Internacionales

Nobel de la Paz pide nuevos enfoques frente al hambre y conflictos

El Premio Nobel de la Paz Muhammad Yunus pidió cambiar de forma radical el modo en como se enfrentan las cuestiones, a menudo relacionadas, del hambre y los conflictos.

Yunus intervino en la presentación de los resultados del trabajo de la Alianza de la FAO y los Premios Nobel de la Paz, creada en 2016 con el propósito de contribuir a romper el círculo vicioso existente entre las confrontaciones y la seguridad alimentaria.

El economista, banquero y líder social bangladesí, condecorado por desarrollar el Banco Grameen y los conceptos de microcrédito y microfinanzas, señaló que de continuarse haciendo las cosas de la misma manera como hasta ahora, siempre se obtendrá el mismo resultado, en particular en temas como la seguridad alimentaria, agricultura y el medio ambiente.

Durante el evento, realizado en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, se expuso el ejemplo de un proyecto piloto de consolidación de la paz en la República Centroafricana a través del cual cristianos y musulmanes trabajan para impulsar la producción agrícola.

Además la iniciativa está enfocada en la formación y el desarrollo empresarial social y en la promoción del diálogo comunitario para fomentar la cohesión social.

El proyecto aprovecha la experiencia de Yunus en empresas sociales, alentando el espíritu empresarial agrícola especialmente entre los jóvenes, el cual incluye los conocimientos a favor del diálogo interreligioso en el logro de la paz, impulsados por la activista yemení de derechos humanos y ganadora del Premio Nobel de la Paz en 2011, Tawakkol Karman.

El programa se desarrolla en un terreno propiedad de la Iglesia Católica en las afueras de Bangui, capital centroafricana, donde viven unas tres mil personas desplazadas por el conflicto.

La iniciativa fue diseñada por la FAO, financiada por el gobierno de Italia e implementada por la organización italiana Cooperazione Internazionale.

A juicio de Yunus los agricultores son excelentes empresarios y explicó que el proyecto puesto en práctica en la nación africana demuestra cómo el empresariado agrícola puede ayudar a transformar las comunidades y alentar a las personas a permanecer en ellas, en lugar de verse obligadas a buscar mejores oportunidades en otros lugares.

Al intervenir en el evento, según un comunicado difundido aquí por la FAO, el director general de ese organismo internacional, José Graziano da Silva, expresó que «no puede haber seguridad alimentaria sin paz, y no puede haber paz duradera sin seguridad alimentaria».

Añadió que cuando se avecina un conflicto o el hambre amenaza la paz es necesario sostener a las comunidades rurales vulnerables y destacó que para salvar vidas es preciso además salvaguardar sus medios de subsistencia.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas