Opinión

Poder político de la mujer contra reelección

A propósito de que el jueves pasado, 8 de marzo, se celebró el Día Internacional de la Mujer, recordé haber leído sobre un importante movimiento femenino en 1910 producido por varias agrupaciones de mujeres que en Méjico se unieron a Madero, “Las Hijas de Cuauhtémoc”, el “Club Femenino Antirreeleccionista”; exigieron además participación.

Un siglo después continúa haciendo el mismo esfuerzo para limitar la permanencia de un hombre en el poder. Lo interesante es que desde entonces se ha logrado una participación significativa de la mujer en la actividad política.

Dice las Naciones Unidas que la población mundial en 2017 es de 7,550 millones de seres humanos. Las mujeres son 3,645,600 millones; es decir, el 49.6% (con un poquito (0.5%) ganan en primera vuelta.

Los hombres son 3,704,400 millones; es decir, el 50.4% (conque algunas esposas y novias convenzan a un grupito, pierden en primera vuelta).

Para 2016 el porcentaje de mujeres, en países de ingreso alto 50.2; ingreso mediano 49.3%; ingreso mediano alto 49.6%; ingreso mediano bajo 49.4%; países de ingreso bajo 50.3%; países de ingreso mediano bajo 49.1% la mujer y 50.2% hombres. Países de alto ingreso. El país en ese año del 2016 un 50.2% (Banco Mundial).

En ese año la Dirección de Estadística estima la población dominicana en 5 millones 344 mil 515 mujeres (50.9%) y 5 millones 304 mil 276 hombres (49.81%.).

Ahora bien, si es por cantidad tienen un gran poder. Pero no sólo es un tema de cantidad. La Convención de la ONU del 18/12/79, sobre la eliminación de todas formas de discriminación contra la mujer, en el Artículo 3 dispone los Estados firmantes acuerdan tomar “en todas las esferas y en particular en las políticas, social, económica, cultural, todas las medidas apropiadas para asegurar el pleno desarrollo de la mujer, con el objetivo de garantizar el derecho y goce de los derechos humanos y las libertades fundamentales en igualdad de condiciones con el hombre”.

La “Cumbre Mujeres al Poder, celebrada en Atenas 1992, (Atenas, 1992), produjo la “Declaración de Atenas que reclama contra la infra-representación de las mujeres como un déficit de democracia y formuló el término “democracia paritaria”: “La igualdad formal e informal de mujeres y hombres es un derecho humano fundamental…”.

La Real Academia Española define paridad de esta manera:

1. f. Comparación de algo con otra cosa por ejemplo o símil.
2. f. Igualdad de las cosas entre sí.
3. f. Econ. Valor comparativo de una moneda con otra.

Otra definición similar es que “Dos cosas exactamente tienen el mismo valor y sentido, a través de una medida paritaria”.

Igualdad, paridad y equidad son categorías relacionadas. Igualdad es el derecho inherente al ser humano; paridad se aplica a falta de representación, en la actividad política y económica; y, la equidad es de uso en América Latina equivalente a igualdad en los derechos de oportunidades individuales e inclusión social.

En el proyecto de Ley de Partidos Políticos, a propuesta del PLD, se consignó que ninguno de los géneros sobrepase el 60% y no sea inferior a un 40% en las candidaturas.

El poder de la mujer necesita de su ejercicio del poder de las mismas mujeres. Tienen ahora la mejor ocasión poniendo un alto a la reelección.

Otras del Comité Político
últimas Noticias

Noticias Relacionadas