Opinión

Septiembre

El noveno mes del año, en la historia contemporánea de nuestro pueblo y de otros pueblos de América, obliga a tener recuerdos profundamente dolorosos, tenebrosos e inolvidables; el tres de septiembre de 1930, la ciudad de Santo Domingo, capital de este pequeño país isleño, fue totalmente destruida, ocasionando más de tres mil muertos por un ciclón bautizado con el nombre San Zenón; apenas 18 días después, de haberse juramentado como presidente de la República Rafael Trujillo Molina; fenómeno atmosférico que le sirvió de plataforma, a este joven mandatario, para profundizar y asentar su dictadura, que tendría 31 años de existencia. Brevemente diremos porque:

Desde el primer momento, Trujillo demostró una capacidad avasalladora en el cumplimiento de sus planes en relación a como debería gobernarse el país. Ese fenómeno de la naturaleza, lo supo aprovechar al máximo, para demostrar sus condiciones de organizador y jefe político.

Inmediatamente después de San Zenón, asumió Trujillo la dirección de todos los trabajos, y advirtió con energía a los comerciantes que no permitiría la especulación con los bienes de consumo.

Santo Domingo quedó totalmente destruido, y por esa razón, el día 4 de septiembre, el Congreso Nacional aprobó una Ley de Urgencia. Más de 200 soldados fuertemente armados bajo el mando de oficiales, patrullaban la destruida ciudad, y a todos los que encontraban robando o con cuchillos, alicates, o machetes en las manos, mujeres u hombres, eran inmediatamente fusilados.

El autor ha publicado en muchas ocasiones, el testimonio de nuestro padre, que con 20 años de edad, era el oficial más joven del Ejército Nacional.

En 1963, treinta y tres años después, en el mes de septiembre, fue derrocado el Gobierno Constitucional de la República que presidía el profesor Juan Bosch, que había ganado las Elecciones Nacionales, el 20 de diciembre 1962, un año y meses después de que Rafael Trujillo Molina fuera ajusticiado, el 30 de mayo 1961.

Juan Bosch, a quien llamamos el gran Maestro Político Dominicano y de América, había triunfado en esas elecciones ganándolas con 60 por ciento de los votos depositados en las urnas, derrotando al sector más conservador que se aglutinaba en la Unión Cívica Nacional.

Pero Juan Bosch, había derrotado también, en esas elecciones, a la política de intervención, abusiva, del gobierno de los Estados Unidos de América, que lo presidía entonces John F. Kennedy; porque Juan Bosch, el enemigo de Trujillo de mas autoridad y jerarquía, que había vivido en el exilio más de 25 años, proyectando su figura como escritor y literato de primera categoría, no era un hombre que los yanquis podían manejar.

Septiembre para el pueblo de los Estados Unidos de América y todos los pueblos del Continente Americano, sufrieron el atentado del 11 de septiembre 2001, en el que murieron en las torres gemelas de New York más de 4,500 personas.

Qué triste es este caluroso mes del verano, que aunque en el escenario real del pueblo dominicano, por las gigantescas cordilleras que cruzan el territorio nacional, que son las más altas, en las costas del Océano Atlántico, que se extienden desde el estrecho de Bering hasta el estrecho de Magallanes.

Descansen en paz las miles de víctimas, de estos episodio inolvidables, que también nos han demostrado, que en la realidad de la vida y el destino, los seres humanos no estamos por encima, ni somos invencibles, frente a la naturaleza y el crimen.

Otras del Comité Político
últimas Noticias
Noticias Relacionadas