Opinión

Presupuesto 2019 Retos y Perspectivas

La Constitución de 2010 propone como principal objetivo sentar las bases para la consolidación del Estado Democrático Social y Solidario de Derecho, condición sine qua num, para combatir con éxito la pobreza y la desigualdad.

Nos encontramos en los albores del último cuatrimestre del año; en septiembre se presenta el Proyecto Presupuesto Nacional. El 2018 está finalizando lo que nos hace echar una mirada al próximo año.

El 2019 encontrará a República Dominicana con asuntos pendientes cuyo abordaje y superación traerá altos beneficios para el país y su gente; por lo que se hace necesario que prioricemos el desarrollo de una agenda en la que se aborden cuestiones claves que ameritan ser resueltas sin dilación.

Esta agenda debe ser sostenida por la Ley de Presupuesto General del Estado para el 2019.El presupuesto público es la herramienta que posibilita la consecución anual de los objetivos y metas de corto, mediano y largo plazo; así como la gestión eficiente de los recursos públicos en función de las prioridades del desarrollo nacional como manda la Carta Magna.

Uno de los principales retos de la nación es acentuar los esfuerzos para la ejecución efectiva y plena de La Estrategia Nacional de Desarrollo, que es la guía en el camino para la consecución del Estado Social y Democrático.

En el área legislativa hay asuntos postergados que son prioritarios. Está pendiente la aprobación de una serie de leyes y reglamentos que permitirán el pleno desarrollo de la Constitución.

En el próximo año debemos encarar sin más dilación la elaboración e implementación de la Ley de Ordenamiento Territorial, para dotar al país de un instrumental que regule efectivamente el uso del territorio según su vocación; facilitando una mejor gestión de su desarrollo en procura de alcanzar una República Dominicana equilibrada, integrada, sustentable y socialmente justa.

Dado el alto impacto social y económico que causan los recurrentes desastres naturales en nuestro país, es pertinente fortalecer y desarrollar las instituciones coordinadoras de las gestiones de prevención, mitigación y respuestas ante desastres. Sin perder de vista que más importante aún es: trabajar a fondo para reducir las vulnerabilidades que persisten en nuestro país.

Debe ser prioritario activar los Consejos Provinciales y Municipales de Desarrollo (Decreto 613-96) y su Reglamento, (Decreto 312-97).

Para que el Presupuesto del 2020 supere los anteriores, apuremos la conformación de los Consejos Municipales, Provinciales y Regionales de Desarrollo, lo que nos permitirá planificar desde el territorio, uno de los indicativos de la Ley de Planificación e Inversión Pública no. 498-06 y su reglamento.

Sin los Consejos Municipales de Desarrollo, sin los Consejos Provinciales de Desarrollo, sin el funcionamiento de las Oficinas Municipales de Planificación, no se puede dar cumplimiento total a la Ley de Planificación e Inversión Pública.

Estamos compelidos a mejorar aspectos en la conservación y el manejo de los Recursos Naturales y garantizar la sostenibilidad del medio ambiente. Hemos de ser rigurosos en la aplicación y observación de la Ley 64-00, sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Se ha planteado el agua como uno de sus ejes fundamentales en la República Dominicana por lo que es indispensable trabajar apegados al marco regulador en la conservación y mejoramiento de las fuentes pluviales, siendo prioritario la conservación y a la recuperación de las cuencas hidrográficas.

Se hace urgente y necesario destinar mayores esfuerzos y los recursos necesarios para acometer un programa de forestación intensiva en todo el territorio nacional, que cubra las montañas, cuencas, riberas de ríos, lagos y arroyos.

En el ámbito municipal debe cumplirse la Ley 176-07, procurar el fortalecimiento de las capacidades de gestión de los cabildos. Por lo que se deben abrir las Oficinas Municipales de Planificación y Programación para la formulación de los Planes Municipales de Desarrollo, que establece la Ley 176-07; así como las Unidades Municipales de Gestión Ambiental, para una gestión ambiental desde el ámbito local, dentro del marco de la Ley 64-00.

Tenemos por delante todo un año en el que debemos trabajar con audacia, entrega y voluntad, para que nada nos impida reducir las asimetrías entre provincias y entres personas; seguir avanzando hasta conseguir el acceso total a la salud, fortalecer los programas de educación y formación laborar, construir hábitats saludables con viviendas dignas, con suministro de agua potable y saneamiento adecuado. Tal como lo contempla nuestra Carta Sustantiva.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas