Hablan los hechos

La globalización: ¿Un nuevo orden mundial?

Los avances de la globalización y la construcción de un orden mundial se apreciaron a partir de 1945 cuando surgieron dos potencias hegemónicas como fueron los casos de Estados Unidos y la Unión Soviética.

En adición, en 1947 se inició la guerra fría que dividió al mundo en tres bloques como fueron el capitalista, orientado al mercado, el comunista, sustentado en la planificación central y un tercer bloque de las naciones no alineadas, denominado el tercer mundo.

Durante el largo periodo 1947-1973, el sistema capitalista y el comunista alcanzaron altas tasas de crecimiento económico, lo cual puede calificarse como la época de mayor esplendor para ambos sistemas.

En virtud de que hubo una interrupción del comercio internacional durante la Segunda Guerra Mundial, el cual perjudicó a unas naciones en beneficio de otras y en ese proceso el tercer mundo permaneció en el atraso económico.

Durante el periodo 1945-1973 hubo serias perturbaciones de los mercados internacionales, lo que obligó a impulsar la creación de un marco estable para las relaciones económicas internacionales, con el surgimiento de los organismos multilaterales como el Banco Internacional para la Reconstrucción y el Desarrollo, luego Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y el GATT, luego OMC.

En ese contexto, los países latinoamericanos se encontraron con una protección exterior natural causada por la guerra, lo que impulsó a los gobiernos de la región a promover la industrialización y en el cual el crecimiento industrial superó al agrario en casi todos los países latinoamericanos.

Por tales razones se observa que durante la postguerra en Latinoamérica, se generalizaron las estrategias industrialización por sustitución de importaciones.

Hay que resaltar que el modelo de industrialización por sustitución de importaciones fue deficiente, lo que se puede apreciara entre 1946 y 1973, se deterioraron los términos reales de intercambio de Latinoamérica.

En tal sentido, las políticas de sustitución de importaciones restaron fuerza al sector exportador, deteriorando sus balanzas de pagos, en tanto, las políticas macroeconómicas crearon inestabilidad monetaria e inflación en todos los países de la región.

Las anteriores consideraciones conducen a la conclusión de que los cambios en la política económica supusieron una rectificación de las erróneas políticas practicadas en el período de entreguerras.

Pero resulta que la efectividad de las nuevas políticas económicas se manifestó en la rápida recuperación del comercio internacional tras la Segunda Guerra Mundial.

El proceso de globalización ha transformado al mundo de una manera contundente en lo económico, político, cultural y social, de tal suerte que a partir de este se ha construido un nuevo orden económico mundial dinámico.

En un ámbito más global, el atraso tecnológico de Europa ofrecía un amplio potencial de crecimiento de la productividad y el crecimiento económico de la zona fue posible por la mejora de la eficiencia productiva, donde el aumento de la tasa de inversión fue un factor decisivo del crecimiento del PIB.

Durante el periodo 1945-1973 hubo serias perturbaciones de los mercados internacionales, lo que obligó a impulsar la creación de un marco estable para las relaciones económicas internacionales, con el surgimiento de los organismos multilaterales como el Banco Internacional para la Reconstrucción y el Desarrollo, luego Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y el GATT, luego OMC.

La presencia de estos organismos multilateral en la práctica aceleró lo que se conoce como globalización que se caracteriza por ser un proceso económico, tecnológico, social y cultural a gran escala.

Hay que poner de relieve que durante el periodo 1973-2007, no hubo recesiones globales ni procesos inflacionistas generales en las economías desarrolladas, lo que se puede calificar como la era de la gran moderación.

Esto implica que se asiste a la impresionante y creciente comunicación e interdependencia entre los distintos países del mundo unificando sus mercados, sociedades y culturas, a través de una serie de transformaciones sociales, económicas y políticas que les dan un carácter global, acompañado de la libertad de circulación de capitales.

El proceso de globalización ha transformado al mundo de una manera contundente en lo económico, político, cultural y social, de tal suerte que a partir de este se ha construido un nuevo orden económico mundial dinámico. Es así como entre 1946-1973, el PIB per cápita, por ejemplo, en la región latinoamericana creció al 5,3% cuyo crecimiento del PIB absorbió el fuerte crecimiento demográfico de Latinoamérica, el cual fue relativamente estable.

Hay que poner de relieve que durante el periodo 1973-2007, no hubo recesiones globales ni procesos inflacionistas generales en las economías desarrolladas, lo que se puede calificar como la era de la gran moderación. Sin embargo, desde comienzos del siglo XXI volvió la crisis sistémica del capitalismo, el cual fue gestado en 2007, el cual generó una profunda recesión económica mundial.

El nuevo orden mundial está sustentada en esa globalización sustentada en los cambios de las innovaciones tecnológicas sistemáticas cuya mayor contundencia desde los 1990 con las TICs de manera generalizada a las empresas y los hogares.

El nuevo orden mundial está sustentada en esa globalización sustentada en los cambios de las innovaciones tecnológicas sistemáticas cuya mayor contundencia desde los 1990 con las TICs de manera generalizada a las empresas y los hogares. Por igual, están la organización de las oficinas cambió radicalmente, la introducción de las redes internas de los computadores personales, la presencia de las redes sociales y el creciente uso del correo electrónico y el acceso a Internet.

Con la automatización de los procesos de fabricación también se transformó el sistema de trabajo en las fábricas. En esa dirección se pondera el uso de la robótica industrial y los sistemas de control automáticos que han transformado los sistema de producción en las fábricas, lo que significa que las TIC han sido determinantes de la actual ola de globalización, la cual ha creado un nuevo orden mundial.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas