Opinión

¡Una decisión sin sentido!

Es de conocimiento de todos, que la Suprema Corte de Justicia decidió declarar como inconstitucional la celebración, por parte de los partidos políticos, de elecciones primarias, simultáneas y abiertas, ¿por qué deciden ahora aprobarlas los compañeros Senadores? Evidentemente, se pretende desconocer lo estipulado en el artículo 277 de la Constitución RD de 2010, el cual expresa lo siguiente: “Todas las decisiones judiciales que hayan adquirido la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada, especialmente las dictadas en ejercicio del control directo de la constitucionalidad por la Suprema Corte de Justicia, hasta el momento de la proclamación de la presente Constitución, no podrán ser examinadas por el Tribunal Constitucional”.

Introducir el modelo de primarias abiertas en el sistema político de la República Dominicana es improcedente en lo absoluto, es una decisión sin sentido, ya que la militancia partidaria posee un valor supremo, consignado en una sentencia del Tribunal Superior Electoral. Esta pretensión de despojar a los afiliados de los partidos de su derecho a escoger los candidatos entra en contradicción con la jurisprudencia existente en esa materia.

A nuestro juicio, las primarias abiertas son inviables desde el punto de vista legal, ya que deniegan el rol determinante y exclusivo que nos corresponde como militantes, el derecho inalienable a tomar las decisiones internas del partido por méritos propios. Aprobar que desde fuera sea que se decidan los candidatos del PLD, borraría de un plumazo a la membresía y todo el legado de nuestro maestro don Juan.

La democracia interna que debe primar en nuestra organización y en todos los partidos políticos de la República Dominicana, no deriva de una simple normativa o propuesta, es un mandato de la Constitución, cualquier apresto para imponer primarias abiertas como vía de elección de los candidatos a cargos electivos entra en clara contradicción con nuestra ley máxima, es por esto que amplios sectores de la sociedad se expresaron en las Redes Sociales con la etiqueta #GolpeDeEstadoACartaMagna.

Sobre la base de que la democracia interna en las entidades políticas responde a un principio estipulado en la Ley de Leyes, es imprescindible que las decisiones orgánicas sean tomadas solo por los miembros debidamente inscritos. Todas las situaciones que comprometen la personería de un partido político implican someterlas a los rigores de la democracia interna, es decir, que la decisión corresponde solo a los afiliados y afiliadas.

Las primarias abiertas violan la democracia interna y destruyen la configuración asociativa de los partidos, al despojarnos de nuestro derecho a decidir. Esta decisión de los 24 compañeros senadores, golpea al sistema democrático del país, ya que los partidos políticos, que son su sostén principal, quedarían solo como simples siglas, al perder la población el sentido de adhesión hacia las organizaciones. En nuestro caso, la escogencia de los candidatos a cargos electivos para las boletas presidencial, congresuales y municipales ha estado siempre cónsona con los Estatutos de nuestro Partido de la Liberación Dominicana.

Insisto, esta decisión sin sentido pondría seriamente en peligro la seguridad jurídica del país, el clima de negocios y el Estado Social y Democrático de Derecho consagrado como principio constitucional en el ordenamiento jurídico nacional. La imposición a los partidos políticos de un sistema de elecciones primarias abiertas y simultáneas, sería un acto de naturaleza inconstitucional y un atropello institucional que no se corresponde con el ejercicio político del PLD desde sus inicios en 1973.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas