Internacionales

Condenan ataque israelí contra otra escuela administrada por la ONU

Naciones Unidas, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) La coordinadora de la ONU para Asuntos Humanitarios (OCHA), Valerie Amos, condenó el ataque israelí contra otra escuela administrada por el organismo, en la cual se refugiaban unas tres mil 300 personas.

Amos dijo que esta nueva agresión constituye una grave violación de las leyes internacionales, al expresar en un comunicado difundido aquí su gran alarma por la violencia en Gaza después del breve alto el fuego humanitario reciente.

También indicó que la sede de la OCHA en Gaza fue atacada en cinco ocasiones en la madrugada del martes.

De otro lado, la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (Unrwa) también deploró enérgicamente el incidente.

Según declaró el comisionado de esa Agencia, Pierre Kranhenbühl, los niños fueron asesinados mientras dormían. «Eso es una afrenta para todos nosotros, una vergüenza universal. Hoy el mundo se encuentra en desgracia».

Además, explicó que la Unrwa visitó el sitio para recolectar pruebas y la evaluación inicial apunta a que se trató de la artillería israelí.

La víspera el ejército de Tel Aviv lanzó volantes desde el aire en los que instaba a los moradores de Gaza a que salieran de sus casas y evacuaran la ciudad.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon advirtió que esta acción tendría un impacto humanitario devastador en los atormentados civiles de esa zona que ya han sufrido demasiado en los últimos días.

Ban indicó, además, que las agencias de Naciones Unidas presentes en Gaza deben urgir nuevamente en los términos más enérgicos a todas las partes a evitar una mayor escalada de violencia.

Sin embargo, Israel aseguró que el conflicto será largo e intensificó los bombardeos por aire, mar y tierra sobre el territorio palestino ocupado.

Cifras actualizadas arrojan que han muerto más de mil 130 palestinos y otros seis mil 560 fueron heridos desde el 8 de julio, en su mayoría mujeres y niños.

Noticias Relacionadas