Opinión

La decisión es de Danilo

Las organizaciones comunitarias del Municipio Santo Domingo Este se han levantado en contra de la Construcción de la terminal de autobuses en el Parque del Este, contiguo a Los Tres Ojos, en el ejercicio a su derecho a la protesta pacífica y en defensa del derecho colectivo y difuso establecido en la Constitución, contenido en el artículo 67 sobre Medio Ambiente. Habíamos referido en una edición anterior que la realización de esta obra es una responsabilidad compartida con el Ministerio de Medio Ambiente, en nuestra condición de munícipe de SDE me siento absolutamente comprometida, con exigir que se respeten las leyes y el medio ambiente, y se les dé el correcto manejo a los recursos naturales.

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales violó la Ley 64-2000, sobre Medio Ambiente, al otorgar la “no objeción” para la construcción de la terminal de autobuses en nuestro municipio. En la normativa vigente, no existe la figura de la no objeción en el sistema de permisos y autorizaciones ambientales.

La autorización erogada por el ministro de esa cartera, contraviene los artículos 39 y 40 de la Ley General sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales, que impide cualquier intervención hasta tanto no hayan sido tramitados los permisos ambientales que corresponden para la realización de una determinada obra.

En el acápite 4 del artículo 41, se incluye las terminales de autobuses dentro de las obras que necesitan permisos de impacto ambiental, para lo cual deben agotarse diversos procesos precedentes, esto porque según varios expertos que se han referido al tema, las autorizaciones no se otorgan mediante cartas a los promotores de proyectos.

Existen mecanismos, instrumentos y formalidades, que van desde el cumplimiento de los requisitos para entrar al sistema de evaluación hasta las rigurosas sesiones de los comités técnicos de evaluación, que concluyen con un documento formal de condicionalidades y, como en el caso del presente proyecto, un Plan de Adecuación y Manejo Ambiental.

Nos refieren, que cuando el Estado sea el promotor, ejecutor, o forme parte activa en cualesquiera de los planes y proyectos de desarrollo, deberá contratar los servicios de consultores privados, o personas jurídicas, con la finalidad de realizar los estudios ambientales correspondientes y deberá cumplir con los requisitos establecidos en la ley.

Entre los proyectos o actividades que requieren la presentación de una evaluación de impacto ambiental están los aeropuertos, terminales de autobuses y de ferrocarriles, vías férreas, autopistas, carreteras y caminos públicos, o en lugares donde la ejecución de obras, programas y actividades sean parques nacionales y otras áreas protegidas. Es evidente que esto generará daños ecológicos y ambientales allí y en todo el entorno.

A pesar de que la comunidad ha expresado su preocupación, los jueces de la Tercera Sala del TSA se reservaron el fallo de nulidad de los trabajos de construcción de la obra, luego de escuchar las conclusiones de los abogados demandantes, los del Ministerio de Obras Públicas, y la Procuraduría del Tribunal Contencioso Administrativo.

La jueza Carmen Canaán, se reservó el fallo de inadmisión propuesto por los demandados en amparo, no sin antes aclarar que “lo hará previo al conocimiento del caso, si fuera pertinente, pero por disposiciones separadas”. En cuanto al fondo, la magistrada lo dejó pendiente hasta que el tribunal colegiado que encabeza pueda deliberar y dictar una sentencia definitiva.

Reconociéndose todas las violaciones a la ley y ante este crimen ambiental, es necesaria la intervención del compañero presidente de la República, quien en el ejercicio de su mandato ha demostrado interés en la preservación del medio ambiente y en la defensa de nuestros recursos naturales, para que él suspenda la construcción de la terminal de autobuses, y ordene la apertura de un proceso de discusión con la participación de expertos en el área, al tiempo de ir identificando otras alternativas de lugar donde pueda ser ejecutada esta obra, que indudablemente, es necesaria para el desarrollo de nuestro municipio.

Noticias Relacionadas