Cultura

Avengers: Infinity War, genocidio y defensa del Status Quo

El masivo apoyo que recibe en las salas el nuevo producto de Marvel se debe más al deleite del espectáculo visual que a otros factores más analíticos. La carga a profundidad de la publicidad ha sido efectiva para convocar a la gente a ver un nutrido grupo de superhéroes batirse con un poderoso malvado por el destino de la Tierra y el Universo.

AVENGERS: INFINITY WAR es un “blockbuster” que en este momento hace las labores de tsunami, barriendo literalmente la competencia en una demostración del abrumador poder del “main stream”, para atraer a la gente con una versión titánica del cine-espectáculo. Sus recaudaciones del primer fin de semana le han hecho romper dos records, el doméstico de 258.2 millones de dólares, y el global con 640.9 millones.

Dirigido por los hermanos Anthony y Joe Russo, basado en el comic de Stan Lee, con el guion de Christopher Markus y Stephen McFeely, la película relata el enfrentamiento entre Los Vengadores -Avengers- y el poderoso Thanos, con los primeros tratando de derrotar a este último, y de no lograrlo, sería el fin de la Tierra y el Universo tal y como lo hemos conocido.

El extenso elenco está integrado por Robert Downey Jr., Chris Hemsworth, Mark Ruffalo, Chris Evans, Scarlet Johansson, Don Cheadle, Benedict Cumberbatch, Tom Holland, Chadwick Boseman, Zoe Saldana, Karen Gillian, Tom Hiddleston, Paul Bettany, Elizabeth Olsen, Idris Elba, Peter Dinklage, Gwineth Paltrow, Benicio Del Toro, Josh Brolin, William Hurt y otros más que personifican a héroes y villanos.

La película, en lectura inocente, sería una batalla entre buenos y malos, unos quieren destruir el mundo y otros salvarlo. Pero en un mundo del espectáculo atravesado por intereses geopolíticos, las lecturas inocentes son inexistentes, se atrae a las masas con la propaganda camuflada al servicio del poder, y si además, se inflan las cuentas bancarias, no se puede pedir más.

Thanos, los avengers y el universo

La estatura dramática del villano de la película es tan grande como su tamaño físico, y es que Thanos ha sido construido con unas motivaciones muy sólidas, expresadas en acciones y con unos diálogos que aportan tanto más que ellas. Los Vengadores-Avengers se crecen porque tienen un antagonista de gran peso argumental cuya solidez no será derrotada con armas o trucos baratos.

Las raíces del pensamiento del Titán loco son las mismas que las de cualquiera de los genocidas que hemos conocido. Y el convencimiento en ese pensamiento de la sobrepoblación humana o de los diferentes habitantes de la galaxia, es el mismo de Efraín Ríos Montt, Hitler o Pol Pot, porque se inspira en la supervivencia de los más fuertes.

Los usuarios exitosos del poder son los que hacen lo que sea para obtenerlo y no escatiman sacrificar ni siquiera a los seres más cercanos. De Herodes a Thanos existe una gran distancia temporal pero sus acciones tienen un pasmoso parecido. Tanto si eliminas a una persona o a millones, el principio es el mismo porque solo la fuerza, el desprecio por los valores humanos o por la vida, te han autorizado a proceder de esa forma.

Los Vengadores o Avengers que combaten a Thanos no son más que una federación de egos y buenas intenciones al servicio del status quo, aunque algunos de ellos lo hagan en defensa de la humanidad. Pero al final, su cercanía con los gobiernos y empresas que rigen el mundo es lo que prevalece, y así queda definido con claridad quienes se benefician de los triunfos de sus batallas.

La corporación Avengers ha contado en esta película con cuatro pilares en los cuales ha descansado su fuerza dramática y han sido quienes han liderado este pelotón en la retahíla de acciones desarrolladas. Estos son Thor, Dr. Strange, Tony Star-Iron Man, y en menor medida Hulk. Ellos han sostenido el esqueleto de la acción en contra de Thanos.

Introducir en una película tantos personajes es correr el riesgo de que algunos queden difuminados o su importancia disminuida, como efectivamente pasa con El Hombre Araña, Star-Lord, Trax, El Capitán América, Black Widow o T Challa-Black Panther. A su lado tenemos los personajes bisagra, porque aun sean de pequeño tamaño son relativamente importantes, como lo son Vision, Gamera y Scarlet Witch, pues su importancia simbólica es más grande que ellos.

Y al fin el fin, o no

Una de las luchas más interesantes es la de Bruce Banner y Hulk, con Bruce insistiendo y Hulk negándose a aparecer, con lo que se producen dos batallas a la vez, una exterior y otra interior entre el científico y el gigante verde. El choque de egos por el liderazgo es lo que hace que la de Tony Stark y el Dr. Strange sea una alianza un tanto tensa y no carente de desconfianzas.

La batalla directa que se desarrolló en una parte de la película entre Thanos y Los Vengadores-Avengers, sí estuvo llena del aliento épico que se supone debe estar imbuido un combate entre héroes y villanos de la categoría de los que participan en esta saga. En la sala podía verse a los espectadores emocionarse y hasta brincar en sus asientos ante la ferocidad de las acciones, y eso es lo que manda el librito.

Avengers: Infinity War enfrenta a los héroes y defensores del Status Quo como son Los Vengadores-Avengers al malvado Thanos, un genocida que pretende acabar con la mitad de los habitantes de la galaxia en nombre de la supervivencia de los más aptos. Los hermanos Anthony y Joe Russo han moldeado un filme que no desperdicia un instante de la ficción para recordarnos la realidad geopolítica del mundo en el que vivimos en la actualidad.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas