes puedan costearlos, incluyendo la adjudicacion del terreno adquirido a tales fines.

Esa propiedad, como un inmueble cualquiera, el propietario también puede venderla a quien le parezca, pues adquiere las características y condiciones de Bienes Raices, como propiedades que se compran y se venden a los precios del mercado.

Siempre a precios que no pueden ser costeados por familias pobres, pero con características de parques, y la gente acude a las tumbas de sus deudos, como si se tratara de parques de recreación.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas