Hablan los hechos

El PLD es garantía de avance social

El Informe Mundial de Desarrollo Humano 2014 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), reconoce los progresos logrados por Latinoamérica en la lucha contra la pobreza, aunque advierte el riesgo de que una proporción “demasiado alta”, pueda regresar a la indigencia en caso de alguna adversidad.

El estudio hace hincapié, en que la región no logró disminuir la población vulnerable, y por el contrario, este grupo aumentó entre 2000 y 2012, al pasar de 156,5 millones, el 34,4% del total, a 199,7 millones de personas, el 37,8%. Es decir, 43,1 millones más.

Se refiere a trabajadores informales, migrantes, personas con discapacidad, minorías, ancianos, mujeres, niños, entre otros, que según el PNUD están en un limbo social. Ya no son pobres pero tampoco han logrado acceder a la clase media.

República Dominicana con un 0,7%. También disminuyó el tamaño de la clase media en un 3,7% con la preocupación adicional de que el índice de vulnerables también se incrementó en un 3,6%.

En todas las regiones del mundo el ritmo del progreso social y económico es más lento hoy que en la década pasada, estando muy claro que más de las mismas políticas no van a rendir los mismos resultados de antes, dice el informe, y concluye en que ahora más que nunca la región tiene que invertir en protección social universal, particularmente en las fases más críticas, como son las y los niños, jóvenes y ancianos.

El informe claramente indica la necesidad de propiciar el acceso de las grandes mayorías al crecimiento económico que se ha venido verificando en el país, y que sólo ha beneficiado a los grupos minoritarios situados en la punta de la pirámide social.

La presencia en el gobierno del Partido de la Liberación ha significado en sostenido avance en esa dirección para millones de hombres, mujeres y niños marginados de las más mínimas posibilidades de progreso, y es la garantía de que puedan cumplirse las metas pendientes.

Los programas de asistencia social, el crecimiento de la inversión en Salud, Educación, la producción de alimentos, la generación de empleos, la construcción de viviendas y otros aspectos de incidencia directa en la calidad de vida de la población constituyen esfuerzos sostenidos que esta administración peledeista procura ampliar, tras recuperar al país del retroceso sufrido en el cuatrienio del 2000 al 2004.

Con el PLD no puede haber vuelta atrás, pues la continuidad de los proyectos estatales, las innovaciones en marcha y el entusiasmo con que se aplican de las acciones gubernamentales aseguran que siga el progreso económico y social; que más gente salga de la pobreza y que también avancen los demás segmentos poblacionales.

Precisamente por ello, de lo que se habla en el gobierno del Presidente Medina es de cómo aumentar y devolverle poder adquisitivo al dinero en los bolsillos de los trabajadores y la clase media, contrario a lo que pretenden los sectores que más beneficio han sacado del empuje económico del país, y que no parecen entender, que lejos de perjudicarle, le beneficiaría que las familias dominicanas dispusieran de un mejor presupuesto para gastar.

Inversiones sociales

Actualmente, el gabinete social ofrece los subsidios Comer es Primero, Incentivo a la Asistencia Escolar y Bonogás para Hogares del Programa Solidaridad; Suplemento Alimenticio de Protección a la Vejez en Extrema Pobreza, entre otros apoyos a familias en la clasificación de extrema pobreza.

Además, está en vigencia, el Programa Bonogás destinado a los choferes de carros del transporte público y el Incentivo a la Educación universitaria.

La Tarjeta Solidaridad como parte de la Red de Protección Social resguarda a 845,676 mil familias que han sido identificadas a través del censo levantado por Sistema Único de Beneficiarios (SIUBEN), cuyos subsidios son canalizados por la Administradora de Subsidios Sociales, entidad que recibe apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Los beneficiarios de los distintos Programas de la Red de Protección Social, son identificados en su ubicación y tipo de necesidad, para impulsarlos a insertarse en la sociedad como entes productivos.

A través de la Administradora de Servicios Sociales se han entregado RD$28,000,000,000.00, incluyendo las familias beneficiadas en el capítulo Comer es Primero, que incluye 48.000 comercios abastecedores.

Los subsidios, como los Programas de Transferencias Monetarias Condicionadas, están integrados por otros componentes como el Incentivo a la Asistencia Escolar con transferencias en efectivo, a cambio de una serie de corresponsabilidades familiares.

Comer es Primero otorga una ayuda económica mensual de ochocientos veinticinco pesos (RD$825.00) para complementar la alimentación básica con la condición de que la futura madre asista a chequeos clínicos de su embarazo y se lleve periódicamente al médico a los niños para garantizar el seguimiento a su desarrollo físico y buena salud.

Para incentivar la asistencia escolar, durante el período de clases otorga ayuda de ciento cincuenta pesos (RD$150) por cada hijo, hasta un máximo de cuatro, en edades comprendidas entre 6 y 16 años; inscrito desde primer hasta octavo curso para la compra de útiles escolares, uniformes, medicinas y otros. Su objetivo es disminuir la deserción, mejorando las condiciones para que cada niño asista regularmente a la escuela.

También está el Bono “Estudiando Progreso“ que es un incentivo de RD$500.00 mensual por cada joven de hasta 21 años que curse el primero o segundo del bachillerato; RD$750.00 por los que asistan al tercero y cuarto, y RD$1,000.00 por los que están en estos últimos cursos en la modalidad técnico profesional, para la adquisición de alimentos, contribuyendo con ello a disminuir la deserción escolar.

El Incentivo a la Educación Superior otorga ayuda de quinientos pesos (RD$500) por mes a jóvenes de bajos ingresos, matriculados en cualquiera de los Centros de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) para pago de matrícula, compra de libros y útiles de estudio, con la condición de no interrumpirlos y mantener un índice académico normal.

El gasto social también llega a los Choferes del concho con una ayuda de RD$3,420.00 mensuales adicionales, para compra del Gas Licuado de Petróleo (GLP), con la condición de que brinden el servicio de trasporte a los usuarios sin afectar los precios. A la Policía Preventiva que presta servicio en las calles, con una subvención de RD$928.00; y a los Alistados de la Marina de Guerra con la entrega RD$928.00 mensuales para la compra de alimentos en los establecimientos adheridos a la Red de Abastecimiento Social.

Familias pobres con envejecientes sin pensión ni trabajo, sin tener que cumplir ninguna condición específica, reciben transferencias mensuales de cuatrocientos pesos (RD$400) adicionales a hogares con personas mayores de 65 años de edad que disfrutan del subsidio “Comer Es Primero” como Suplemento Alimenticio a fin de contribuir a que mantengan una buena nutrición.

El Bonogás para Hogares es otra ayuda de RD$228.00 mensuales adicionales, para la compra del Gas de cocinar, sin que para ello medie obligación alguna, que se suma al Bonoluz, una subvención entre los RD$4.44 a RD$444.00 pesos mensuales orientada a auxiliar a familias de escasos recursos en el pago del servicio eléctrico.

Los servicios de carácter económico se aplican especialmente a través de la Tarjeta electrónica de débito Solidaridad, intransferible, que permite a su portador hacer consumos en los lugares indicados. Es capaz de manejar múltiples subsidios al mismo tiempo, como un medio idóneo para el uso transparente de los subsidios sociales a favor de los más necesitados.

A todos esos trabajos se suman los proyectos impulsados por el despacho de la Primera Dama, Cándida Montilla de Medina, como el Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID), definido como un compromiso prioritario del Gobierno de ayudar en el desarrollo integral de la niñez en condiciones especiales.

También está el programa Servicio al Ciudadano y su componente Cuenta Conmigo, para apoyar a ciudadanos con situaciones de salud apremiantes y de extrema pobreza; el Programa Mujeres Saludables, con la misión de cuidar y educar en salud a la mujer dominicana desde su niñez hasta la adultez.

Niñez Primero persigue el cuidado y el fortalecimiento de la educación en salud, y está dirigido a los niños y sus familias, con el objetivo de promover el desarrollo humano vinculando actitudes positivas y responsables. Además, estimula el conocimiento de los derechos humanos de la niñez y la familia, desde una perspectiva de género y del interés superior que representa la infancia.

El Programa Comunidades Inteligentes busca contribuir mediante intervenciones socio-educativas, el mejoramiento de la salud psicológica, física, familiar y profesional; mientras que a través de la música, literatura, pintura, danza, títeres y teatro, el proyecto Ángeles de la Cultura tiene el propósito de capacitar niños, niñas y adolescentes.

Es evidente. Ninguna administración gubernamental ha tomado más en serio los problemas del pueblo dominicano, ni ha puesto más empeño en solucionarlos que las encabezadas por el Partido de la Liberación Dominicana.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas