Portada Principal

El PLD tiene que erradicar las manifestaciones de grupismo

A criterios de Juan Francisco Polanco, en el Partido de la Liberación Dominicana existen manifestaciones de grupismo que le está haciendo daño a la organización fundada por el profesor Juan Bosch, quien combatió esa práctica considerada por él como dañina.

Francisco Polanco, mejor conocido en las lides peledeístas como “Ayatola”, refiere que Juan Bosch condenaba el grupismo porque era destructivo y conspiraba contra el desarrollo de la organización política.

“Recuerdo haber leído en mi etapa de circulista uno de los folletos que teníamos que estudiar en los círculos de estudios que decía que los compañeros ausentes en la reunión no se podían criticar porque de ahí se pasaba al amiguismo y del amiguismo al grupismo y eso era muy nocivo”, relata Polanco entrevistado para Vanguardia del Pueblo en su sección “Tradición peledeísta”.

“Todavía tengo ese folleto metido en mi cabeza. Es necesario que fomentemos los aspectos positivos que nos dieron origen y que aún no han perdido vigencia en este mundo globalizado”, sugiere el ex servidor de la Casa Nacional y la residencia del profesor Juan Bosch.

Para acabar con “esas manifestaciones de grupismo a lo interno del partido”, el dirigente peledeísta propone un diálogo entre los dos grandes liderazgos que gravitan en el Partido de la Liberación Dominicana.

“El compañero presidente de la República Danilo Medina y el presidente del PLD Leonel Fernández tienen que ponerse de acuerdo por el bien del partido y del país, sino lo hacen, soy partidario de que se escoja una tercera persona que asuma el liderazgo”, expresa.

Miembro del equipo de la seguridad del Prof. Juan Bosch

Polanco sirvió durante 22 años en la oficina y residencia de Juan Bosch, al tiempo que cumplía con sus obligaciones partidarias como miembro. “Eran tiempos peligrosos donde exponíamos nuestra vida al peligro y sacrificábamos nuestra familia”.

“Cuando llegué a la casa de Don Juan tenía la barba muy larga. El primer día de servicio estaba en la primera planta, y cuando baja Don Juan de la oficina me dice Brache (Abraham López Mora) -póngase de pie compañero, bien parado como si usted fuera un guardia. Cuando sale le dice a los demás compañeros del servicio –tenemos un ayatola aquí, de ahí en adelante me pegaron el mote de ayatola. Eso me lo contó tiempo después el compañero Céspedes”, quien le contó también que la expresión correspondió al profesor Juan Bosch (Ayatoha es un altísimo título en el islam).

En una ocasión Polanco fue trasladado de la casa de Bosch a la Casa Nacional del PLD, pero al poco tiempo lo requirieron de nuevo a la casa del expresidente de la República. “Cuando llegué a la casa y Don Juan sale de su oficina y me ve, abre los brazos y me dice: pero compañero y donde tú estabas, anoche estaba pensando en ti, pensé que te habías ido para Estados Unidos”, gesto que le produjo una gran alegría al ver un recibimiento sincero y expresivo.

Como parte del equipo de seguridad de Juan Bosch recibió entrenamiento en artes marciales y asuntos protocolares. Todavía resuena en sus oídos la frase que le dijo Brache: “los compañeros de la seguridad que salen con Don Juan tienen que garantizar que llegue vivo a su casa, aún sea a costo de su propia vida”.

Vida partidaria

Juan Francisco Polanco inició sus actividades partidarias en el Comité Intermedio José Martí, y de ahí pidió su traslado al Capitán Máximo Cabral, donde adquirió la membresía en 1978, y aún permanece en la actualidad.

Provenía de la izquierda y se definía en esa etapa como “un cabeza caliente”, característica que cambió cuando se hizo miembro del Partido de la Liberación Dominicana y le correspondió ver la política con otra óptica.

Es oriundo de Moca. Conoció al PLD a través de un hermano. “Mi hermano me preguntó que como se comportaba en la escuela José Ideado y le dije que era el compañero más sobresaliente en historia. ¿Tú sabes por qué?, me preguntó, y respondió: porque es peledeísta, lo que me impactó grandemente”.

A principio de los 70 se traslada a la Capital en busca de mejor porvenir y se muda al sector Cristo Rey.

Inició sus actividades como servidor de la Casa Nacional y miembro del equipo de seguridad del presidente Advitam del PLD a comienzo de los 80, a través de una circular que llegó a su intermedio pidiendo compañeros para esas funciones.

En la actualidad reside en el sector Invivienda en el municipio Santo Domingo Este. Solicitó al partido su traslado desde el Máximo Cabral a uno de los intermedios Simón Orozco.

Se quejó amargamente que se le ha impedido entrar al patio de la sede nacional en momentos en que se han realizado reuniones del Comité Central o Comité Político.

“Eso tiene que resolverse. Somos un grupo de personas que pasamos por aquí y nos duele este partido” explicó.

En la entrevista participó el compañero Héctor Olivo, quien en su calidad de miembro del Consejo de Administración de la Casa Nacional le sugirió a Polanco procurar esos compañeros para compartir las experiencias vividas con los actuales empleados, que sirva para cuidar y vigilar esas instalaciones, que comentó el Ayatola del PLD, es propiedad del pueblo, como lo decía siempre Juan Bosch.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas