Internacionales

Reconocen en EE.UU. necesidad de ayuda para países centroamericanos

El senador estadounidense John Cornyn se refirió hoy a la necesidad de un plan para favorecer la prosperidad económica y mejorar la seguridad en Guatemala, El Salvador y Honduras.

La iniciativa pretende evitar que habitantes del llamado Triángulo Norte de Centroamérica migren hacia Estados Unidos, cuyas políticas gubernamentales sobre el tema reciben rechazo a nivel nacional y foráneo.

Hay una situación muy compleja y debemos determinar la cantidad necesaria de dinero para enfrentarla, expresó el legislador republicano en una conferencia en el centro capitalino de pensamiento Atlantic Council.

De acuerdo con Cornyn, actualmente no existe una estrategia clara para abordar los retos de los países mencionados, aunque su nación, expuso, está buscando líderes y socios para poder trabajar.

Por su parte, el senador demócrata Tom Carper opinó en el mismo espacio que un proyecto bipartidista debería ayudar a potenciar oportunidades económicas, reducir el crimen y la violencia, y rebajar los niveles de corrupción.

El pasado 30 de marzo, el Departamento norteamericano de Estado confirmó la determinación del presidente Donald Trump de cortar la asistencia al Triángulo Norte, una medida con la cual amenazó el mandatario en ocasiones previas.

Trump acusó a Honduras, El Salvador y Guatemala, y también a México, de no hacer lo suficiente para frenar el flujo de migrantes hacia la frontera sur estadounidense, y advirtió varias veces sobre la posibilidad de cerrar la línea divisoria.

Para miembros del Ejecutivo, el paso del gobernante representa una forma de pedir a esas naciones «que hagan más» con el fin de evitar que las personas se dirijan a Estados Unidos.

Sin embargo, varios analistas consideran que el recorte de la ayuda solo empeorará las condiciones de pobreza y violencia en los países afectados, y llevará a más habitantes a abandonarlos, un criterio repetido por políticos demócratas.

Mike Pompeo, secretario norteamericano de Estado, defendió el 10 de abril la decisión de Trump y consideró que el apoyo monetario no ha surtido efecto.

Ahora estamos tratando de cambiar eso, añadió Pompeo como parte de comentarios durante el proceso de solicitud de 40 mil millones de dólares para el presupuesto del año fiscal 2020 de la entidad federal bajo su mando.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas