Opinión

Sintonizar con los tiempos (I)

A nuestra generación nos ha tocado el privilegio de vivir en la sociedad del conocimiento.

El impresionante desarrollo tecnológico experimentado por la humanidad en los últimos años, ha producido a su vez la revolución más profunda conocida desde los orígenes de nuestra civilización hasta nuestros días. Para los países del tercer mundo como el nuestro, se hace imperativo para sintonizar con los nuevos tiempos, introducir cambios dramáticos en el sistema educativo nacional.

Los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana han iniciado los cambios en el sistema educativo. Se ha invertido y se sigue invirtiendo en la educación como nunca antes en la historia de nuestro país. Sin embargo, se hace impostergable introducir cambios profundos en los obsoletos paradigmas tradicionales que aún sobreviven en nuestro sistema educativo nacional.

El mundo ha cambiado. Si hace veintiséis (26) años nos hubieran dicho que al cabo de un cuarto de siglo la tercera parte de la humanidad se estaría comunicando intercambiando audio, video y textos mediante inmensas redes mundiales que conectarían centenares de millones de personas, que el conocimiento combinado de todo el mundo sería accesible desde un teléfono celular, que cualquier persona podría dar a conocer una idea, presentar un producto o expresar un pensamiento a miles de millones de personas al mismo tiempo; y lo más interesante: que el costo para hacerlo sería casi ninguno, nuestras reacción habría sido de incredulidad. Y resulta, que ahora todo eso es una realidad.

La revolución del internet, que con su poder distribuido y colaborativo ha empezado a derribar unos muros que parecían inexpugnables por todo el abanico social, ha desatado toda la furia sobre la comunidad académica. El impulso para este asalto nace del mundo académico y es alimentado por el mismo combustible que está revolucionando un ámbito tras otro: la lógica implacable de una revolución tecnológica multifacética; tal como de manera magistral lo plantea Jeremy Rifkin en su obra “La Sociedad del Costo Marginal Cero”, cuando nos dice: “que esta revolución tecnológica acerca los costes marginales a cero, allá donde no haya alguna vulnerabilidad que explotar”.

Y a estos cambios no puede permanecer al margen la educación. Ya en los países del primer mundo la están experimentando. Es así como la revolución del mundo académico nació en el año 2011, cuando Sebastián Thrun, un profesor de la universidad de Stanford, ofreció por internet el curso “gratuito” sobre inteligencia artificial (IA), similar al que impartía en la universidad. Puesto que en el curso de Thrun solían matricularse unos 200 estudiantes, Thrun calculó que solo se inscribirían unos miles en su curso por internet, pero recibió una grata sorpresa: cuando llegó el momento de impartirlo, se encontró con 160,000 alumnos de todo el mundo, los cuales se conectaron por medio de sus ordenadores; el aula más grande que se había congregado para un solo curso en toda la historia. El profesor Thrun confesó que se quedó atónito. Veintitrés mil (23,000) alumnos de los que se inscribieron, terminaron el curso y recibieron su diploma.

Aunque estaba muy complacido por haber podido enseñar en un aula virtual a más alumnos de los que podría llegar a tener en varias vidas dedicadas a la enseñanza, el profesor Thrun estaba muy consciente de lo irónico de aquella situación. Mientras los estudiantes que acudían al aula física en la universidad de Stanford pagaban 50,000 dólares para asistir a cursos “de primera” como los que él impartía, el coste de poner on line el mismo curso a disposición de cualquier otro estudiante del mundo era prácticamente nulo. Como un gran visionario que es Thrun, fundó una universidad en la red llamada Udacity con el objetivo de ofrecer una formación de primera calidad a todos los jóvenes del mundo; sobre todo a los de los países en vías de desarrollo carentes de recursos, y que de no ser por el Udacity, no tendrían la oportunidad de aprender a ese nivel.

Continua…

Otras del Comité Político
últimas Noticias

Noticias Relacionadas