Internacionales

Kuczynski sigue preso e ingresado y lo visita presidente de Perú

El detenido ex gobernante peruano Pedro Pablo Kuczynski cumplió hoy seis días ingresado en una clínica en cuidados intensivos y vigilado por la policía, donde recibió la visita del presidente Martín Vizcarra.

Tras su estancia anoche, breve por indicación médica, Vizcarra declaró que hizo una visita de carácter personal a Kuczynski ante su delicado estado de salud por problemas cardíacos, que era lo que correspondía desde un punto de vista humano.

«Le he deseado la mejora de su salud y energía positiva para que puede enfrentar los momentos difíciles que está pasando», dijo Vizcarra, sin hacer comentarios sobre la situación jurídica de su antecesor, sometido a prisión preventiva desde el pasado viernes, hasta por 36 meses, mientras es investigado por posible corrupción.

Vizcarra era primer vicepresidente de la República de Kuczynski, a quien reemplazó en marzo de 2018 cuando el hasta entonces gobernante renunció cercado por indicios de corrupción.

De otro lado, Miguel Kuczynski, hermano del ex mandatario, dijo tras visitarlo en el centro asistencial que este se encuentra estable y bien cuidado por los médicos de la clínica Angloamericana.

El hermano y dos de las hijas norteamericanas del expresidente afirmaron ayer que está muy enfermo y que enviarlo a prisión preventiva por 36 meses equivale por su situación a una condena de muerte y pidieron que se le permita cumplir la medida en su casa.

Un informe de medicina legal que indica que el paciente no está grave y solo requiere control médico y el jurista Juan José Quispe comentó que Kuczynski tiene problemas cardíacos desde hace muchos años y pudo gobernar el país, tarea muy estresante, durante 21 meses.

El abogado del exmandatario, César Nakazaki, presentó ayer una apelación judicial contra la prisión preventiva dictada por el juez Jorge Chávez, e insistió en que la medida no corresponde y que, en todo caso, debe cambiarse por la prisión domiciliaria.

Según la hipótesis de la investigación de la fiscalía, Kuczynski incurrió en delitos de colusión y otros, debido a que una empresa de su propiedad cobró cinco millones de dólares a la empresa brasileña Odebrecht por consultorías financieras, dinero que terminó en las cuentas personales del hombre de negocios y político neoliberal.

El ministerio público señala que las consultorías estaban referidas a la viabilidad financiera de proyectos de obras públicas en cuya realización por Odebrecht influyó como ministro del gobierno del neoliberal y hoy prófugo Alejandro Toledo (2001-2006).

últimas Noticias
Noticias Relacionadas