Opinión

Venezuela siempre

Juan Bosch, el gran maestro político dominicano y de América, dijo en más de una ocasión que “América solamente había conocido, en su historia, tres genios políticos: Toussaint Louverture, gran figura política de Haití, Simón Bolívar, fundador de la República de Venezuela y libertador de Colombia, Ecuador Bolivia y Perú, y Fidel Castro Ruz, heredero político de José Martí y Máximo Gómez y líder de la Revolución Cubana”.

Venezuela y Cuba solidarios, pueblos solidarios hasta el infinito con el pueblo dominicano, aportaron numerosos héroes revolucionarios para combatir la férrea y represiva dictadura de Rafael Trujillo Molina, Cuba y Venezuela se opusieron también públicamente a la oprobiosa e injustificable intervención de tropas estadounidenses, ordenada por Lyndon B. Johnson contra el Movimiento Revolucionario Constitucionalista, iniciado el 24 de abril de 1965.

Los dominicanos nunca debemos olvidar y tener presente siempre, esos gestos de solidaridad.

Ahora, en estos momentos, Venezuela es agredida frontalmente por el gobierno de Estados Unidos de América presidido por Donald Trump, apoyado por otros gobiernos americanos y organizaciones internacionales, encabezados por la nauseabunda Organización de los Estados Americanos (OEA).

Allá, muy en el fondo de esa agresión, esta la revisión de la política internacional imperialista de los gobiernos estadounidenses, que necesitan tener el control de la riqueza petrolera y de minerales de Venezuela.

La República fundada por Simón Bolívar, que es dueña en el orden estratégico de petróleo y minerales que son imprescindibles, para el desarrollo y mantenimiento del poder internacional de los Estados Unidos de América.

Hace pocos días acaba de fracasar un proyecto de Golpe de Estado para derrocar el gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro, que ha recibido el apoyo no solamente de la mayoría del pueblo venezolano, sino también la inmensa mayoría de las Fuerzas Armadas de esa nación.

A esa situación se suma el apoyo de la República Rusa y de la República Popular China.

Los dominicanos particular y principalmente, tenemos que tener presente en nuestros recuerdos a Juan Bosch, que sigue siendo el Presidente Moral y Eterno de la República; estamos obligados a ser prudentes y cautelosos, para no equivocarnos y darle entrada en el escenario dominicano a un “monigote” nombrado embajador de Venezuela, de un gobierno ilegítimo, indolente y servil, supuestamente presidido por un tal Juan Guaidó un amateur, en el orden político “clase Z”, que lo único que provoca es risa cuando se dirige a la población que supuestamente lo apoya; financiada por el gobierno presidido por Donald Trump, que en la realidad de los hechos no pasará de donde están.

Venezuela sigue siendo la patria de Simón Bolívar y Antonio José de Sucre, quienes dieron una lección de dignidad e independencia a todos los pueblos de América y del mundo, con soldados venezolanos en los inicios del siglo XIX.

No olvidemos a Cuba, nuestra hermana de siempre, que bajo el liderato de Fidel Castro Ruz, ha sido solidaria, consecuente y admiradora de los dominicanos, que motivó a que ese gran líder nos llamara, en actitud de reconocimiento y admiración “Pueblo Legendario, Veterano de la Historia y David del Caribe”. ¡Ni un paso atrás: Venezuela siempre!.

Otras del Comité Político
últimas Noticias
Noticias Relacionadas