Internacionales

Trump reitera posibilidad de firmar acuerdo comercial con China

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reiteró que un convenio comercial limitado entre su país y China puede ser firmado en la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico.

Tal encuentro acontecerá en Chile el 16 y el 17 de noviembre próximo, y está previsto que asistan Trump y su homólogo chino, Xi Jinping.

Creo que (la iniciativa) se firmará con mucha facilidad, espero para la cumbre en Chile, donde estaremos con el presidente Xi, manifestó Trump a periodistas en la Casa Blanca.

Hace una semana, Trump anunció que ambos países lograron un pacto limitado en su búsqueda de uno más amplio para terminar la guerra comercial de Washington contra Beijing de más de un año de duración.

Hemos alcanzado un acuerdo significativo de primera fase, pero todavía no está redactado, comentó entonces el gobernante a reporteros tras reunirse en la residencia ejecutiva con el viceprimer ministro chino, Liu He.

Liu encabezó la delegación del gigante asiático en las conversaciones bilaterales sobre comercio, de dos días a puertas cerradas en Washington D.C., el 10 y el 11 de octubre, después del último encuentro en julio.

De acuerdo con el presidente estadounidense, la mencionada fase del acuerdo alcanzado incluye el tema de la propiedad intelectual, los servicios financieros y la tasa de cambio.

Trump comentó que esperaba rubricar el convenio en las próximas semanas, en el contexto de la mencionada cumbre.

Estamos contentos, las conversaciones continúan, sostuvo Liu, quien destacó la buena comunicación y se refirió a un progreso sustancial en muchos campos.

Por otra parte, el secretario norteamericano del Tesoro, Steven Mnuchin, informó también una semana atrás que Estados Unidos no aplicaría el aumento del 25 al 30 por ciento de los aranceles a las importaciones de productos chinos por 250 mil millones de dólares, programado para el 15 de octubre.

Dicho paso, estuvo planificado para el 1 de octubre, pero el 11 de septiembre Trump decidió posponerlo a solicitud de Liu, según explicó en su cuenta personal de la red social Twitter.

El 1 de septiembre, comenzaron a imponerse gravámenes estadounidenses de 15 por ciento a mercancías chinas valoradas en 112 mil millones de dólares al año, los cuales se unieron a los mencionados aranceles del 25 por ciento.

Para expertos y medios de prensa, la mayor diferencia de la última ronda de gravámenes con relación a las anteriores es que los nuevos impuestos deben tener un impacto mucho mayor sobre los consumidores estadounidenses, algo que Trump se niega a reconocer.

Como respuesta a la acción de Washington, China comenzó también el 1 de septiembre a aplicar aranceles adicionales de cinco y 10 por ciento a mercancías estadounidenses valoradas en 75 mil millones de dólares al año.

Noticias Relacionadas