Internacionales

Negocios de Hong Kong en baja

Negocios de distintos sectores en Hong Kong sufren hoy grandes pérdidas por la continuidad de las protestas que desde hace dos meses mantienen bajo tensión la vida socioeconómica de esa zona, ubicada en el sur de China.

Estadísticas oficiales muestran la caída de las operaciones y hasta el cierre de establecimientos vinculados al turismo, la venta minorista de bienes de consumo,la gastronomía y la hotelería, pues el público evita visitarlos por temor a la violencia desatada en la mayoría de las manifestaciones.

Los restaurantes de afamados distritos comerciales como Causeway Bay, por ejemplo, vieron una disminución de los clientes de 20 y 35 por ciento durante junio y julio, respectivamente, así como un alto en las operaciones los sábados y domingos.

Mientras, en el turismo la descenso en los ingresos sobrepasa el 50 por ciento.

Analistas califican la situación de «tifón económico» y advierten que de persistir conllevará al desempleo de al menos 600 mil personas en la región administrativa especial.

En ese contexto el Banco de Asia Oriental -asentado en Hong Kong- reportó una baja de 75 por ciento en sus ganancias durante el primer semestre del presente año por la combinación de las marchas y la guerra económica de Estados Unidos contra China.

Dicha entidad proyectó mayores afectaciones en la economía local y de China continental, el desplome de la confianza de los inversores y el alejamiento de los turistas si continúa la agitación en el territorio sureño.

Incluso vaticinó una contracción del Producto Interno Bruto al cierre de 2019.

Hong Kong sigue sumida en la agitación aunque el Gobierno eliminó por completo la ley de extradición que desencadenó masivas concentraciones, con saldo de numerosos civiles y policías heridos, varios arrestados y daños en edificios públicos como la sede del Consejo Legislativo.

La jefa ejecutiva del territorio, Carrie Lam, incluso pidió a la ciudadanía un voto de confianza y, con ese fin, propuso abrir una plataforma donde se expresen los distintos puntos de vista de manera pacífica y civilizada.

Por su parte, el gobierno central de China rechazó siempre la confrontación y todo tipo de injerencia foránea por parte de cualquier país, organización o individuo en asuntos de esa zona, al puntualizar que son internos y solo le competen a las autoridades domésticas.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas