Internacionales

Sospechoso de ataque en Bengasi enfrenta posible pena capital en EEUU

Washington, (Servicios Especiales de Vanguaridia del Pueblo) El presunto líder del ataque contra el consulado estadounidense en Bengasi, Libia, Ahmed Abu Khatallah, podría recibir la pena de muerte si es hallado culpable de los cargos que se le imputan, informó ayer el Departamento de Justicia.

Los cargos, presentados el 15 de julio de 2013 y que hasta ahora se mantenían confidenciales, incluyen “matar a una persona en el curso de un ataque a unas instalaciones federales con el uso de un arma de fuego u arma peligrosa, y conspirar para hacerlo”.

De igual forma, Khatallah es señalado por intentar proporcionar y conspirar para proporcionar apoyo a terroristas con resultados letales, así como descargar, blandir, usar, transportar y poseer un arma de fuego durante y en relación con un crimen violento, indicó el fiscal general, Eric Holder, en un comunicado.

De acuerdo con Holder, cuando Khatallah llegue a Estados Unidos será presentado ante un juez federal en Washington, para iniciar el proceso en su contra; y subrayó que podrían añadirse más cargos a los tres ya presentados. El sospechoso y sus captores viajan hacia territorio continental estadounidense a bordo de un buque de la Marina de guerra norteamericana, aseguró la víspera la cadena televisiva estadounidense Fox News.

El martes, el presidente Barack Obama prometió hacer caer todo el peso de la justicia contra Khattala, mientras defendió el operativo mediante el cual fue sacado de territorio libio el domingo sin conocimiento de las autoridades del país árabe.

La operación secreta fue desarrollada de manera conjunta por fuerzas especiales norteamericanas y miembros del Buró Federal de Investigaciones. La orden que autorizó el operativo fue firmada el viernes por la noche por el Ejecutivo.

El atentado terrorista contra el consulado en Bengasi, el 11 de septiembre de 2012, es objeto de fuertes cuestionamientos por parte de la oposición republicana, que culpa a la Casa Blanca de esconder información relevante sobre el caso. Durante la acción murieron el embajador Christopher Stevens y otros tres funcionarios gubernamentales.

Un informe de una comisión independiente sobre el ataque concluyó en diciembre de 2012 que hubo negligencias y fallos sistémicos en la respuesta a esa acción.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas