Internacionales

Destitución de alto cargo estremece gobierno de Puerto Rico

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares, enfrenta hoy sus horas más críticas tras destituir la víspera al ministro de Hacienda, Raúl Maldonado Gautier, por denunciar una mafia institucional en ese organismo.

El mandatario puertorriqueño alegó que la destitución fulminante de Maldonado Gautier, quien ocupaba además las carteras de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) y de principal Oficial Financiero del Gobierno (CFO, siglas en inglés), se debió a que hay unas imputaciones serias que nosotros como gobierno debemos tomar acción.

El alto cargo gozaba de la plena confianza de Rosselló Nevares a pesar de denuncias de favoritismo por sobre una veintena de contratos que tenía su hijo Raúl Maldonado Nieves con el gobierno, incluso dos firmados por el padre en violación a la ley de ética.

Mas, este lunes al denunciar en sendas entrevistas radiales la existencia de lo que llamó una mafia institucional en Hacienda, la que incluso trató de chantajearlo, Maldonado Gautier cayó en desgracia con el mandatario.

Hemos encontrado que, de una investigación con el FBI al principio de la administración, había funcionarios de la agencia accediendo a récords de sistemas, vendiendo influencias, licencias falsas, detalló Maldonado Gautier.

La reacción inmediata de Rosselló Nevares fue anunciar su despido fulminante, aunque en el pasado hizo caso omiso a las denuncias de la entonces ministra de Hacienda, Teresita Fuentes, sobre irregularidades en la concesión de contratos.

Fuentes, quien sustituyó a Maldonado Gautier en Hacienda debido a sus múltiples obligaciones como OGP y GFO, terminó por dejar el cargo ante la indiferencia del mandatario por los aparentes actos de corrupción, no sin antes enviarle una dura carta al respecto sin que hubiera reacción.

Transcurridas unas tres horas del triple despido fulminante del ministro de Hacienda, su hijo Maldonado Nieves publicó en su página de Facebook una serie de andanadas en las que ponía en entredicho la honestidad de Rosselló Nevares.

Al sostener que presentará evidencia de sus denuncias, Maldonado Nieves ubicó al gobernante boricua en una reunión con el presidente de BDO Puerto Rico, Fernando Scherrer, empresa que es objeto de una pesquisa por las autoridades federales debido a la voluminosa cantidad de contratos con el gobierno de Puerto Rico, que se calcula en 50 millones de dólares.

Maldonado Nieves acusó al gobernador Rosselló Nevares de ajustar una auditoría realizada por la firma BDO Puerto Rico y Robles & Associates relacionada con el manejo de unos furgones con ayuda para los damnificados de los huracanes Irma y María, porque ese perjudicaba la imagen de su esposa, la primera dama Beatriz Rosselló.

El informe de auditoría estaba relacionado con la entidad Unidos por Puerto Rico, que encabezó Beatriz Rosselló, que además recaudó 30 millones de dólares para ayudar a los damnificados de ambos ciclones que azotaron en septiembre de 2017.

De ese dinero no se ha rendido auditoría sobre su disposición, más allá de que se entregó a entidades sin fines de lucro, mientras se incumplió su fin primordial, la reparación de hogares, ya que todavía hay unas 40 mil casas con toldos como techo.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas