Internacionales

Presidente catalán pide frenar violencia en esa región de España

El presidente de la Generalitat (autogobierno de Cataluña), Quim Torra, pidió hoy el cese de la violencia que desacredita las protestas contra las condenas a líderes separatistas por el fallido intento de secesión de esa región española.

«No se pueden permitir estos incidentes que estamos viendo. Esto hay que pararlo inmediatamente», afirmó Torra en una declaración institucional desde Barcelona, la capital catalana, que la víspera vivió una nueva jornada de graves disturbios.

Las calles del centro de la llamada ciudad condal se convirtieron el miércoles, por segunda jornada consecutiva, en el escenario de una batalla campal entre agentes de los Mossos d’Esquadra (policía regional) y enardecidos manifestantes.

Los alborotadores quemaron coches y contenedores de basura, levantaron barricadas y lanzaron cócteles molotov y recipientes con ácido a los Mossos, así como pirotecnia contra un helicóptero policial, de acuerdo con versiones periodísticas.

Tras condenar los altercados, cuyo origen atribuyó a «infiltrados», el mandatario secesionista hizo un llamamiento a «parar ahora mismo» los actos vandálicos para evitar que dañen al movimiento independentista de la comunidad autónoma (región) nororiental.

Aseguró que las protestas de los partidarios de la ruptura con España siempre han sido pacíficas y cívicas, porque ese talante hace que «no perdamos la razón», enfatizó.

«Siempre hemos condenado y condenamos la violencia. No se pueden permitir los incidentes que estamos viendo en las calles de nuestro país (en alusión a Cataluña)», remarcó.

En su comparecencia, transmitida esta madrugada por la televisora pública regional TV3, Torra emplazó a impedir «que grupos de infiltrados y provocadores estropeen la imagen de los catalanes».

«No queremos provocaciones, no las toleraremos. Nada ni nadie nos puede quitar la capacidad de avanzar», subrayó.

«Es bueno y es normal que protestemos por una sentencia injusta y absolutamente aberrante, pero la protesta ha de ser pacífica», insistió.

Torra se refirió al fallo emitido el pasado lunes por el Tribunal Supremo español contra nueve líderes separatistas de Cataluña, condenados a elevadas penas de prisión por su papel en la fracasada tentativa de independencia de esa región, en octubre de 2017.

«El independentismo construye, no destroza, no va contra nadie, va a favor de todos», señaló el gobernante autonómico, quien pidió «serenidad, determinación, civismo y no violencia» en el escenario abierto tras la sentencia.

Su mensaje tuvo lugar pocas horas después de que el presidente del Gobierno en funciones de España, Pedro Sánchez, lo conminó a condenar «sin excusas ni paliativos» los episodios violentos de los últimos días en la rica autonomía de 7,5 millones de habitantes.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas