Hablan los hechos

Entrando en definiciones con miras a mayo del 2016

La elección del Presidente Danilo Medina como candidato a la Presidencia de la República por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), durante la Asamblea de Delegados de esa organización celebrada el pasado 30 de agosto, marca una nueva faceta en el proceso electoral interno y al mismo tiempo despeja dudas entre los candidatos y candidatas a posiciones electivas en el Congreso.

La votación unánime de los delegados peledeístas convierte a Danilo Medina en candidato, luego que el Comité Central, en fecha 18 de julio, lo propusiera como precandidato único.

Eso le suma al mandatario un nuevo rol, el de candidato que debe compartir con el de jefe de Estado en los meses que restan hasta el 15 de mayo del 2016.

Los conceptos elaborados en las palabras que pronunciara, luego de ser juramentado candidato y que la Comisión Nacional Electoral le entregara un certificado de elección, deja claro que el Presidente Danilo Medina tiene definido a grandes rasgos lo que va hacer ya con el nuevo rol de candidato.

Se tiene por seguro que un político con tanta experiencia como estratega, ha concebido por adelantado lo que hará como candidato y la distancia que guardará como jefe de Estado y de gobierno, sabiendo el respeto que tiene a la investidura.

Afirmando que tendrá “la oportunidad de dirigirme a todos ustedes, a los que están aquí y a la militancia del Partido que está afuera, en un acto masivo que será convocado para los próximos días para el lanzamiento formal de nuestra candidatura a la Presidencia de la República”. Presupone un acto inicial de campaña al que le seguirá la conformación de un equipo político y técnico de campaña, la designación también de un equipo para preparar un plan de gobierno para el próximo cuatrienio, el esquema de promoción de la candidatura y el trabajo electoral, requerido para los triunfos en las urnas y en los que el PLD tiene personas y equipos experimentados.

La mejor propaganda ha de ser continuar con las ejecutorias del gobierno, sus planes sociales y manejo de la economía que mantienen al Presidente y la gestión con envidiables niveles de aceptación entre los electores.

El Medina, en un mensaje de escasos diez minutos, describió que el país está viviendo momentos de progreso y soluciones a los problemas ancestrales y que por tanto demanda más gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana, para que no se detenga el rumbo que la República Dominicana alcanzó en el año 2004. Con esa postura adelanta por donde viene la corta campaña electoral, la que se va hacer con un trabajo sistemático, continuo, con esfuerzos, como si el PLD estuviera en los últimos lugares, aún sabiendo que las encuestas y el favor popular están a favor de la propuesta del partido morado y lo que será la más grande coalición partidaria de la historia electoral.

Primera fase del Congreso Elector

Que de manera directa la Comisión Nacional Electoral convocara a la Asamblea de Delegados para proceder a convertir al precandidato Danilo Medina en candidato, es un paso inteligente, con el que se concluye una fase del Congreso Elector Gladys Gutiérrez.

Ya proclamado el candidato a la Presidencia, solo quedaría que se escoja el acompañante del candidato para completar la formula o propuesta al electorado en la boleta presidencial, pasando entonces el proceso interno a ocuparse de las candidaturas al Congreso y los municipios.

Presentar a la Asamblea de Delegados una tercera moción en la que se ratificó en todas sus partes los acuerdos suscritos por el Comité Político en fecha 28 de mayo del corriente año 2015., ratifica los actuales congresistas, diputados y diputadas, senadores y senadoras, para quienes el Comité Político hizo reserva de su candidatura, acorde con un mandato de los Estatutos del Partido de la Liberación Dominicana.

Ese voto también unánime de los congresistas fue avalado por el propio Presidente Danilo Medina al precisar lo que se aprobó en la moción: “Hoy aquí se ratifican, entre los acuerdos del Comité Político a los senadores y diputados.”, dijo enfáticamente el también electo candidato presidencial.

Eso despeja dudas entre los congresistas en ejercicio aunque genera algún disgusto entre quienes aspiraban a convertirse en candidatos al Congreso y a los que el Presidente Danilo Medina aconsejó: “la gente cree que cuando se hace un trabajo político y no se concreta, ese trabajo se pierde. Y no es así. En política, ningún trabajo se pierde, el trabajo que se hace, se acumula”, quizás viéndose en su propio espejo con intentos anteriores en los que se quedó en el camino o los del ex Presidente Leonel Fernández, quien en elecciones internas en más de una ocasión fue el más votado para una candidatura a diputado por el Distrito Nacional y que cedió esa elección, viéndose premiado en 1994 como compañero de boleta del Profesor Juan Bosch y en 1996 como triunfante candidato Presidencial.

El aliento al trabajo político y en la próxima coyuntura a las tareas electorales, el Presidente Danilo Medina lo acompaño de una sana exhortación que siempre ha dado resultado: “háganlo sin odio, sin rencores, acérquense a la gente con humildad, acérquense sin arrogancia, acérquense sin prepotencia, que el que tiene la verdad no tiene que agredir, ni tiene que odiar”.

Las primarias

Teniendo una buena parte de los candidatos y candidatas al Congreso, que derivan de la aplicación del acuerdo del Comité Político, ratificado por la Asamblea de Delegados, el resto vendrán de las resultantes de los pactos de alianza, de la aplicación de la cuota de la mujer y los que resten irán a elecciones primarias.

En cuanto a las candidaturas municipales ya se conoce que exceptuando algunas regidurías y vocales de distrito municipales, en su gran mayoría esos candidatos y candidatas se escogerán en una competencia interna.

Le corresponde a la Comisión Nacional Electoral organizar y supervisar esas primarias, como también le corresponde organizar y supervisar las elecciones internas para alcaldes, alcaldesas y directores de distritos en donde no aplique la reserva acordada por el Comité Político.

En el punto cinco de los quince aprobados se lee: “mantener a los actuales incumbentes de las alcaldías y de los distritos municipales, siempre y cuando se demuestre un buen posicionamiento electoral en sus respectivas comunidades. En este caso se excluyen las candidaturas reservadas para fines de alianzas”.

Para saber si un alcalde o director “goza de un buen posicionamiento” se tiene que medir y la mejor forma de hacerlo es mediante encuestas. Con esos propósitos la Comisión Nacional Electoral realizó encuentros regionales haciendo un levantamiento de los incumbentes de las alcaldías y los aspirantes a esos puestos.

La Comisión ya ha cotejado esos datos para entrárselos a las encuestadoras quienes se encargarán de las mediciones, mientras tanto ha avanzado en documento para reglamentar las encuestas que respondan a un cuestionario único y que se coloquen parámetros para precisar cuándo efectivamente, se está bien posicionado.

Los Pactos de alianzas

Al inicio de la semana se fijó la firma de un pacto con el Partido Revolucionario Dominicano y el Partido de la Liberación Dominicana, participarán en alianza electoral en las elecciones del 15 de mayo del 2016.

Se trata del pacto por un “Gobierno compartido de unidad nacional para concurrir aliados a las elecciones del 15 de mayo del próximo año” que al precisar sobre su nomenclatura implica una serie de acciones.

Este acuerdo que será sellado con la rúbrica de Miguel Vargas y Danilo Medina marca también otra fase del proceso interno, ya que los demás aliados estarían organizando actos como esos o sus convenciones como lo ordena la Ley Electoral.

Noticias Relacionadas