Economía

Advierten sobre aumento de posibilidades de recesión en EE.UU.

Las probabilidades de una recesión de la economía de Estados Unidos aumentaron notablemente en los meses recientes, según las actas de la última reunión sobre política monetaria de la Reserva Federal (Fed) divulgadas hoy.

Ese encuentro, el sexto correspondiente a 2019, se celebró el 17 y el 18 de septiembre pasado, y al cierre el Banco Central bajó las tasas de interés, un cuarto de punto, a un rango de 1,75 a dos por ciento.

Tal decisión, que siguió a otra similar tomada en la cita precedente de finales de julio, dejó insatisfecho al presidente norteamericano, Donald Trump.

Autor de múltiples críticas, en las cuales ha llegado a decir que la Fed no sabe lo que hace y a calificar de tontos a sus directivos, el mandatario republicano demandó antes disminuir los referidos indicadores a cero por ciento o menos.

En un comunicado tras la reunión de septiembre, la Fed precisó que ese paso, con siete votos a favor y tres en contra, respondió a los riesgos en el mundo y la debilidad de la inversión y las exportaciones.

«Recortamos las tasas a la luz de las implicaciones de los desarrollos globales para el panorama económico, así como las inexistentes presiones inflacionarias», apuntó.

Asimismo, se refirió a incertidumbres sobre las perspectivas, y se comprometió a actuar según corresponda con el fin de mantener la expansión.

Según los documentos publicados este miércoles, la debilidad en la inversión empresarial y las manufacturas en 2019 han sido consideradas como indicadores de la posibilidad de una desaceleración más sustancial en el crecimiento económico que la prevista.

La economía de Estados Unidos creció a un ritmo anual de dos por ciento en el segundo trimestre de 2019, confirmó el Departamento de Comercio el pasado 26 de septiembre.

Idéntico al divulgado en agosto e inferior una décima al hecho público en julio, ese guarismo correspondió a la última lectura de las tres habituales que se realizan por cada etapa sobre el comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB) en el país.

Tal indicador tuvo un avance de 3,1 por ciento de enero a marzo del presente año, recordó la fuente.

Reportes periodísticos reiteraron que dicho desempeño de abril a junio apunta a la ralentización económica norteamericana, más allá de los constantes elogios que hace Trump sobre los supuestos logros de este sector.

La desaceleración del PIB real en el segundo trimestre reflejó principalmente recesiones en las exportaciones y la inversión fija no residencial, puntualizó el informe oficial.

Añadió que esos descensos fueron parcialmente compensados por las subidas en el gasto de los consumidores, que representa dos tercios de la actividad económica en Estados Unidos, y del Gobierno federal.

En 2018, la economía norteamericana registró un crecimiento de 2,9 por ciento, con incrementos del PIB en cada trimestre de 2,5; 4,2; 3,4; y 1,1 por ciento, aunque el último valor fue revisado a la baja después de situarse inicialmente en 2,2 por ciento.

Noticias Relacionadas