Internacionales

Sin acuerdo en el G7 sobre el retorno de Rusia,

El presidente estadounidense, Donald Trump, reconoció que existe división entre los mandatarios del Grupo de los Siete (G7) en torno a la reincorporación de Rusia.

Durante una conferencia de prensa junto al primer ministro japonés, Shinzo Abe, el jefe del Ejecutivo norteamericano confió que en la cena de ayer «tuvimos una discusión sobre Rusia» para decidir «si los invitamos de vuelta o no».

Jefes de Estado y Gobierno de Francia, Alemania, Canadá, Estados Unidos, Italia, Japón y Reino Unido, más altos funcionarios y representantes de otros países, se reúnen hasta mañana en esta ciudad francesa.

Rusia fue excluida del hasta entonces G8 por la reincorporación de Crimea a su territorio, en 2014, tras un referendo donde el 96 por ciento de la población votó por esa opción.

Entonces, el resto de los países miembros del Grupo rechazó la invitación del presidente, Vladimir Putin, a la cumbre del G8, que tendría lugar en la ciudad rusa de Sochi.

En respuesta, Moscú no participó en la próxima cumbre y en lo adelante el país dejó de ser invitado a las reuniones del Grupo.

Moscú ha subrayado en reiteradas ocasiones que no es parte del conflicto en Ucrania y sostiene que la adhesión de Crimea se llevó a cabo respetando la legislación internacional y la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
Trump explicó a la prensa hoy que en el G7 hay «algunas personas a las que les gustaría ver a Rusia de vuelta. Creo que sería ventajoso para muchas cosas en el mundo. Creo que sería positivo».

No obstante, reconoció que si bien «hay algunos que coinciden» con él, también hay «otros no están necesariamente de acuerdo. Puede que simplemente lo dejemos como está».

Horas antes, el presidente norteamericano se mostró más optimista acerca de un hipotético retorno de Rusia para la cumbre del próximo año, que se celebrará precisamente en Estados Unidos.
En otras declaraciones realizadas esta mañana, tras reunirse con el primer ministro británico, Boris Johnson, Trump dijo que el retorno ruso al G7 el año próximo «es ciertamente posible».

El presidente francés y anfitrión de esta cumbre, Emmanuel Macron, se reunió el pasado lunes en París con su homólogo ruso, Valdimir Putin, con el objetivo de no mantener a Rusia alejada del diálogo multilateral, incluso si continúa excluida del G7.
Sobre su reincorporación al grupo, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, declaró el pasado 22 de agosto que volver a sumarse no es de por sí el objetivo de Rusia, aunque sí considera útil cualquier formato de diálogo.

Según Peskov, citado por Sputnik, «el presidente Putin dijo que Rusia no renuncia a ningún formato de comunicación, aunque regresar al G7, el antiguo G8, no es de por sí el objetivo».

Subrayó que para Moscú «discutir temas globales de geopolítica, seguridad o economía sin países como China, la India y otros no es muy efectivo».

últimas Noticias
Noticias Relacionadas