Internacionales

EE.UU. considera sin sentido creación de Califato Islámico en Iraq

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) Estados Unidos consideró carente de sentido la creación de un Califato Islámico por el Estado Islámico de Iraq y el Levante (EIIL), integrado por fundamentalistas que en las últimas semanas tomaron el control de zonas del noroeste iraquí.

Ya hemos visto este tipo de fórmulas del EIIL. La constitución del califato carece de significado para las poblaciones de Iraq y Siria (…). El EIIL sólo trata de controlar a la población mediante el terror, opinó este lunes la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki.

Por su parte, el vocero de la Casa Blanca, John Earnest, coincidió en que la ofensiva de los yihadistas en Iraq ha derivado en una campaña de terror con brutales actos de violencia y represión ideológica, lo cual entraña una gran amenaza para el futuro de esa nación mesoriental.

El EIIL no lucha por un Iraq más fuerte, sino para destruirlo. Y es por eso que nuestro gobierno trabaja estrechamente con los dirigentes iraquíes para convocarlos a la unidad del país mientras combaten este peligro existencial, subrayó Earnest.

El domingo, los miembros del EIIL anunciaron la formación de un califato desde la norteña ciudad siria de Alepo hasta Diyala, en el oriente iraquí, mientras ordenaron a los musulmanes de dichas regiones obedecer la sharia (ley islámica) y jurar lealtad a su líder, el jeque yihadista Abu Bakr al-Bagdadi.

La víspera, el presidente Barack Obama se mostró preocupado por el peligro que supone para Estados Unidos el ascenso de los grupos extremistas en Siria e Iraq.

Algunos europeos simpatizan con los insurgentes y viajan a Siria. Otros van a Iraq, adquieren experiencia de combate y se van. Con sus pasaportes europeos no necesitan una visa para entrar a nuestro país, alertó el mandatario durante una entrevista transmitida por la televisora ABC.

A juicio de Obama, ello obliga a Washington a «mejorar la política de vigilancia y nuestro trabajo de inteligencia sobre el terreno. En algunos momentos tendremos que golpear a las organizaciones que tengan la intención de atacarnos».

Las declaraciones de Obama ocurrieron días después de que la administración pidiera al Congreso 500 millones de dólares para entrenar a las heterogéneas fuerzas opositoras sirias, copadas en su mayoría por extremistas que pretenden derrocar por la fuerza al presidente Bashar al-Assad.

El vertiginoso avance de los islamistas motivó el reciente envío de miembros de las fuerzas de operaciones especiales estadounidenses a Bagdad, mientras la Casa Blanca sopesa posibles ataques aéreos contra objetivos de los insurgentes, pero descarta el envío de tropas.

En este sentido, legisladores y analistas políticos estadounidenses advierten que el mandatario requiere de una autorización explícita del Capitolio para emprender cualquier acción de fuerza en esa nación árabe.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas