Opinión

República Dominicana: Razones para el nombre

“Si los españoles tienen una monarquía y Francia la suya y si hasta los haitianos han constituido la república haitiana, por qué han de estar los dominicanos sometidos a Francia, a España y a los mismos haitianos, no mil veces no, no más dominación! ¡Viva la República Dominicana!”.

Juan Pablo Duarte, el fundador de nuestra patria fue un intelectual influido por las ideas de la ilustración; las mismas que inspiraron a los revolucionarios franceses.

El nombre de nuestra república tiene su origen en la determinación de nuestro padre fundador en crear una patria en la que reinara la Fraternidad, la Igualdad y la Libertad.

Para Duarte no era bastante propugnar por una forma de gobierno autónoma; quería que los valores y las ideas de esa naciente entidad fueran republicanos, por eso unió el destino del pueblo de Santo Domingo y sus habitantes (Los dominicanos), al nombrarla República Dominicana.

Con eso pretendía que la vida de la gente fuera guiada por la razón, la libertad y el ansia de progreso.

Pensó: si las gentes que habitan la patria se nominan dominicanos, todo lo que nazca aquí es dominicano y al nacer la patria; la nombró República Dominicana, unió la tradición, ansias y trayectoria de esa comunidad a un destino excelso, para ellos siguiendo la estela de los Galos, que cuando brotó La república, la nombraron República Francesa.

Una República, en anteposición a una monarquía; defiende la igualdad y reniega de los privilegios. En la República, contrario al absolutismo, los ciudadanos y las naciones mismas son dueños de su vida, sus bienes y su destino; tanto colectivo como individual.

He ahí las razones de un nombre, el empeño de un visionario revolucionario, en establecer y difundir un nuevo modo de pensar, una nueva forma de relacionar la sociedad, la gente y su destino. ¡Qué viva República Dominicana!

últimas Noticias
Noticias Relacionadas