Opinión

¡Mayo: ¡Un Mes Histórico!

El quinto mes del año, es mayo, y desde hace poco tiempo, es uno de los tres meses más importantes en la historia del pueblo dominicano. Fue el 4 de mayo de 1965, frente al Baluarte “Del Conde» se juramentó en presencia de un público masivo como Presidente Constitucional de la República en Armas el Coronel Francisco A. Caamaño Deñó, quien entraba por las puertas de la proceridad. El Coronel Caamaño Deño había sido presentado, desde Puerto Rico, por el Profesor Juan Bosch, Ex Presidente Constitucional de la República, derrocado el 25 deseptiembre de 1963 por un golpe militar auspiciado por el gobierno de los Estados Unidos de América, la alta jerarquía de la Iglesia Católica y el sector más reaccionario de la oligarquía financiera del país. Hacía una semana desde el 28 del mes de abril, que las tropas de infantería estadounidenses, cumpliendo órdenes del presidente Lyndon Johnson habían desembarcado en territorio dominicano.

Esa decisión abusiva, perversa y humillante fue el motivo para convertir la acción iniciada el 24 de abril llamado Movimiento Militar Constitucionalista, en una resistencia patriótica en defensa de la soberanía. Ese movimiento tenía como objetivo, restaurar en la presidencia del gobierno al profesor Juan Bosch. Lo que sucedió a partir de ese momento, fue la demostración, valiente, digna, admirable, de nuestro pueblo de enfrentar bajo el mando de militares dominicanos la grosera intervención de las tropas estadounidenses, avalada por la nauseabunda organización de Estados Americanos, conocida como OEA. Apenas quince días después el 19 de mayo de ese año, morirían en el asalto al Palacio Nacional, Rafael Fernández Domínguez, Juan Miguel Román, Euclides Morillo e Ilio Capocci, italiano, y herido Norge Botello, en una acción que el autor de esta columna, no estuvo de acuerdo, porque el objetivo político de ella no tenía importancia. ¡Valientes patriotas, heroicos, viven en el recuerdo de nuestro pueblo, y vivirán eternamente!

La otra fecha de importancia histórica, no solamente de nuestro país, sino también en toda la historia de hispanoamérica, fue el 30 de mayo de 1961 en la autopista Francisco del Rosario Sánchez, en la que murió ajusticiado Rafael Trujillo Molina, que por un largo período de treinta y un años, había gobernado la República

Dominicana. Trujillo, fue un hombre a quien el destino deparo la oportunidad de gobernar a nuestro pueblo. Ejerció su autoridad a sangre y fuego hasta ese día en que perdió la vida a manos de un grupo de valientes que son héroes inolvidables de la historia contemporánea. Sus condiciones políticas, le permitieron ejercer el mando imponiendo un régimen eficiente, organizador, constructor, agresivo e intolerante, con imborrables matices asesinos como expresión de su avasallante personalidad. Transformó radicalmente la Nación, en el orden económico, social y político, incorporándola institucional y definitivamente al siglo XX.

El pueblo dominicano ha sido desde su génesis, el único pueblo que ha combatido en su territorio contra los ejércitos de España, Inglaterra, aventureros franceses, de tropas francesas en la Batalla de Palo Hincado, contra los haitianos tras doce años después de nuestra fundación como república independiente y soberana; contra los españoles otra vez cuando la Restauración de la República el 16 de agosto de 1863, y contra las tropas estadounidenses a partir del 28 de abril de 1965. «Pueblo, Legendario Veterano de la Historia y David del Caribe».

Otras del Comité Político
últimas Noticias
Noticias Relacionadas