Opinión

Reflexiones sobre hechos agradables y desagradables

Acontecimientos agradables y desagradables se produjeron en la R. Dominicana (RD) en el transcurso de la pasada semana, los cuales ameritan reflexiones que permitan consolidar los primeros y superar los hechos desagradables para mejorar la convivencia pacífica y cívica del pueblo dominicano. Veamos:

Resultó desagradable para la democracia y el sistema de partido en la RD el tranque que se produjo en el Congreso Nacional en torno al conocimiento del proyecto de Ley de Partidos Políticos.

Desde hace más de una década se está zarandeando ese importante proyecto. Las bizantinas discusiones sobre primarias cerradas o abiertas se ubican como la principal causa que obstaculiza el necesario consenso para su definitiva aprobación y posibilidad de ejecución para las elecciones del 2020.

Esta situación es más desagradable cuando se visualizan las diferencias entre los líderes y legisladores del PLD como los principales responsables del absurdo tranque.

Por lo tanto, urge que la madurez y racionalidad política, así como la vocación de poder y reflexiones del liderazgo peledeísta se manifiesten una vez más para encontrar “el bajadero político” para que, antes de concluir la presente legislatura, se apruebe y promulgue la Ley de Partidos Políticos.

Agradable fue el acto mediante el cual el gobierno inició los trabajos para la construcción de la Terminal Interurbana Cibao en Los Alcarrizos, lo cual reducirá los odiosos tapones y contribuirá a mejorar el transporte de pasajeros, así como el compromiso del Presidente Medina de construir, antes del 2020, el segundo teleférico para servicios de los habitantes de esa popular comunidad.

De acuerdo con los detalles de la información, este segundo teleférico se extenderá desde el kilómetro 9 de la autopista Duarte, en la estación del Metro María Montez, hasta Los Alcarrizos y la prolongación de la Av. 27 de Febrero con Manuguayabo, conectándose con el Distrito Nacional y varias comunidades de Santo Domingo Oeste, con una extensión de once kilómetros.

Ambas ejecutorias tendrán un positivo impacto económico, social y cultural, que produjo alborozos y alegrías de los pobladores de la provincia Santo Domingo y del Distrito Nacional que contagiaron a todo el país, razón por la cual se considera uno de los hechos más agradables de la pasada semana en la RD.

Un hecho muy desagradable fue el feminicidio de 6 mujeres por parte de sus parejas o ex parejas endemoniadas que se produjeron en tres días consecutivos en cuatro diferentes comunidades.

Triste y traumática orfandad para 12 niños y adolescentes, dolor y luto para varias familias y congoja inconsolable para el pueblo es la secuela psico-social de tan lamentables feminicidios, ante los cuales es justo y necesario inducir a una reflexión general en la familia y la sociedad dominicanas para colocarle un fuerte tabique a esa desagradabilísima estadística.

Un indiscutible acontecimiento agradable e histórico fue la elección de la RD como miembro del Consejo de Seguridad de la ONU, para el bienio 2019-2020, con el apoyo de 184 países que reconocen calidad y condiciones apropiadas a nuestro país para tan importante representación de la comunidad internacional en dicho organismo.

Además de nuestras felicitaciones al gobierno del Presidente Medina por este importante logro diplomático, exhortamos a reflexionar para que esta merecida participación de la RD en el Consejo de Seguridad sirva para aportar soluciones a los conflictos que amenazan el sosiego mundial, incentivar la protección al medioambiente y contribuir con la cultura de la paz tan necesarios para la preservación del planeta y hacer un mundo más vivible para las presentes y futuras generaciones.

Finalmente, resultaron muy desagradables las pachotadas y amenazas del ex presidente Mejía contra el ex presidente Fernández. Fue un acontecimiento impropio de líderes políticos que respeten su investidura, con lo cual se auto-descalifican y se convierten en ejemplos negativos ante los jóvenes que tienen interés en participar en las actividades políticas.

El ex presidente Mejía y su equipo deben reflexionar para tomar más en serio el accionar político, superar la chabacanería y abrevar en la sabiduría popular cuando aconseja que: “Somos esclavos de lo que decimos y amo de lo que callamos” y que “por la boca, muere el pez”.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas