Editorial

Acuerdo firmado garantiza un derecho ciudadano

Con una nota refrescante, que despeja un panorama nebuloso de preocupación ciudadana, ha iniciado el 2018, se trata del anuncio del acuerdo entre el Colegio Medico Dominicano (CMD) y el gobierno, que pone fin a un tema problemático en la agenda del sector salud.

Se decidió aumentar el salario pendiente del 25% a unos 400 médicos. El Servicio Nacional de Salud (SNS), representando el gobierno, acogió el tema que desde hace varios meses mantenía en crisis a esos sectores.

Y como muestra del interés existente para despejar cualquier tipo de situación anómala, se constituirá una mesa de trabajo con reuniones mensuales para tratar la cotidianidad y los problemas que surjan.

Ha quedado demostrado que el diálogo es la mejor vía para llegar a acuerdos entre las partes y en el caso en cuestión para la ciudadanía, que ha sido la afectada con la convocatoria a paros de los servicios de salud sin sentido alguno, abusando de un recurso de defensa de gremios y sindicatos.

Las paralizaciones en los servicios a una población necesitada son métodos rancios e insensatos, que afectan a los más pobres, una notoria violación al derecho del pueblo a recibir atenciones de salud.

Ahora, sin la obstinación de la gestión anterior en el gremio de los médicos dominicanos, se ha arribado a un acuerdo que ha sido ampliamente saludado por los sectores nacionales.

Ponderamos la nueva postura en la dirección del gremio de los profesionales de la salud, que sin renunciar a su rol crítico frente al Estado, ha sido receptiva y comprensiva al tiempo de resaltar la firme voluntad de las autoridades para que se arribara a acuerdos definitivos y se despejara cualquier duda sobre lo firmado.

Lo pactado garantiza el derecho ciudadano a una salud integral, como se contempla en la Ley Sustantiva, en la que se establece que el Estado debe velar por la protección de la salud de todas las personas.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas