Internacionales

Terrorismo doméstico un delito federal en EE.UU.

El representante demócrata Adam Schiff presentó hoy un proyecto de ley a partir del cual el terrorismo doméstico sería considerado un delito federal en Estados Unidos.

La iniciativa, bautizada como Ley para enfrentar la amenaza del terrorismo doméstico, crearía una legislación penal federal que abarcaría los actos de terror internos cometidos por personas sin vínculos con organizaciones extranjeras.

Schiff manifestó que la normativa responde eventos como el tiroteo de principios de este mes en El Paso, Texas; y las matanzas en la Sinagoga del Árbol de la Vida en Pittsburgh, Pennsylvania, en 2018; y en la Iglesia Episcopal Metodista Africana Emanuel de Charleston, Carolina del Sur, en 2015.

En el caso de la masacre en El Paso, que dejó 22 muertos y 24 heridos, el sospechoso reconoció a la policía que su objetivo era atacar a mexicanos, y ese individuo es considerado el autor de un manifiesto publicado en Internet contra los inmigrantes.

De acuerdo con el legislador demócrata, quien es el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, «el ataque en El Paso por un supremacista blanco es solo el más reciente en una inquietante y creciente tendencia de terrorismo interno, alimentado por el racismo y el odio».

La ley crearía por primera vez un delito de terrorismo interno y, por lo tanto, proporcionaría a los fiscales nuevas herramientas para combatir estos crímenes devastadores, expresó en un comunicado.

Cuando la violencia alimentada por la ideología de odio plantea una amenaza más inmediata para la seguridad de los estadounidenses en territorio norteamericano que una organización terrorista internacional, es hora de que nuestras leyes se pongan al día, apuntó.

La publicación The Hill precisó que el proyecto incluye numerosas protecciones de libertades civiles para evitar el mal uso de la normativa.

Entre ellas se incluye el requisito de que el fiscal general del país o uno adjunto certifiquen que los delitos cometidos tenían la intención de intimidar o coaccionar a una población civil, o de influir en la política del gobierno, antes de que se presenten cargos.
Actualmente el terrorismo doméstico está definido por la ley federal, pero no existen sanciones penales asociadas con esa definición.

Según el periódico digital Huffington Post, eso significa que, con la excepción de alrededor de 50 situaciones muy específicas, como destruir un avión, tomar un rehén o atacar un sistema de transporte masivo, la mayoría de los actos de extremismo doméstico no se procesan como terrorismo.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas