Opinión

Aprendiendo con Juan Bosch

Me siento muy entusiasmado de participar en un círculo de estudios con personas muy valiosas, del pensamiento social y político del profesor Juan Bosch.

Me convenzo cada vez más del carácter científico de las obras del destacado intelectual y de que es una fuente inagotable de conocimientos para comprender la condición de Ciencia y artes de la Política, como base para operar con acierto en los fenómenos referentes al Estado y a la sociedad.

En el último encuentro del círculo de estudios estuvimos analizando el capítulo XI, Un Intermedio Europeo, del libro “De Cristóbal Colón a Fidel Castro; El Caribe Frontera Imperial”. En ese capítulo hay lecciones permanentes de orientación estratégica, aplicación táctica y de principios de Políticas que debieran ser tomados como referencias en el ejercicio responsable de la Política.

El caso de Luis XIV

Luis XIV fue un actor muy influyente en el escenario europeo del siglo XVII. El Rey Sol, educado por Richeliu y Mazarino, destacó por su visión de largo plazo, la claridad de los objetivos y por la inteligencia en el uso del poder, acorde con el equilibrio que debía preservar.

El profesor Juan Bosch con su profunda formación intelectual y capacidad de comunicación explica lo siguiente: “….En política exterior, Francia siguió durante todo el siglo XVII un plan coherente que consistía en romper la alianza de España con el imperio Austro-Alemán, conquistar Flandes y el Franco-Condado y evitar que Inglaterra se convirtiera en el poder determinante de Europa, para realizar esa política, Francia apoyaba a Holanda cuando Holanda estaba bajo presión de España, atacaba a Holanda si esta se aliaba a un enemigo de Francia; debilitaba a España lanzándose sobre territorios españoles de Italia o alentando a Catalanes y portugueses en sublevaciones contra España, pero nunca llegaba al límite de destruir completamente al poderío Español en Europa y América, pues prefería la existencia de ese poderío Español a la existencia de un poder inconstratable de Inglaterra… Luis XIV heredero de la sabiduría política de Richeliu y Mazarino merece el título de Rey Sol que le dieron sus cortesanos”. (Pag. 329)

Otra lección significativa que nos aporta este capítulo es la actitud firme que asumen los líderes con los intereses y expectativas de sus pueblos.

El caso de Guillermo de Orange

El brillante profesor nos señala: “La presencia de Guillermo de Orange al frente de los defensores de Holanda hizo efecto en el Rey de Inglaterra que, al fin y al cabo, era su tío; mucho más porque Carlos II había ido a la guerra precisamente contra los enemigos de Guillermo que gobernaban en Holanda en 1672, y esos enemigos de Guillermo que habían sido atacados por el pueblo de Amsterdam a los gritos de: “vivan Guillermo de Orange y Carlos II”.

En vista de esa nueva situación Carlos II le propuso a Luis XIV que cada uno tomara una parte de Holanda y que dejaran una tercera parte que Guillermo de Orange gobernara como soberano con potestad de Rey.

Cuando el joven Guillermo conoció la propuesta respondió diciendo que prefería el título de Estatúder que le había dado el pueblo Holandés al de Rey de una parte de Holanda, y que él se sentía más comprometido con sus conciudadanos que con su interés personal como estatúder de Holanda y como Guillermo de Inglaterra después Guillermo de Orange fue un hombre clave de la política de Europa y sobre todo en la lucha contra Luis XIV, y por eso mismo es una figura importante en el trasfondo de los acontecimientos del Caribe” (pag. 339).

Una veta inagotable de aprendizaje lo representa la situación en España con la guerra de sucesión de Carlos II el hechizado con la conducta asumida por Felipe V como respuesta a la propuesta de su abuelo Luis XIV de que renunciará al trono de España y el error inoportuno de los Ingleses y Franceses.

Los ingleses y los Franceses ante la negativa de renunciar del Rey de España presionaron a Luis XIV que le declarara la guerra. El profesor Bosch se refiere a ese episodio de la manera siguiente: “El viejo Rey Sol se llenó de indignación y decidió combatir en forma desesperada. A él que además de Rey poderoso había sido siempre el jefe de un clan real, no se le podía afrentar pidiéndole que lanzara sus ejércitos contra uno de sus nietos. A menudo cuando se trata de problemas políticos, el error tiene una importancia mayor o menor según el momento en que se comete”.

En el círculo de estudios del pensamiento político y social del profesor Juan Bosch nos sentimos impresionados por la brillantez de su análisis y lo mucho de actualidad que mantienen.

Concluyo destacando los aspectos de racionalidad, desapasionamiento, oportunidad, compromiso y sentido común que se deben observar en el ejercicio político. #AprendiendoconJuanBosch

Otras del Comité Político
últimas Noticias
Noticias Relacionadas