Portada Principal

Continúan en Quito marchas populares

Para cuidar los vehículos, la Empresa de Pasajeros de Quito suspendió el transporte público hoy, cuando se cumplen seis días de manifestaciones, en numerosas ciudades del país, contra recientes medidas económicas anunciadas por el ejecutivo.

El cese de actividades que entró en vigor cercano al mediodía, afecta los servicios de trolebús y Ecovía, según informó la institución en un escueto mensaje que circula en las redes sociales.

Ambas modalidades de transporte se encargan de movilizar diariamente a miles de personas por toda la urbe.

Sin embargo, desde el inicio de las protestas contra las reformas tributarias y laborales anunciadas por el presidente de la república el pasado 1 de octubre, el servicio ha estado paralizado o intermitente en algunas áreas del Distrito Metropolitano.

Las movilizaciones cobraron fuerza dos días después, el 3 de octubre, cuando entró en vigor el Decreto Ejecutivo 883, que eliminó el subsidio a la gasolina extra y el diésel, principales combustibles utilizados por taxistas, choferes de ómnibus y de vehículos pesados como camiones y grúas.

En un recorrido por algunas calles del centro-norte capitalino, Prensa Latina pudo constatar poco tráfico de vehículos privados, mientras los medios públicos de transportación escaseaban.

Con la nueva medida, las paradas de Ecovía y Trolebús están cerradas y muchas personas se movilizan a pie o haciendo uso de vehículos que cobran tarifas desde 50 centavos hasta un dólar, en dependencia del recorrido.

Juan, un joven contador residente en Carcelén, en el norte de esta urbe, precisó a este medio de comunicación que caminó varios kilómetros, junto a su esposa y hermana, quienes laboran en un centro comercial, para poder llegar a sus respectivos lugares de trabajo.

Por otra parte, Andy y Ana, estudiantes de la Universidad Central de Ecuador, precisaron que se movilizaron en camionetas, a las cuales pagaron un dólar, para acudir a una convocatoria a apoyar con vituallas a indígenas de otras provincias, quienes se movilizaron hasta Quito, a fin de unirse a las protestas.

Ante las marchas de esta jornada, instituciones que ofrecen servicios públicos también decidieron cancelar labores, entre ellas la Plataforma Financiera Gubernamental y el Complejo Judicial Norte.

En distintos puntos como los Parques El Ejido y El Arbolito, están concentrados los manifestantes, principalmente representantes de pueblos y nacionalidades indígenas, que prevén avanzar hasta la Asamblea Nacional y el Palacio de Carondelet en demanda de la derogación del decreto que liberó el precio de los combustibles.

Según adelantaron, el levantamiento es también contra otras medidas económicas que afectan a los trabajadores de menos ingresos como la reducción del 20 por ciento en el salario por contratos ocasionales renovados, la disminución de 30 a 15 días en el período vacacional de empleados públicos y el aporte de estos, de un día de pago al mes.

Por su parte, las autoridades nacionales insisten en que las medidas son necesarias para blindar la economía, por lo cual, no hay marcha atrás en las decisiones tomadas.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas